Urgencias para animales callejeros en Bogotá

Los animales callejeros en Bogotá ya tienen su servicio de urgencias propio. El proyecto se puso en marcha en el año 2015. Este tiene como finalidad la atención integral gratuita de caninos y felinos que estén en una situación cercana a la muerte o necesiten un tratamiento inmediato.

De esta forma, los animales callejeros que precisen una atención urgente en Bogotá, contarán con ella. Se contempla adecuar lugares específicos para que los gatos y perros sin hogar puedan ser atendidos. El objetivo es que no haya animales en la calle y que los que estén tengan cuidados mínimos.

El maltrato, la causa más común entre los animales callejeros

Lamentablemente, el maltrato por parte de las personas aún sigue siendo muy elevado. Los animales muchas veces ingresan tras ser abusados sexualmente y con enfermedades infectocontagiosas que jamás fueron controladas por la falta de interés de la sociedad.

Normalmente los perros y gatos poseen problemas de conducta, producto del miedo de volver a ser heridos. En estos supuestos, la tarea de los equipos de recuperación es que los animales vuelvan a tener confianza hacia los humanos y puedan ser dados en adopción.

Servicios oficiales para animales callejeros

Para poner en marcha los protocolos de actuación, cualquier residente de la ciudad que observe a un animal en grave estado de salud puede comunicarlo a una línea única de teléfono de emergencias. Ha de notificar la afección y ubicación del animal para que se determine si la atención debe hacerla el Grupo Especializado en Búsqueda y Rescate de Animales en Emergencias o la Policía Ambiental y Ecológica.

Entre las actuaciones que se llevan a cabo por la Oficina de Protección y Bienestar Animal de la Secretaría de Ambiente están las consultas médicas, hospitalizaciones, una unidad de cuidados intensivos, tratamientos médicos, cirugías especializadas, y un laboratorio clínico veterinario.

Una primera fase en los primeros meses sirvió para que se atendieran a un número aproximado de cien animales en la calle. La mayoría de ellos eran mascotas que no tenían dueño. Otros fueron accidentados en las calles a causa de golpes de vehículos etc. También se daba el caso de maltratos físicos, enfermedades de contagio a otros animales, etc.

El objetivo, la adopción

Cuando ya termina la fase de atención a los animales, y se ha conseguido su total recuperación, se les vincula a protocolos y proyectos que persiguen la adopción. Más de 80 mascotas que fueron atendidas por Urgencias Veterinarias ya salieron de sus tratamientos con éxito. Hoy en día forman parte de un hogar.

El problema de los animales callejeros

El número de animales callejeros en todo el mundo es una situación muy frecuente en la mayoría de los países del mundo. Este hecho origina un verdadero problema social al que tienen que enfrentarse los activistas de los derechos de los animales.

El origen del problema está en la irresponsabilidad de los dueños. Ellos permiten la reproducción indiscriminada de sus mascotas. Los animales son las víctimas finales de esta auténtica tragedia. La solución debe venir de una adecuada concienciación de los propietarios de animales, pero también de la prohibición de la comercialización de animales. Las autoridades deben involucrarse más.

Latinoamérica

En los países de América Latina hay una gran falta de información respecto a lo que realmente significa hacerse responsable de un animal de compañía. Aunque hay excepciones, en estos países los animales son considerados objetos descartables que a la larga sufrirán abusos de personas indiferentes y crueles.

Este tipo de abusos no siempre es claro. Par muchas personas, tener su perro atado siempre en su casa y alimentarlo con todo tipo de desperdicios no supone un abuso. Es un problema de educación y de consideración hacia los animales que se tienen como mascotas.

Las soluciones

La solución para los animales callejeros no siempre es abrir más albergues. Este tipo de establecimientos puede ser una solución temporal. Pero a la larga, en realidad solo sirve para constituir una salida fácil para dueños irresponsables que abandonarán a sus animales en estos lugares.

La eutanasia tampoco es la solución para el problema de la sobrepoblación de animales domésticos. Se trata de una salida fácil que incita algunas personas a negar esta cruel realidad.

Una buena solución es adoptar a un animal callejero en lugar de comprar uno en criaderos o tiendas de animales.

Guardar