Las 6 afecciones caninas más contagiosas

19 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Conocer las afecciones caninas más contagiosas es una manera de prevenirlas. Después de todo, nuestras mascotas no pueden contarnos sus síntomas

Como dueño de un perro, conocer las afecciones caninas más contagiosas está en tu lista de deberes. Solamente a partir de la información oportuna podremos actuar acertadamente para garantizar el mejor estado de salud de nuestra mascota.

La medicina siempre avanza, tanto para humanos como para animales. Esto significa que muchas de estas enfermedades ya no son tan frecuentes como alguna vez lo fueron. Aun así, debemos ser conscientes de cualquier enfermedad a la que pueda estar expuesta nuestra mascota, ya sea en el parque para perros, en la guardería o en otro lugar.

1. Moquillo canino, la primera de las afecciones caninas más contagiosas

Esta es una enfermedad viral de las vías respiratorias –también conocida como distemper– que se considera la primera causa de muerte en perros por enfermedad infecciosa. El virus que la causa es de la misma familia que el virus del sarampión, los paramyxovirus. A pesar de tener una vacuna contra el virus, la enfermedad no ha sido erradicada y continúa siendo un riesgo latente.

La enfermedad se transmite por secreciones corporales. Cursa con malestar gastrointestinal, problemas respiratorios superiores y luego afecta el sistema neurológico, después de lo cual los perros podrían tener convulsiones y morir.

2. Parvovirosis canina

En la lista de las afecciones caninas más contagiosas no puede faltar la parvovirosis. Esta enfermedad viral es muy grave y de rápida evolución, y es que presenta una tasa de mortalidad del 90 % en perros no tratados. Afortunadamente, existe una vacuna altamente efectiva.

La infección cursa con diarrea severa, vómitos y regurgitación, lo que puede conducir a la deshidratación y la muerte. El virus se transmite por vía oral, a través de la transmisión fecal u oral.

3. Influenza canina

Esta enfermedad es causada por el virus de la influenza canina H3N8. Se propaga de manera muy similar a la gripe humana, al toser y estornudar.

Perro enfermo acostado

En la actualidad es una enfermedad controlada. Se presenta en los refugios de animales y no en la población en general. Existe vacuna, que en general se aplica a la población en riesgo.

4. Leptospirosis

Esta enfermedad es bacteriana; se transmite por el contacto con la orina de sujetos infectados.Cabe destacar que esta enfermedad puede contagiarse a los humanos. El microorganismo infecta en primer lugar las mucosas o heridas cutáneas para después pasar a la sangre, una etapa que puede durar 4 a 12 días. Luego invade el epitelio renal y el parénquima hepático.

La leptospirosis es una enfermedad que puede manifestarse en forma aguda o crónica. Se trata con antibióticos. Los signos de leptospirosis varían de un perro a otro, pero pueden incluir fiebre, vómitos, sed, ictericia y micción frecuente o falta de micción.

5. Virus del herpes canino (CHV)

Es una enfermedad viral. La infección puede ser mortal en cachorros, aunque perros de cualquier edad pueden verse afectados. Este virus puede establecer la latencia, por lo que los perros pueden tenerlo de por vida.

Es común en los criaderos caninos, donde muchos presentan prueba positiva sin haber sufrido síntomas mayores; se puede expandir el virus a otros perros. Se contagia por vía nasal y bucal, así como por vía transplacentaria y venérea.

Los perros mayores pueden tener fiebre leve o problemas respiratorios, pero, de lo contrario, el herpes podría pasar desapercibido.

Existe una vacuna en el Reino Unido. Se recomienda prevenir la infección de los cachorros manteniendo calientes a los cachorros recién nacidos.

Inyección en un perro

6. Rabia

La rabia es una enfermedad viral bien conocida y la vacunación fue tan buena que es común olvidar esta enfermedad mortal. Es importante recordar que la rabia es 100 % en las personas, razón por la que tenemos que tener cuidado y asegurarnos de mantener a los animales con la vacunas actualizadas para la rabia.

La enfermedad se propaga a través de una mordedura de un animal que porta dicha enfermedad, mientras que los perros que están en contacto con animales salvajes están en mayor riesgo.

Es importante señalar que si un perro muerde a una persona, y no hay pruebas de que el perro haya sido vacunado contra la rabia, podría ser necesario un período de cuarentena del animal o incluso la eutanasia.

  • Islam, M. R., Islam, M. A., Rahman, M. S., Uddin, M. J., Sarker, M. A. S., Akter, L., & Alam, E. (2014). Prevalence of canine parvovirus infection in street dogs in Mymensingh Municipality area, Bangladesh. Microbes and Health, 3(1), 5-6.
  • Lloyd, D. H., Campus, H., & Mymms, N. (2007). Pets: contagious companions. In Proceedings (pp. 23-25). Austria: International Society for Infectious Diseases. http://beta.isid.org/events/archives/IMED2007/Downloads/presentations/IMED2007_Lloyd.pdf
  • Mochizuki, M., Yachi, A., Ohshima, T., Ohuchi, A., & Ishida, T. (2008). Etiologic study of upper respiratory infections of household dogs. Journal of Veterinary Medical Science, 70(6), 563-569.