La procesionaria: un peligro mortal para tu perro

Antonia Tapia · 29 marzo, 2015

La procesionaria es una larva, lepidóptero, que se encuentra en los árboles sobre todo en los pinos. Los perros suelen jugar con ellas y las golpean con sus patas. Cuando las hieren, las larvas segregan un veneno ácido que puede llegar a matar a nuestras mascotas. Por eso, hay que estar muy atentos.

El envenenamiento en perros, por este tipo de larvas es muy habitual, sobre todo durante los meses de febrero y abril, que es la época del año en donde también se las puede encontrar en áreas urbanas.

Últimamente en algunos parques de Madrid y Barcelona se ha registrado presencia de este tipo de larva. Lo mismo sucede en otras regiones de España, sobre todo aquellas que se encuentran al sur o en el Mediterráneo.

Los gatos, por otra parte, parecen tener miedo a esta larva. Por lo tanto, no es muy habitual que puedan ser envenenados. Sin embargo, siempre hay que estar alertas. Así que a continuación compartimos algunos datos sobre la procesionaria, una larva que puede llegar a ser mortal.

¿Dónde se encuentra la procesionaria?

epilepsia perros 3

Dependiendo de la estación de año y de la temperatura, esta oruga, en épocas de calor, se puede encontrar colgada en las ramas de los árboles, formando pequeños capullos que se asemejan a bolas de algodón.

La procesionaria suele encontrarse en los pinos y es muy habitual en el sur de Europa, sobre todo en España y Portugal, parte de Francia y algunas zonas del Mediterráneo.

Durante la primavera hay que estar especialmente en alerta. En esa época del año, pueden envenenar a tu perro ya que las larvas ya se han desarrollado y comienzan a descender por los árboles en busca de comida.

La oruga adulta, como mínimo,  puede llegar a medir hasta 3 centímetros de largo y está cubierta por pequeños pelos que se asemejan a púas. Su forma es parecida a la de un ciempiés.  En sus pelos aloja un poderoso veneno, que al entrar en contacto con la piel o si es ingerido, puede ocasionar graves daños a la salud y de no tratarse a tiempo, puede ser mortal.

Síntomas

Un perro que ha ingerido el veneno de este tipo de larva, seguramente presentará una potente salivación y una reacción alérgica grave. Notarás que se rasca constantemente y que sus labios, boca y hasta cabeza, comienzan a hincharse. Estos síntomas pueden ocasionar una disminución de la presión sanguínea, lo que a su vez, puede llevar a un shock e incluso a la muerte.

Los perros que sobreviven a la primera etapa, generalmente desarrollan una infección en la lengua y / o garganta. Después, es probable que ocurra gangrena y  que alguna parte de esa extremidad se caiga.

Primeros auxilios y prevención

perros mayores

En caso de envenenamiento, no olvides practicar algunos procedimientos de primeros auxilios. Enjuaga la boca de tu mascota con abundante agua templada, de esa manera se elimina las toxinas. Cuando lo hagas recuerda colocarte guantes, ya que si el  veneno entra en contacto con tu piel, también puede ser perjudicial,  sobre todo si eres alérgico o asmático.

Si tu perro ha sido envenenado por procesionaria, debe ser llevado con urgencia a un veterinario, para que aplique el tratamiento necesarioComo mencionamos anteriormente, su veneno puede ser letal para los animales.

Este tipo de larva suele ser una plaga, que afecta no solo a los animales, sino también a los árboles y a los seres humanos. En muchos lugares, se las combate con plaguicidas. Pero si no es así y observas bolsones de procesionarias colgando de los arbustos, repórtalo a las autoridades, así toman las medidas pertinentes.

Si sales de paseo con tu perro, ten mucho cuidado. Durante la primavera abundan. Por eso evita caminar con tu mascota por zonas boscosas o en su defecto no lo pierdas de vista.

Cuando salgas de paseo, revisa a tu perro y comprueba que no haya sido envenenado. En ese sentido, una señal de alerta la observarás en su lengua, la cual suele experimentar una severa hinchazón.

Si no estás seguro, colócale a tu perro un bozal, de manera que el veneno no pueda llegar a su boca.

Finalmente, si tienes un árbol de pino en casa, y puedes ver claramente los capullos en sus ramas, contacta con una empresa de control de plagas, que te ayudará a deshacerte de las larvas.