10 consejos para salir a correr con tu perro

10 consejos para salir a correr con tu perro

Si te has decidido a salir a correr con tu perro estos diez consejos te ayudarán a iniciarte en este sano y productivo hobby. Y es que si salir a correr es una actividad muy saludable para los humanos no es de extrañar, por tanto, que también sea saludable e incluso recomendable para los perros.

Nuestros compañeros de cuatro patas necesitan salir a la calle a socializar con otros perros y disfrutar del aire libre. Por ello, practicar ‘running’ con nuestras mascotas puede ser muy buena idea siempre que se haga con cabeza y se sigan unos cuantos consejos.

Sigue las indicaciones del veterinario

Lo ideal es que el veterinario certifique que la salud de nuestro perro es la óptima. Es decir, que se descarten enfermedades cardio vasculares, problemas articulares o cualquier otra complicación.

Perro corriendo con su dueño

Comprueba la normativa al respecto

Antes de salir a la calle comprueba la legislación de tu ciudad y si hay algún requisito o prohibición a tener en cuenta. Como ejemplo caben señalar los horarios de suelta de perros o las áreas en las que no están permitidos los animales, como en los parques infantiles de algunas localidades.

Calcula la ruta antes de salir a correr con tu perro

Hay que planificar bien el recorrido, sobre todo los primeros días que salgáis a correr. Los lugares desconocidos siempre despertarán la curiosidad de nuestro compañero peludo y, en algún caso, pueden generarle miedo.

Por lo tanto debes tener en cuenta la cantidad de vehículos que circulan por la zona, la adecuación del pavimento para no dañar las almohadillas de nuestro perro y si el recorrido dispone de buena iluminación.

Comprueba si hay algún peligro

Aunque no es muy común en la ciudad, en el momento en que abandonamos el asfalto entramos en el hábitat de un sinfín de criaturas, aunque la mayoría son inofensivas. Un ejemplo de estos riesgos lo supone la procesionaria del pino, muy peligrosa.

Hazte con una correa apropiada

Lo óptimo sería disponer de un lugar en el que salir a correr con tu perro suelto, pero sin ningún peligro para él y sin molestar a otros viandantes. Pero, como no siempre las condiciones son favorables, hay que asegurarse de tener una correa apropiada. Es fácil conseguirlas en tiendas de mascotas o en portales online como Amazon.

Ten en cuenta la temperatura

Los perros tienen mayores dificultades para regular su temperatura corporal que los humanos, especialmente cuando se trata de gestionar el calor. Debemos evitar las horas puntas y los meses de altas temperaturas o nos arriesgamos a que nuestro perro sufra un golpe de calor.

Controla la ingestión de alimento y bebida

De igual modo que nos ocurre a nosotros, no es bueno que nuestro perro haga ejercicio nada más comer o beber. También debemos controlar que tras el paseo no se empache de bebida ni comida.

 

Mujer corriendo con su perro

Los expertos recomiendan no administrar comida al menos una hora antes de la actividad física.

Planifica los entrenamientos

Sobre todo cuando os iniciéis en esta bonita actividad y, apenas hayáis salido a correr, deberéis planificar y sobre todo graduar los entrenamientos. De menos a más avanzando cada día en vuestros objetivos, pero sin obsesionaros. Para ello podéis contactar con un entrenador personal o bien consultar bibliografía adecuada.

No se puede salir un día a correr dos horas y no volver a hacerlo hasta que se pasen las agujetas y de nuevo correr dos horas. En la planificación reside el éxito.

Respeta a otros corredores y viandantes

La calle, el monte y el parque son de todos. Por ello, para que la carrera discurra con normalidad debemos ser conscientes de que compartimos las aceras con muchos de viandantes y no a todos les gustan los perros. Del mismo modo debemos tener cuidado de no arrollar a nadie, ni llevar la correa muy distendida porque podemos provocar caídas.

Disfrutad de la carrera

Quizás el consejo más importante. Hagas lo que hagas con tu mascota procura siempre que sea una actividad grata para los dos.

Fuente de la imagen principal: Constanza Figueroa

Te puede gustar