9 curiosidades de los osos pardos

Los osos pardos son los úrsidos con mayor distribución y variabilidad alimenticia. Conoce aquí algunas curiosidades sobre ellos.
9 curiosidades de los osos pardos
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 29 abril, 2022

Existen en el mundo diferentes animales cazadores, localizados en la cima de las cadenas alimentarias o con muy poco organismos capaces de desafiarlos. Unos de ellos, son los osos. Mamíferos majestuosos e imponentes, de grandes tamaños y con una ferocidad que no se pone en duda. ¿Conoces las curiosidades de los osos pardos?

Los osos pardos tienen por nombre científico Ursus arctos y se incluyen en la familia Ursidae. Presentan una amplia distribución en los bosques del norte de Asia, Europa y América. Si quieres saber más sobre estas colosales criaturas, has llegado al lugar ideal, porque aquí te presentamos 9 aspectos interesantes de su vida que no te puedes perder.

¿Cómo son los osos pardos?

Como su nombre lo indica, los osos pardos presentan un pelaje marrón, los individuos varían en tonalidades. Por lo general, poseen la nariz más clara y las patas más oscuras. Su cabeza es ancha, su hocico prominente, sus orejas pequeñas, su cola corta y tienen 5 dedos en cada extremidad, con garras no retráctiles.

En estos osos hay presencia de dimorfismo sexual, esto significa que hembras y machos son diferentes en algún aspecto, en este caso en cuanto a la masa corporal. Así, los masculinos, son más robustos que las hembras. Por lo general, el peso varía entre 100 y 675 kilogramos y su longitud puede llegar hasta casi los 3 metros, dependiendo del ejemplar.

El oso es uno de los animales más emblemáticos de España.

Curiosidades de los osos pardos

Existen diversos datos interesantes sobre la vida de estos osos, a continuación te listamos 9 de ellos.

1. Hay 16 subespecies

Aunque existe una sola especie de oso pardo y pensemos que todos son iguales, la realidad es que hay gran variabilidad en el territorio tan amplio que ocupa. Por ello, en la actualidad se aceptan 16 subespecies de osos pardos, cada una con características que las definen, ya que pueden variar tamaño, masa corporal y algunos aspectos físicos.

2. Son animales plantígrados

Los osos pardos presentan un caminar plantígrado, lo que significa que apoyan toda el área del pie para andar. Característica que comparten con los seres humanos y animales como roedores, conejos, canguros, mapaches, koalas, entre otros. Esta forma de desplazamiento les permite también la habilidad de levantarse sobre sus patas o extremidades traseras.

3. Incluyen gran cantidad de plantas en su dieta

A pesar de su tamaño y ferocidad, los osos pardos son animales omnívoros, que comen gran parte de vegetales en su menú, en especial, en la época de primavera y otoño. En algunas zonas pueden alimentarse hasta un 90 % de plantas. Su dieta incluye gramíneas y otras herbáceas. Además, de raíces y frutos, tanto secos (avellanas, bellotas) como carnosos (manzanas, moras, arándanos, cerezas).

Sin embargo, su repertorio alimenticio es muy diverso. También son buenos cazadores y están al acecho de ciertos mamíferos. Además, pueden consumir insectos y carroña. Otros de los gustos culinarios conocidos es su predilección por el salmón, en algunas regiones donde estos peces migran. Así, este alimento brinda un gran aporte proteico a su cuerpo, sin casi inversión de energía.

4. Hibernan

Otra de las curiosidades de los osos pardos, es su hibernación. Esto lo realizan debido a la escasez de alimento en la época de invierno. Así, entran en un sueño profundo alrededor de 5 o 6 meses. Durante este período, reducen su metabolismo, esto lo logran gracias a sus adaptaciones fisiológicas.

Previo al letargo invernal, los osos pardos pasan por un tiempo de hiperfagia, es decir, en el que ingieren mayor cantidad de alimentos para poder tener las reservas nutritivas necesarias. En este período pueden incrementar su peso hasta un 70 %.

Los osos pardos consumen hierba y tierra, junto a la comida, antes de la hibernación. Esto con la finalidad de formar una especie de bolo, que obstruya el intestino en este tiempo. Así, la digestión se vuelve más lenta y se aprovechan cada uno de los nutrientes.

5. Consumen hasta 40 kilogramos diarios de alimentos

Como es de esperarse, gracias a su tamaño, los osos pardos necesitan ingerir grandes cantidades de alimentos al día, en particular, antes de entrar en hibernación. De esta manera, pueden consumir hasta 40 kilogramos. Esto lo consiguen entre la gran variabilidad de aperitivos disponibles en su área de distribución, un dato impresionante de estos mamíferos.

6. Las osas tienen crías cada 2 o 3 años

Una de las curiosidades de los osos pardos es el tiempo en que las hembras pueden reproducirse. Y es que, a diferencia de los machos, ellas llevan en su vientre a las crías, lo que amerita gasto energético extra y plantea un mayor desafío para su supervivencia debido a la hibernación.

En este escenario, las osas pueden demorar hasta 2 o 3 años antes de volver a tener descendencia. Tienen a sus crías durante el invierno, los amamantan y les brinda calor, lo que suma más gasto energético para ellas. Además, el cuidado parental se extiende durante dos años y medio. Esto demuestra el arduo trabajo que tienen estas guerreras asombrosas.

7. Son animales polígamos

Como el resto de los mamíferos, se caracterizan porque se reproducen por la vía sexual. Son polígamos, es decir, que no existe una única pareja, incluso se dan casos de paternidades múltiples en una misma camada, que puede ir de 1 a 4 crías, un hecho sorprendente.

8. Presentan una visión reducida

Estos úrsidos se caracterizan porque no ven muy bien. Sin embargo, se apoyan de otros sentidos que sí tienen más desarrollados, como el oído y el olfato. De esta manera, es que logran realizar sus actividades de búsqueda de alimento, otro dato curioso de los osos pardos.

9. Se encuentran amenazados de extinción en algunas regiones

A pesar de que el estado de conservación global de los osos es de preocupación menor, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en algunas zonas la situación es más crítica. Así, por ejemplo, en la región del Mediterráneo se clasifica la especie como vulnerable. Las principales amenazas implican la caza furtiva, el aislamiento de las poblaciones y la alteración del hábitat, entre otras.

Animales de la taiga: oso pardo

De esta manera, las curiosidades de los osos pardos que han sido mencionadas nos muestran una faceta interesante y asombrosa de estas feroces criaturas que quizás no conocías. Animales que emplean los recursos disponibles en sus entornos y adaptan su metabolismo en el invierno durante su lucha por la supervivencia.

Te podría interesar...
Los osos en el Pirineo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los osos en el Pirineo

Actualmente, las poblaciones de los osos en el Pirineo han mantenido su crecimiento, alejándose así de la extinción que se esperaba.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.