El perico de la reina Alexandra: ¿por qué fue nombrado así?

17 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Considerado por muchos como uno de los pájaros de colores y proporciones más exquisitos de todas las aves, a esta ave australiana se la ha considerado como la más apropiada para llevar el nombre de esta ilustre dama

El perico de la reina Alexandra es otro loro nativo de Australia de extraordinarios colores pastel suaves. Su plumaje es principalmente verde con una garganta rosada, corona y grupa azulada y hombros de color verde brillante. Se cree que el loro princesa es uno de los loros más amorosos del mundo.

La primera descripción del perico de la reina Alexandra

Esta fue la tarea del naturalista y ornitólogo inglés, John Gould. En 1838 el matrimonio Gould embarcó hacia Australia con el propósito de estudiar las aves del país y ser los primeros en publicar un libro sobre el tema.

El resultado del viaje fue la obra Los pájaros de Australia (1840–1848). El libro incluía 600 láminas en siete volúmenes y 328 especies que, para ese momento, eran nuevas para la ciencia. A lo largo de los años, el ornitólogo procedió a bautizar las nuevas especies, como es el caso del perico de la reina Alexandra.

En la actualidad la densidad poblacional de esta ave parece estar disminuyendo.

¿Quién fue la reina Alexandra?

La reina Alexandra, de soltera, era la princesa Alexandra de Dinamarca. A la edad de 16 años fue elegida como la futura esposa de Alberto Eduardo, príncipe de Gales, heredero de la reina Victoria.

La pareja real contrajo matrimonio el 10 de marzo de 1863. Años después, en 1901, el príncipe de Gales ascendió al trono como el rey Eduardo VII. Así, Alexandra se convirtió en la reina consorte del Reino Unido y los dominios británicos. También detentó el título de emperatriz de la India.

Se conoce que la reina Alexandra era extremadamente activa socialmente y amante de los animales. Continuamente, asistía a bailes, cenas, reuniones, se dedicaba a obras caritativas y visitaba hospitales y orfanatos. Llegó a recaudar fondos para importantes obras de beneficencia pública.

Así, la princesa Alexandra de Dinamarca llegó a ser muy querida y admirada en el Reino Unido. Tanto es así, que su estilo y modo de vestir fue imitado constantemente en su época.

Polytelis alexandrae en Australia

 ¿Cuán común son los nombres honoríficos en las aves?

Es bastante común designar una especie en honor a un personaje de la historia; es otra manera de inmortalizar su memoria. Entre las aves existen muchos ejemplos que podemos citar; en honor al naturalista estadounidense Thomas Horsfield, se nombraron un cuclillo bronceado y una alondra.

Así mismo, en memoria del artista e ilustrador australiano John Lewin se bautizaron una gallineta y un mielero. Otro caso es el de un pinzón y un petrel designados para honrar al ornitólogo John Gould.

En el caso que nos ocupa, la realeza, podemos decir que está también representada por el ave del paraíso de la reina Victoria y el periquito de la reina Alexandra.

También los políticos han sido incluidos en esta élite

Varios políticos y jefes de estado también están representados en la designación de especies de aves. Hasta ahora han recibido este honor Barack Obama, Indira Gandhi y Nelson Mandela.

Mucho antes que ellos, el señor Philip Gidley King, gobernador de Nueva Gales del Sur entre los años 1800 y 1806, inspiró el nombre King-Parrot o papagallo australiano.

Perico de la reina Alexandra en una roca

Datos curiosos del periquito de la reina Alexandra

Es llamativo que, a diferencia de otras especies de loros, el periquito de la reina Alexandra puede formar bandadas para atacar coordinadamente. Este comportamiento es conocido como acoso (mobbing) y se usa para detener a los depredadores. Durante este acoso, las aves se zambullen, graznan y hasta hacen caca en ese animal que consideran una amenaza.

No es de extrañar que posean una poderosa voz. Uno de sus rasgos notables es su llamada penetrante que puede cruzar grandes distancias. En espacios de interior, cuando deciden que requieren atención, pueden ser ensordecedores.

  • Smith, J. (2007). Gender, Royalty, and Sexuality in John Gould's Birds of Australia. Victorian Literature and Culture, 35(2), 569-587.
  • Collar, N. & Boesman, P. (2020). Princess Parrot (Polytelis alexandrae). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. (retrieved from https://www.hbw.com/node/54563 on 8 January 2020).