7 cosas que debes saber sobre los espolones de tu perro

Los espolones del perro son unas partes delicadas de sus extremidades que conviene conocer y saber cuidar. Aquí tienes toda la información que necesitas para ello.
7 cosas que debes saber sobre los espolones de tu perro
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 31 diciembre, 2021

Los espolones son una parte del cuerpo del perro sujeta a debate. ¿Deben extirparse? ¿Tienen sensibilidad? ¿Los portan todos los perros? Resulta curioso que un trozo tan pequeño de carne y hueso suscite tanta controversia.

Por esto mismo es necesario estar bien informado sobre las estructuras anatómicas que nos atañen, pues de lo contrario se corre el peligro de hacer caso a rumores infundados y cometer errores respecto a la salud del perro. En este artículo tienes todos los datos necesarios para poder tomar decisiones con fundamento respecto a este tema. No te lo pierdas.

7 cosas que debes saber sobre los espolones de tu perro

Es importante saber tanto qué es exactamente un espolón como la forma correcta de cuidarlo si es que el can de tu hogar lo presenta. A continuación tienes 7 datos útiles para cubrir ambas cuestiones y muchas más.

1. Los espolones son dígitos vestigiales del perro

Un espolón es un dedo que no llega a desarrollarse del todo, pues en algún momento de la evolución de la especie dejó de ser útil de la misma manera en la que lo era antiguamente. En general, estas estructuras crecen en un punto superior al de los demás dedos, que son sobre los que se apoya el can para caminar (son animales digitígrados).

El espolón a veces se conoce como “quinto dedo”, pero su funcionalidad es mucho menos obvia que la del resto de dígitos. Todavía no se puede afirmar si es un vestigio total.

El espolón de un perro sobre un fondo blanco.

2. No todos los perros tienen espolones

La mayoría de perros tienen espolones en las patas delanteras y algunos de ellos en las traseras. Otros no los desarrollan nunca y algunos canes los tienen dobles. Se trata de una característica heredada, de manera que se puede esperar que un can presente espolones si sus antepasados directos los tenían.

Algunas razas más propensas a desarrollar espolón en las 4 patas son el mastín, el San Bernardo y el perro de pastor vasco.

3. Tienen estructura ósea, muscular y uña

Un espolón tiene su hueso correspondiente, así como sus músculos y su uña, la cual crece igual que las demás. Es una zona del cuerpo irrigada y con sensibilidad, y por esto mismo se mantiene el debate de si es ético removerla con una operación o no. Aunque la intervención se suele realizar cuando el can es muy joven, no deja de suponer cierto riesgo por mínimo que sea.

4. Sí que tienen una función

Si bien todavía no está clara la función que tienen los espolones en los perros, sí es cierto que ayudan a estabilizar la postura cuando el animal corre sobre superficies resbaladizas. Al llegar a altas velocidades de carrera, el espolón llega al suelo y brinda algo de agarre. Además, también podría llegar a ser útil para la escalada y la manipulación de objetos.

No obstante, estas afirmaciones están aún por comprobar mediante un estudio científico.

5. Debes cortar la uña de vez en cuando

Al ser un dedo que no suele tocar ninguna superficie, la uña del espolón tiende a crecer más que las del resto de dedos, que se desgastan con el roce. En algunos perros, la uña crece hacia adentro y es capaz de clavarse en la almohadilla, por lo que conviene tenerla controlada.

6. ¿Se deben extirpar con cirugía?

Como se decía al principio, el espolón es una zona irrigada y con sensibilidad. Es por ello que muchas personas luchan por acabar con la práctica de mutilarlo mediante cirugía, pues no aporta nada al can, es una intervención dolorosa y tiene una recuperación lenta.

Las razones más comunes de remover los espolones del perro son estéticas, no por salud.

Por el momento, lo señalado como ideal es que solo se deben operar los espolones para extirparlos cuando supongan algún problema de salud. Algunos ejemplos de esto son desgarros, tumores o infecciones graves derivadas de lesiones.

7. Aunque tienen hueso, los espolones no están unidos a la articulación

En este detalle radica la debilidad de los espolones. Aunque tengan una función de estabilidad y tracción al correr, el animal no tiene capacidad para moverlos a voluntad. Esta característica también supone que es fácil que el espolón se desgarre con un tirón (si se queda enganchado a algo, por ejemplo).

Cómo recortar los espolones del perro

Ahora que ya conoces mejor esta pequeña parte del cuerpo de tu can, seguro que te preguntas cómo puedes hacer para mantenerla en buenas condiciones. Lo primero que debes saber es que necesitas el material adecuado:

  1. Alicates o tijeras especiales para cortar uñas de perro: no utilices material para humanos u otras herramientas.
  2. Torno para uñas: esta es otra opción que está cogiendo fama en los últimos tiempos, pues se trata de una lima que gira mediante un motor. Gracias a esto se puede recortar la uña poco a poco, sin arriesgarse a extirpar demasiado con una tijera.
  3. Polvos hemostáticos u otra alternativa para detener hemorragias.

Coloca al perro de costado y tranquilízalo hasta que esté quieto (conviene entrenarlo para esta postura). Separa el espolón de la pata y corta lo más atrás que puedas, siempre sin coger la parte del capilar que irriga la uña.

Si te pasas y cortas esta vena de forma accidental, harás daño al perro y la uña sangrará profusamente. No pierdas la calma: tranquiliza al animal y presiona la uña con una gasa impregnada de polvos hemostáticos hasta que termine la hemorragia. Si hay signos de infección o el can se muestra muy molesto  un tiempo después, acude al veterinario.

El espolón de un perro.

¿Imaginabas que un vestigio digital tan pequeño y sin función aparente concentrara tanta información? Los espolones del perro, a pesar de no ser más que un remanente de sus antepasados, han dado mucho que hablar en el mundo canino. Recuerda que, te parezcan feos o bonitos, forman parte de él y no debes extirpárselos salvo por recomendación del veterinario.

Te podría interesar...
Raquitismo en perros: síntomas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Raquitismo en perros: síntomas y tratamiento

El raquitismo en perros es una enfermedad que provoca diversas malformaciones en los huesos. Conoce más sobre ella aquí.



  • Park, K., Kang, J., Park, S., Ha, J., & Park, C. (2004). Linkage of the locus for canine dewclaw to chromosome 16. Genomics83(2), 216-224.
  • Mills, K. E., von Keyserlingk, M. A., & Niel, L. (2016). A review of medically unnecessary surgeries in dogs and cats. Journal of the American Veterinary Medical Association248(2), 162-171.