Osos de Utah y su hibernación

Los osos de América están sufriendo el cambio climático en un aspecto muy delicado de su biología: la hibernación. Aquí te contamos por qué.
Osos de Utah y su hibernación
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 11 mayo, 2022

Los osos de Utah (Estados Unidos) están despertando de su hibernación antes de tiempo. Este fenómeno, como seguro te imaginas, tiene que ver con los efectos del cambio climático y la acción del hombre. Aquí podrás conocer la razón de este fenómeno.

También, para que le pongas cara a los protagonistas de esta historia, encontrarás información sobre el oso negro americano, el úrsido más abundante de Estados Unidos y Canadá. Y, si quieres saber más acerca de la hibernación, este también es tu espacio, así que comencemos.

Características del oso negro

La especie más abundante entre los osos de Utah es el oso negro americano (Ursus americanus). Se trata de un mamífero vivíparo de la familia de los úrsidos. El macho llega a medir 2.87 metros de longitud y la hembra 2.55 metros. El peso corporal va de los 60 a 280 kilogramos para machos y 40 a 180 kilogramos para las hembras.

Existen 16 subespecies de oso negro americano y algunas de ellas están amenazadas, pues se cazan alrededor de 30 000 ejemplares en Norteamérica cada año.

Este oso tiene su hábitat en un área que va desde el norte de Canadá y Alaska, hasta las mesetas del centro de México. Prefiere habitar los bosques y las montañas, ya que es ahí donde encuentra su comida y puede ocultarse con facilidad, sobre todo a la hora de hibernar.

A pesar de que son conocidos por su ferocidad, lo cierto es que los osos negros son omnívoros. De hecho, los vegetales constituyen un 75 % de su alimentación. Se alimentan de hierbas, bayas y frutos, mientras que la parte de proteína animal la cubre con la carroña, varios insectos, pequeños animales y, en ocasiones, truchas y algunos cangrejos de río.

Oso negro: alimentación

¿Cómo hibernan los osos?

Llegamos a la parte más interesante de los úrsidos. ¿En qué consiste hibernar? A pesar de que, en la cultura popular, se identifica este proceso con dormir durante mucho tiempo, lo cierto es que poco tiene que ver con el sueño. Se trata, en realidad, de un estado de letargia que dura todo el invierno y que se regula a través de la temperatura ambiental.

Adaptaciones fisiológicas de la hibernación de los osos

Gracias a las investigaciones realizadas al respecto, se han podido identificar las adaptaciones del cuerpo de los osos para permanecer en este estado. No te pierdas ninguna, pues te vas a quedar con la boca abierta:

  • Bajada del ritmo cardíaco: el corazón de un oso en hibernación puede latir a 5 pulsaciones por minuto sin morir. Para que te hagas una idea, los humanos presentamos de forma constante de 60 a 100 pulsaciones en el mismo intervalo de tiempo.
  • Disminución de la tasa metabólica: a consecuencia de la bajada de las pulsaciones cardíacas, el aporte de oxígeno a los órganos vitales también disminuye, poniéndolos en peligro. Para equilibrar esto, el cuerpo del oso también reduce el metabolismo, igualando la necesidad de oxígeno con el aporte.
  • El músculo cardíaco del ventrículo izquierdo se vuelve rígido: de esta forma, la sangre no se estanca en el corazón con las lentas y débiles pulsaciones. Si la pared ventricular fuese flexible, podría dilatarse y acumular cada vez más sangre, lo cual favorecería rupturas y derrames.
  • Conversión de urea en formas nitrogenadas: la urea intoxica el cuerpo si no se elimina a través de la orina, pero durante la hibernación el oso no se despierta para hacer sus necesidades. Este reciclaje de la urea previene la intoxicación a la vez que crea sustancias aprovechables para la supervivencia del úrsido, como proteínas.
  • Disminución de la degradación de proteínas musculares: cuando los osos se despiertan de su hibernación, no han perdido apenas masa muscular por la inactividad gracias a este proceso.
  • La formación y renovación de células óseas se intensifica: de esta manera los huesos se mantienen a salvo de la osteoporosis y otras patologías propias de la inactividad y el metabolismo ralentizado.
  • Las hembras son capaces de parir durante el invierno: los oseznos maman y se resguardan del frío mientras la osa hiberna gracias a las reservas del cuerpo de esta.
  • Mantenimiento de la temperatura corporal: aunque parezca mentira, la temperatura de los osos solo disminuye un par de grados aunque su metabolismo baje drásticamente. Los científicos aún no tienen claro cómo lo consiguen.

Los osos de Utah se están despertando antes de tiempo de su hibernación

Disparo a un oso negro

Ahora que conoces mejor las maravillas fisiológicas que realiza el cuerpo de los osos durante la hibernación, debes enterarte de la realidad que están viviendo en su hábitat. En Utah, los osos negros americanos llevan acortando su período de hibernación desde 2015 debido a la subida de temperaturas propias del cambio climático.

Esto es especialmente problemático para ellos, ya que muchas hembras dan a luz durante la hibernación y se despiertan muy débiles a causa del gasto energético que supone amamantar en estado de letargia. Al salir de la cueva antes de tiempo, la abundancia de comida propia de la primavera es mucho menor, por lo que se ven obligadas a luchar por sobrevivir.

En otros lugares del globo, como en la Península Ibérica, también se han reportado casos de osos que, directamente, no hibernan. Se trata, sobre todo, de hembras con crías que optan por permanecer activas durante el invierno para seguir alimentándose.

La actividad del hombre está poniendo en peligro todo lo que le rodea. Es necesario concienciarse y presionar a los responsables de la destrucción de la naturaleza mientras aún tengamos una oportunidad de salvar nuestro hogar.

Te podría interesar...
La hibernación de las ardillas y su aporte a los viajes espaciales
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La hibernación de las ardillas y su aporte a los viajes espaciales

La hibernación de las ardillas es clave para la investigación en salud, pues su bioma intestinal se especializa en reciclar la urea.



  • McGee-Lawrence, M., Buckendahl, P., Carpenter, C., Henriksen, K., Vaughan, M., & Donahue, S. (2015). Suppressed bone remodeling in black bears conserves energy and bone mass during hibernation. The Journal of Experimental Biology218(13), 2067-2074.
  • Hilderbrand, G. V., Schwartz, C. C., Robbins, C. T., & Hanley, T. A. (2000). Effect of hibernation and reproductive status on body mass and condition of coastal brown bears. The Journal of wildlife management, 178-183.
  • Tøien, Ø., Blake, J., Edgar, D. M., Grahn, D. A., Heller, H. C., & Barnes, B. M. (2011). Hibernation in black bears: independence of metabolic suppression from body temperature. Science331(6019), 906-909.
  • Ursus americanus (American black bear). (s. f.). Animal Diversity Web. Recuperado 10 de mayo de 2022, de https://animaldiversity.org/accounts/Ursus_americanus/