Golpes de calor en los perros: cómo prevenirlos

El verano llegó con todo a la península y con las altas temperaturas humanos y animales corremos el riesgo de sufrir algún problema de salud si no tomamos las precauciones necesarias. Hoy te contamos cómo prevenir los golpes de calor en los perros.

Precauciones que se deben tomar para evitar golpes de calor en los perros

A diferencia de las personas, los peludos concentran sus glándulas sudoríparas en las patas, aunque también “ventilan” por la boca, por medio del jadeo. Y si bien la naturaleza es sabia y estos puntos les resultan suficientes, los golpes de calor en los perros suelen darse, una vez más, por negligencia de sus propietarios.

Entonces, qué debes tener en cuenta para que tu mascota no padezca un golpe de calor:

  • Evita pasearlo en horas donde las temperaturas son más elevadas. De ser posible, sácalo a la mañana temprano o cuando cae el sol.
  • No lo expongas a una sesión extensa de ejercicios.
  • Mantén hidratado al peludo. Pon siempre a su disposición agua limpia y fresca. Y lleva una botella y un bebedero para que beba mientras pasea o juega en el exterior.
  • Por ninguna razón lo dejes dentro del coche solo y con las ventanillas cerradas. Es que la temperatura dentro del vehículo se eleva considerablemente en poco tiempo aunque esté estacionado a la sombra.
  • Tampoco lo dejes encerrado en cuartos pequeños o en jaulas y sin la adecuada ventilación.
  • Si tu mascota tiene normalmente acceso a un patio, balcón o terraza, asegúrate de que tenga asegurado lugares con sombra y un bebedero siempre a disposición.

Conoce las precauciones que se deben tomar para evitar golpes de calor en los perros ante las altas temperaturas veraniegas.

¿Hay canes más propensos a sufrir un golpe de calor?

También debes tener en cuenta que hay canes más susceptibles a padecer un golpe de calor. Nos estamos refiriendo a los animales de pelo corto.

Un pelaje largo preserva más al animal de la altas temperaturas. Pero si no es el caso de tu amigo de cuatro patas, extrema los cuidados para tratar de impedir que sufra este mal trago.

Además, suelen correr más riesgo:

  • Los peludos braquicéfalos (los de morro chato como el Carlino, el Boxer o el Bulldog).
  • Las mascotas con problemas de obesidad.
  • Los perros senior, sobre todo los que presentan problemas respiratorios.
  • Los cachorros.

Señales de que las altas temperaturas le están jugando una mala pasada a tu mascota

Pero a todo esto, ¿cómo haces para darte cuenta de que tu peludito esta sufriendo un golpe de calor?

Presta atención a las siguientes señales:

  • El animal se detiene constantemente en sitios con sombras y no quiere continuar el paseo.
  • En casos más graves puede que ande con la cabeza gacha, sin prestar atención a su entorno y sin lograr caminar en línea recta.
  • Jadeos fuertes y rápidos.
  • Almohadillas de las patas muy húmedas.
  • Hemorragias en la piel, las mucosas, las encías y las heces si el cuadro se presenta muy complicado.

Qué hacer si tu perro tiene un golpe de calor

Si sospechas que tu peludo está padeciendo este trastorno, debes intentar disminuir de forma gradual su temperatura con toallas húmedas, que no lo cubran completamente, y con pulverizadores de agua.

Autor: Scott Horvath

Además, tienes que ubicar a tu mascota en el lugar más fresco que puedas e intentar que beba agua. Sin embargo, no lo obligues a hacerlo si no la puede tomar por su cuenta.

Los signos del golpe de calor en los canes deberían desaparecer cuando la temperatura vuelve a la normalidad perruna ( 39 grados centígrados).

Si la situación no mejora, llévalo urgente al veterinario. Es que en casos más graves, el peludo podría necesitar una rehidratación por vía intravenosa.

Ten muy presente que el golpe de calor en los perros puede provocar un fallo multisistémico, como un colapso en el riñón o hemorragias internas. De más está decir que, en estas circunstancias, la vida del animalito corre serio peligro si no es atendido en tiempo y forma.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar