Nocardiosis en perros: síntomas y tratamiento

Las enfermedades causadas por microorganismos patógenos como la nocardiosis en perros pueden disminuir considerablemente su calidad de vida si no reciben una atención médica oportuna.
Nocardiosis en perros: síntomas y tratamiento
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar el 25 noviembre, 2021.

Última actualización: 25 noviembre, 2021

El entorno en el que se desarrollan tus mascotas se encuentra lleno de microorganismos y muchos de ellos cuentan con la capacidad de provocar severos daños en su salud. Dentro del grupo de las bacterias encontramos a uno muy particular, responsable de manifestar una enfermedad conocida como nocardiosis en perros, la cual trae repercusiones en más de un sistema de su organismo.

No dejes de leer este artículo, pues a continuación te hablaremos sobre algunos aspectos característicos de esta interesante patología bacteriana. Además, te daremos una serie de recomendaciones terapéuticas y profilácticas para que tu amigo canino se mantenga fuera del alcance de estos peligrosos agentes.

¿Qué es la nocardiosis en perros?

La nocardiosis en perros es una enfermedad infecciosa que afecta a su sistema músculoesquelético, respiratorio y nervioso. A pesar de ser una afección de baja incidencia en los canes, resulta necesario tomar ciertas medidas desde el comienzo de los signos. Solo así se podrá evitar la presentación de reacciones adversas.

Para que la nocardiosis en perros se manifieste, es necesaria la intervención de dos bacterias oportunistas: Nocardya spp. y Actinomyces spp. El principal objetivo de estos microorganismos es ingresar en el cuerpo de sus víctimas para comenzar su proliferación. Los pacientes más afectados son aquellos inmunodeprimidos, los cuales poseen mecanismos de defensa muy débiles.

La mayoría de este tipo de bacterias son grampositivas. Además, se consideran saprófitas, es decir, adquieren su energía a partir de la materia orgánica en descomposición. Es común encontrarlas en el suelo y en las heces de animales. Por otro lado, tienen la capacidad de permanecer en el agua y soportan una temperatura que ronda desde los 10 hasta los 50 grados centígrados.

¿Conoces los cuidados de un perro sin bazo?

Causas de la nocardiosis en perros

Existen dos principales vías de acceso por las cuales las bacterias responsables de la nocardiosis en perros pueden colonizar su organismo. Estas son las siguientes:

  1. Contacto directo con la piel (a través de heridas).
  2. Inhalación.

El riesgo de contraer la enfermedad aumenta cuando los canes entran en contacto con los objetos y los lugares en los que suelen habitar estas bacterias. Es recomendable mantener en observación a tus mascotas si pasean por zonas en las que haya charcas, monte y restos de heces animales a su disposición.

Hasta el momento no se conoce ninguna predisposición genética para la nocardiosis en perros. Sin embargo, se ha observado una mayor presentación de la enfermedad en canes jóvenes de entre 1 y 2 años de edad. La especie bacteriana que con mayor frecuencia afecta a los canes es Nocardia asteroides.

Síntomas de la nocardiosis en perros

La sintomatología que se manifiesta en un cuadro de nocardiosis en perros dependerá de la región afectada por las bacterias, así como del estado físico general del paciente. Las 3 principales zonas en las que se pueden apreciar alteraciones son las siguientes:

  1. Tegumento: presenta lesiones con granulación y pus, heridas crónicas con una deficiente cicatrización, inflamación de ganglios linfáticos, abscesos y fístulas cutáneas.
  2. Tracto respiratorio: los daños se manifiestan con tos, dificultad para respirar y estertores (ruidos anormales en la respiración).
  3.  Cavidad bucal: halitosis (mal aliento), ulceración en las mucosas y gingivitis (inflamación de las encías).

En la mayoría de canes enfermos es común observar pérdida de peso, apatía y pequeños abscesos distribuidos por su cuerpo, tanto interna como externamente. Los pacientes que se encuentran en un estado avanzado de la enfermedad podrían presentar exudados en cavidad peritoneal y pleural, así como una notoria paresia (dificultad para moverse).

¿Cómo diagnosticar la enfermedad?

Diagnosticar la nocardiosis en perros es una tarea compleja debido a la presentación de sus múltiples manifestaciones clínicas. En la búsqueda de un diagnóstico definitivo, el médico veterinario comenzará tomando una muestra de secreciones y tejido de las zonas afectadas. Posteriormente, realizará un aislamiento bacteriano mediante distintas técnicas de cultivo microbiológico.

Es necesario diferenciar la nocardiosis en perros de padecimientos infecciosos causados por otros tipos de microorganismos. En algunos casos, la signología se podría confundir incluso con procesos tumorales. Por consiguiente, el empleo de herramientas diagnósticas tales como placas radiográficas y exámenes de orina aportará información extra de gran utilidad.

Tratamiento de la nocardiosis en perros

Los canes afectados por nocardiosis deberán ser sometidos a un tratamiento médico que podría extenderse hasta por 6 meses. La decisión terapéutica será emitida una vez se obtengan los resultados de las pruebas microbiológicas. La recuperación del paciente dependerá (entre muchos otros factores) del medicamento administrado.

En la mayoría de casos se recurre a la administración de antibióticos a base de penicilina G procaínica y clindamicina. El médico veterinario indicará la posología efectiva en cada caso, la cual tendrá que ser administrada por un periodo de al menos 6 semanas.

En casos muy avanzados, se puede optar por hacer un drenaje quirúrgico de las cavidades afectadas. De ser necesario, los profesionales procederán a efectuar el desbridamiento (eliminación de tejido dañado) de las lesiones. Una vez se ha estabilizado al can, es importante mantenerlo en observación durante los primeros días; por ello, la hospitalización será considerada como una buena opción.

Un perro con un respirador.

Para evitar que las bacterias causantes de la nocardiosis en perros tomen la delantera, te recomendamos mantener el estado de salud de tu canino en las mejores condiciones posibles. Llevar un acompañamiento médico preventivo y notificar cualquier anormalidad en su conducta será clave a la hora de mantener el bienestar de tu mascota a salvo de estos microorganismos oportunistas.

Te podría interesar...
Las tres enfermedades bacterianas más comunes en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las tres enfermedades bacterianas más comunes en perros

Las enfermedades bacterianas suelen ser habituales en los perros. Estas son las que con mayor frecuencia pueden sufrir estos animales.