Señales de enfermedades cardíacas en los perros

Mariela Ibarra Piedrahita · 25 junio, 2015

Cuidar la salud de tu mascota es fundamental para poder garantizarle una calidad de vida apropiada, por lo tanto aprender a detectar diferentes patologías desde casa será vital en este caso.

Te enseñamos algunas señales de enfermedades cardíacas en los perros, para que aprendas cuales son los síntomas a los que debes prestarle atención.

Los problemas cardíacos son una de las principales causas de muerte de mascotas, y lo que hace tan fatales esta clase de problemas es que en general no se detectan a tiempo, por lo tanto, para el momento en que se dan las señales evidentes de enfermedad, esta ha avanzado demasiado.

Lo que dificulta su detección es que los síntomas iniciales no suelen presentarse como síntomas de alarma, por lo tanto cuesta mucho identificarlos de otra clase de patologías.

Sin embargo, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta:

Diferencias entre perros grandes y pequeños

Algo que muchos cuidadores de mascotas ignoran es que el tamaño del perro tiene una gran incidencia en la aparición de afecciones cardíacas.

Por ejemplo, los perros más pequeños los que tienden a desarrollar daños o deformaciones en las válvulas del corazón, mientras que en los perros grandes el problema es poder bombear la suficiente cantidad de sangre a todo el cuerpo del can.

En el caso de los perros pequeños las bacterias presentes en la boca de los canes terminan afectando las válvulas del corazón, que son las encargadas de controlar la entrada y salida de sangre durante el bombeo cardíaco.

Esta afección se denomina insuficiencia valvular y, de no recibir tratamiento, puede ser fatal, por lo que debes prestarle atención a las infecciones en la boca, pues normalmente este es el origen de la enfermedad.

En el caso de los perros grandes, debido al debilitamiento del órgano fruto del envejecimiento, se va haciendo difícil bombear la cantidad de sangre que el cuerpo requiere para mantener los órganos, músculos y demás funcionando apropiadamente.

Igualmente, en lo perros de raza gigante, el corazón es tan grande que las válvulas no alcanzan a tocarse, por lo tanto se genera un mal denominado miocardiopatía dilatada.

Señales de cuidado

dieta corazon 2

La insuficiencia cardíaca causa deficiencias en el transporte de oxígeno y nutrientes que son necesarios para el debido funcionamiento del organismo del can. Presta atención a los siguientes síntomas:

Fatiga

Un perro que se fatiga excesivamente después de hacer alguna clase de actividad física, por ejemplo, correr, jugar o pasear, sin que se haya ejercitado demasiado, es una señal de riesgo, pues puede significar que el organismo del can no se está oxigenando adecuadamente.

Tos constante

Debido a que el corazón lucha por bombear la cantidad de sangre necesaria para poder mantener una irrigación sanguínea normal se pueden presentar problemas respiratorios que se evidenciarán inicialmente a través de una tos seca y constante.

Jadeos

Teniendo en cuenta lo anterior, las fallas respiratorias generarán inhalaciones irregulares, que irán incrementando su ritmo en la medida en que la insuficiencia se hace más severa. En los casos más graves pueden presentarse desmayos.

Tomar el pulso de un perro en casa

perro enfermo

Debido a que el corazón del perro está trabajando mal incrementará las pulsaciones para compensar la menor llegada de oxígeno al organismo. Una buena manera de detectar de manera temprana afecciones en el órgano cardiaco es tomando las pulsaciones.

En promedio, un perro de talla pequeña o mini (inferior a los 13 kilos) debe tener entre 100 y 160 pulsaciones por minuto.

Para los animales de talla mediana y grande las pulsaciones se reducirán a entre 60 y 100 pulsaciones en el mismo intervalo.

Teniendo en cuenta esto, haz que tu perro se acueste de lado y permanezca relajado. Sitúa tus dedos (exceptuando el pulgar) en la mitad del muslo superior, cerca del pecho, y cuenta las pulsaciones que sientas durante 15 segundos. Después, multiplica el número por cuatro y esto te dará la cantidad de pulsaciones que tiene por minuto.

Asegúrate de hacer un seguimiento por varios días, para tener la certeza de que el recuento ha sido adecuado. En caso de que tengas unas medidas inferiores o superiores a las indicadas según el peso de tu mascota, lo mejor es que lo lleves al veterinario de inmediato.

Recuerda no medicar a tu perro con medicamentos para humanos, puedes generarle más molestia que alivio y generar una reacción adversa. Antes de suministrar cualquier tipo de tratamiento lo mejor es que consultes con el veterinario.