Croquetas anticonceptivas para perros callejeros

La superpoblación canina es un problema en muchas ciudades del mundo. Las campañas de esterilización no son suficientes y cada vez hay más perros callejeros. En este artículo te contamos sobre un invento más que interesante: croquetas anticonceptivas. Está siendo toda una revolución en el sector veterinario.

Croquetas anticonceptivas: una idea fenomenal

premio perro

Los perros callejeros en México (se estima que sólo en ese país hay 23 millones) fue el punto de partida para idear un método anticonceptivo eficaz, económico y fácil de aplicar en los animales. La Asociación de Médicos Veterinarios locales aseguran además que la población canina sin hogar aumenta un 20% cada año. Lamentablemente, el 70% de ellos han sido abandonados por sus dueños.

Para solucionar al menos en parte este problema, una estudiante de doctorado de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de México (UNAM), Sheila Irais Peña, está trabajando en las llamadas “croquetas anticonceptivas”, naturales y no invasivas.

La joven explicó que el objetivo de estos alimentos con hormonas sexuales (progestinas para hembras y andrógenos para machos) es inhibir los “celos” de las perras, que pueden llegar a dos por año.

El laboratorio creó este fármaco con el fin de controlar la reproducción de los perros callejeros. Buscaban reducir la cantidad de animales que viven al intemperie en las ciudades. Piensa en todo lo que ello implica (por ejemplo, toneladas diarias de desechos, bolsas de basura rotas, peleas, accidentes de tráfico, etc).

Sin duda, estas croquetas anticonceptivas son un excelente reemplazo para los actuales métodos de esterilización. Mejora sistemas como la intervención quirúrgica, que es muy costosa y sobre todo invasiva.

Vacunas anticonceptivas para perros

De las croquetas de México pasamos a las vacunas creadas en Chile para el mismo fin. En este caso, Leonardo Saenz es un médico veterinario que desde 2009 investigó y realizó pruebas para desarrollar una inyección que evite la reproducción de los perros callejeros (o de las mascotas que viven en una casa).

A diferencia de los tratamientos quirúrgicos, químicos o mecánicos, que incluyen anestesia y alteraciones hormonales y pueden ser perjudiciales para la salud del animal, esta vacuna inventada por el Profesor de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile es menos invasiva y promete evitar efectos secundarios.

El fármaco está compuesto por una proteína que estimula el cuerpo canino. Así se logra que produzcan anticuerpos, los cuales se adhieren a la hormona encargada de activar el ciclo reproductivo. De esta manera evitan que comience el proceso.

El médico afirma que la vacuna es una “inmunocastración”, similar a una esterilización química pero sin la operación. Entre los principales beneficios de este invento está el hecho de ser fácilmente aplicable. Además, se puede emplear tanto en machos como en hembras. El efecto dura aproximadamente un año. Pasado ese tiempo la condición es reversible (es decir que el animal puede procrear sin problemas).

La buena noticia entonces es que esta vacuna anticonceptiva para perros se puede usar tanto en caninos callejeros como en aquellos que tienen un hogar. La esterilización por cirugía es irreversible, por lo que si los dueños cambian de opinión y quieren que su mascota tenga crías, sería demasiado tarde. Eso no sucede con la inyección. Solo bloquea la fertilidad por un determinado lapso y no conlleva a alteraciones físicas en los animales.

Excelentes alternativas

perro-aprende-a-cruzar-la-calle

Tanto las croquetas como la vacuna son alternativas menos invasivas para reducir un problema mundial como el de la superpoblación canina. A diferencia de la ligadura de trompas, la ovoriohisterectomía, la esterilización laparoscópica (en hembras), la orquiectomía o la vasectomia (en machos), estos métodos sirven durante un tiempo y son totalmente reversibles.

En el caso de los animales callejeros deberá haber un control más exhaustivo para determinar qué ejemplares han sido vacunados o alimentados con cada anticonceptivo. Para los perros en casa es una excelente idea, ya que muchos dueños desean que al menos una vez su mascota tenga crías.