Nocardiosis en gatos: síntomas y tratamiento

La nocardiosis en gatos es una enfermedad bacteriana que puede acabar con la vida del animal. Aquí puedes aprender a identificarla.
Nocardiosis en gatos: síntomas y tratamiento
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 14 octubre, 2021.

Última actualización: 14 octubre, 2021

La nocardiosis en gatos puede afectar a cualquier ejemplar, en especial a felinos de colonia y a todos aquellos que puedan salir a la calle. De no tratarse, esta infección llega a ser mortal.

Por eso, es importante estar informado acerca de los síntomas de esta condición y cómo prevenirla, ya que además puede confundirse con otras enfermedades. Sigue leyendo, pues aquí encontrarás toda la información básica sobre la nocardiosis en gatos.

¿Qué es la nocardiosis en gatos?

La nocardiosis es una enfermedad causada por bacterias Gram positivas del género Nocardia. Estas se encuentran normalmente en el suelo, la vegetación en descomposición, el compost, el polvo, el agua y otras fuentes ambientales.

Esta enfermedad no es contagiosa por vía aérea. La única manera de que un gato infecte a otro es a través de un arañazo o un mordisco, pero solo si el que lleva a cabo la agresión porta la bacteria en las patas o la boca.

En gatos, la nocardiosis se asocia a menudo con la bajada de defensas propia de otras enfermedades subyacentes, como la leucemia o el virus de la inmunodeficiencia felina (FeLV).

Causas de la nocardiosis en gatos

Estas bacterias ingresan al cuerpo atravesando la barrera de la piel, es decir, por contaminación de heridas causadas por rasguños, arañazos de otros gatos o pinchazos de objetos extraños. También puede contraerse a través de la ingestión o la inhalación, aunque esto es mucho menos común. Los gatos son susceptibles a Nocardia brasiliensis, a otras especies del mismo género y a Proactinomyces spp.

Bacterias del género Nocardia.

Síntomas de la nocardiosis en gatos

Las infecciones por Nocardia suelen causar abscesos (cápsulas de acumulación de pus) en los órganos, infecciones de la piel y neumonía. Este cuadro clínico también produce algunos síntomas inespecíficos, entre los que destacan los siguientes:

  • Anorexia o falta de apetito.
  • Fiebre. La temperatura normal de un félido se encuentra en 38-39 °C. Cualquier valor por encima de este intervalo se considerará febrícula o fiebre.
  • Letargo generalizado y apatía.
  • Pérdida de peso derivada de la falta de apetito.

No obstante, al tener una vía de entrada, las infecciones suelen localizarse en esos puntos y producen síntomas propios. Dependiendo del lugar por donde entre el microorganismo pueden tener lugar los siguientes signos clínicos:

  • Piel: aparecen lesiones subcutáneas, infecciones fúngicas secundarias e inflamación de uno o más ganglios linfáticos. También suelen surgir abscesos cutáneos.
  • Heridas en la boca: se crean abscesos cutáneos en la nariz y el cuello. Puede haber hinchazón e inflamación de las encías y úlceras en la boca, las cuales se acompañan de mal aliento severo.
  • Por inhalación: provoca secreción de los ojos y la nariz, tos (a veces sanguinolenta) y dificultad para respirar.
  • Cuando la bacteria se expande por el cuerpo: al diseminarse la infección es posible que aparezcan abscesos en más de un órgano. También suele afectar a la cavidad torácica, produciendo inflamación y acumulación de pus en la pleura o la cavidad abdominal. El corazón, el hígado, los riñones y el cerebro pueden verse afectados de forma simultánea.

De no tratarse, la nocardiosis en gatos produce bacteriemia, es decir, la infección generalizada de todo el cuerpo y el torrente sanguíneo. Un choque séptico derivado de este cuadro puede ser la causa de la muerte del felino.

¿Cómo diagnosticar la enfermedad?

El diagnóstico de la nocardiosis se hace a través de pruebas de laboratorio, concretamente de cultivos bacterianos. Una vez identificada, puede ser necesario un antibiograma (prueba específica de detección de microorganismos) para pautar un antibiótico específico, ya que la Nocardia desarrolla resistencia fácilmente.

Dependiendo de los daños que haya causado en el organismo (o para localizar la vía de entrada de la bacteria) se suelen hacer también radiografías de tórax o análisis de sangre. Esto ayuda a elegir un tratamiento personalizado.

Tratamiento de la nocardiosis en gatos

Una vez identificada la enfermedad y su área de afectación, la pauta consistirá en antibióticos específicos para el cuadro existente. Es un tratamiento largo que dura de 1 a 6 meses, pues de lo contrario se producen recaídas con mucha facilidad.

Si la infección fuera secundaria a alguna otra enfermedad, como la leucemia, también se iniciaría un tratamiento para la misma. Por otro lado, se requiere un seguimiento en consulta para comprobar que la bacteria no está desarrollando resistencia al tratamiento. En ese caso, se cambiaría el antibiótico.

En el caso de que la nocardiosis haya avanzado hasta provocar síntomas graves (como un derrame pleural), puede que sea necesaria la hospitalización del felino. Algunas técnicas utilizadas para abordar este cuadro no pueden realizarse en casa, como es el caso de un drenaje quirúrgico o la administración intravenosa de la medicación.

Prevención de la enfermedad

Como de costumbre, la prevención de la enfermedad será siempre la mejor arma contra ella. Aunque no se pueda eliminar la bacteria del medio (en especial si se trata de gatos que viven en la calle), sí es posible evitar infecciones con la limpieza exhaustiva de las heridas que se produzcan en el exterior del hogar.

La nocardiosis es zoonótica. Puede afectar a humanos, si bien solo es un peligro en cuadros de inmunodepresión y otros trastornos.

Para los gatos que vivan en casa, la limpieza del hogar será esencial, así como el monitoreo de la actividad del felino y la revisión periódica en busca de heridas. Si el gato padece alguna enfermedad que pueda hacerle propenso a las infecciones, esta prevención será doblemente eficaz.

Un gato en el veterinario por leucemia felina.

Por último, si tu felino está recuperándose de una nocardiosis, ten en cuenta que esta afecta frecuentemente al aparato musculoesquelético y al sistema nervioso central. Es vital que monitorees a tu gato para detectar fiebre, pérdida de peso, convulsiones, dificultades respiratorias y cojeras durante al menos un año después de que finalice el tratamiento.

Te podría interesar...
Vómito crónico en perros y gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Vómito crónico en perros y gatos

El vómito crónico en mascotas es aquel que dura más de 5 días. Entre sus causas se encuentran la presencia de parásitos y las infecciones.



  • Simpson, A. C., & Wiener, D. J. (2021). Positive effects of hyperbaric oxygen therapy in a cat with cutaneous nocardiosis. Veterinary dermatology.
  • de Oliveira Firmino, M., Frade, M. T. S., do Nascimento, M. J. R., Silva, R. A. F., de Lorenzo, C., Pavarini, S. P., ... & Dantas, A. F. M. (2021). Nocardiosis in Cats-Clinical, Anatomopathological and Morphotintorial Characteristics. Acta Scientiae Veterinariae49.
  • Marín, C. E. R., López, L. F. A., Solís, V. F., Robledo, R. S., & Baeza, A. C. (2003). Pulmonary nocardiosis: Case report and literature review. Revista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias16(2), 86-91.