Pastor de los Cárpatos: todo sobre esta raza

El pastor de los Cárpatos es una raza endémica de Rumanía que comparte características con los mastines. Si quieres conocerla un poco mejor, este es tu sitio.
Pastor de los Cárpatos: todo sobre esta raza
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 18 octubre, 2022

El pastor de los Cárpatos es uno de los mejores perros pastores que existen en todo el mundo. No obstante, su bello porte, su carácter afable y su lealtad le han granjeado un lugar en los hogares, pues es una compañía muy agradable.

Ya que no es una raza muy conocida en la Europa occidental, aprovechamos esta oportunidad para presentarte al pastor de los Cárpatos un poco mejor. Endémico de los montes que le dan su nombre, su historia y características no pasarán desapercibidas.

Origen del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos o “carpatín” es una raza muy antigua originaria de los Cárpatos danubianos. Se considera que pudo haberse originado a partir de perros asiáticos, pero que los ejemplares primigenios habrían quedado aislados en su zona hasta la llegada de los romanos a Dacia en el Siglo II d.C.

Sin embargo, los primeros registros existentes sobre el nombre de esta raza datan del siglo XV, y desde entonces, el pastor de los Cárpatos ha sido utilizado como perro de pastoreo y como guardián. Además, como su propio nombre indica, es una raza endémica de la región del Cárpato-Danubio.

En 1934, el pastor de los Cárpatos se registró oficialmente como raza en Rumanía. Después de varias actualizaciones, en 2005 se publicó el primer estándar oficial por parte de la Federación Cinológica Internacional. Dicho de otro modo, a día de hoy es una raza reconocida e instaurada en todo el mundo.

Un pastor de los Cárpatos tumbado.

Características físicas

El pastor de los Cárpatos es un perro de gran tamaño que pertenece a la familia de los mastines. Cabe destacar que porta un marcado dimorfismo sexual, siendo los machos (más de 70 centímetros hasta la cruz) más grandes que las hembras, que se quedan en unos 67 centímetros. Su peso oscila ente los 35-50 kilogramos y su esperanza de vida ronda entre los 12-14 años.

Su cuerpo es robusto y de forma rectangular, con la cola caída. A pesar de compartir características con otros mastines, su cara es ligeramente triangular, dándole un aspecto más parecido al de un lobo. Tienen dos capas de pelo liso, especialmente preparado para los climas fríos de Rumanía.

Carácter y comportamiento

A pesar de su valentía y determinación a la hora de guardar rebaños y fincas, se trata de un perro afable e increíblemente fiel, que crea vínculos profundos con su humano. No es agresivo con su tutores ni con los otros animales que guarda.

Estos cánidos se adaptan bien a la vida en familia y con otros animales, pero pueden llegar a ser sobreprotectores y algo territoriales, por lo que requieren de una socialización y educación estrictas y basadas en el refuerzo positivo. Al ser perros de gran tamaño, se recomienda no acogerlos en casas pequeñas.

Cuidados del pastor de los Cárpatos

Es una raza robusta y que goza de buena salud, por lo que no tiene enfermedades congénitas específicas que acorten o dificulten su vida. Sus cuidados son los más básicos para cualquier perro, pero nunca viene de mal repasarlos:

  • Alimentación: se recomienda una dieta basada en pienso seco complementada con frutas y verduras ocasionales. El pienso debe ser de buena calidad y específico para perros grandes.
  • Ejercicio: es una raza bastante activa, por lo que necesita largos paseos, juegos o incluso acompañar al tutor a hacer deporte.
  • Cuidado del pelo: estos canes sueltan bastante pelaje, por lo que el cepillado diario ayudará a mantener su piel bien ventilada y tu casa con menos bolas de pelo rodantes.
  • Enriquecimiento: pasar tiempo con ellos y darles entretenimiento diario es una necesidad a la hora de que su carácter y energía permanezcan equilibrados. Estos perros son cariñosos, inteligentes y les encanta pasar tiempo con sus humanos.

Baño del pastor de los Cárpatos

Los baños no deben ser demasiado frecuentes, pues pueden dañar la piel y la calidad del pelaje. De todas formas, se recomienda una higienización con cierta periodicidad para buscar posibles infestaciones de parásitos externos (que con una desparasitación adecuada no deberían aparecer, pero nunca está de más).

El pelo del pastor de los Cárpatos es duro y está preparado para los cambios climáticos adversos, por lo que se recomienda que los baños se hagan en momentos cálidos del año o cuando se haya ensuciado mucho el animal. Es bueno aprovechar estos momentos para cepillarlo y eliminar todo el pelo muerto que tenga.

Adiestramiento de la raza

El adiestramiento se debe centrar en la socialización, pues los problemas que puede reportar este animal están relacionados con la territorialidad y la sobreprotección. Aunque no sea agresivo, una mala educación en este aspecto puede darle más de un susto al tutor.

Esta parte de la socialización se puede centrar en acostumbrarse a recibir visitas inesperadas, ver extraños por la calle e interaccionar con personas y animales desconocidos.

Al tratarse de una raza inteligente y activa, una solución beneficiosa para ambas conductas conflictivas es entrenar al cánido con actividades deportivas, como el agility. Cualquier juego de inteligencia lo mantendrá bien ocupado, pero si puedes combinar aprendizaje y ejercicio será mucho mejor.

Salud y enfermedades

El pastor de los Cárpatos se caracteriza por tener una salud sólida y muy estable, sin enfermedades asociadas. Los problemas que pueden aparecer están más ligados a su tamaño que a su selección genética. Veamos los 2 más importantes:

  • Displasia de cadera: es común observarla en perros grandes según van envejeciendo. Para evitar que desemboque en otras alteraciones asociadas (como la artrosis o la luxación patelar) es bueno revisar periódicamente este aspecto a través de chequeos veterinarios. La buena alimentación es un factor preventivo en su aparición.
  • Torsión gástrica: los perros grandes también son propensos a sufrir esta patología y se trata de una verdadera urgencia veterinaria, pues amenaza la vida del animal de forma inmediata. Para prevenirla, evita los atracones y ponle el comedero en un soporte para que esté elevado.

Como ves, esta raza es bastante especial. El pastor de los Cárpatos puede ser una compañía magnífica, pues su lealtad y cariño nunca pasan desapercibidos. Con unos buenos cuidados y atenciones, la que compartas con este can será una de las mejores épocas de tu vida.

Te podría interesar...
Cuidados de un cachorro rottweiler
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cuidados de un cachorro rottweiler

Los cuidados de un cachorro rottweiler deben comenzar desde el primer día. Solo de esta forma se conseguirá un perro sano y equilibrado.



  • Federación Cinológica Internacional (2015). Perro de pastor rumano de los Cárpatos “Carpatin”. Disponible en: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/350g01-es.pdf
  • Butisca, A. (s. f.). Carpathian Shepherd Dog. Carpathian Shepherd Dog. Recuperado 3 de agosto de 2021, de http://www.carpathiandog.info/
  • Rodríguez Estay, C. (2011). Estudio de la asociación en la presentación de displasia de cadera, displasia de codo e inestabilidad lumbo sacra en una población de perros de trabajo.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.