Aprende a detectar síntomas del parvovirus canino

Miguel 11 junio, 2018
Esta enfermedad puede provocar la muerte del animal, y es que al ser vírica no hay una cura 100% eficaz

Si tienes un perro quizás hayas escuchado del parvovirus canino, una enfermedad bastante contagiosa en los canes con gran índice de mortandad. Los síntomas del parvovirus canino son variados y se pueden detectar a tiempo para prevenir un fatalidad.

Prevenir esta enfermedad es cuestión de saber los sitios seguros por los que tu compañero transcurre en su día a día. Hoy te hablaremos sobre los síntomas del parvovirus canino, su propagación y posibles tratamientos.

Una enfermedad mortal

El parvovirus canino, conocido también como parvovirosis canina, es una enfermedad de origen viral que afecta principalmente los intestinos de los canes de todas las razas. Afecta, sobre todo, a los cachorros, pero puede de igual forma propagarse entre los adultos con poca dificultad.

El virus afecta la mucosa intestinal del animal, de la cual aprovecha su rápida propagación por el tracto y ataca directamente a las células blancas, las cuales son fundamentales para el sistema inmune. Una vez que baja la densidad de estas, puede presentar dos formas potencialmente letales:

  • Entérica: afecta los enterocitos del tracto digestivo, lo cual causa una aparente gastroenteritis común. Lo que en realidad sucede es que las células están siendo forzadas a la necrosis, que poco a poco termina por afectar todo el organismo.
  • Miocárdica: es una variante poco común, la cual afecta directamente las células del corazón del animal.

Entre algunas de las causas de muertes de parvovirus canina se encuentran la muerte súbita, infartos, deshidratación por vómitos y diarreas, y septicemia.

Cómo se propaga

El parvovirus canino se transmite por el contacto directo con las zonas infectadas por este. El virus queda activo en las heces y orina de los animales por un gran periodo de tiempo, e incluso puede transmitirse por medios indirectos.

Parvovirus canino: contagio

Una persona que haya estado en contacto con alguno de estos sitios puede transmitir la enfermedad, ya que puede sobrevivir en casi cualquier superficie.

Es por esta razón que se recomienda visitar lugares que los perros saludables suelan recorrer, al ser un indicativo de higiene y buena salud. Si alguno de los perros que habitan la zona se enferma de este virus, expone a toda la población por lo antes mencionado.

Además, se debe tener especial cuidado con las zonas sucias o con poca higiene, donde la basura esté expuesta al aire libre. Las moscas, pulgas, garrapatas y aves que se alimentan de esta basura pueden transmitir el virus con la misma efectividad que lo haría un humano.

Se puede vacunar al animal en contra de esta enfermedad, pero esto no evitará que la enfermedad se siga propagando en el entorno. En todo caso, lo más recomendable para evitar la propagación accidental de este virus es mantener una buena higiene con los items de tu perro.

Síntomas del parvovirus canino

Detectar los síntomas del parvovirus canino puede ser un poco problemático al principio por tener patologías comunes con otras enfermedades. Entre ellos, destacan:

  • Fiebre
  • Diarrea con sangre
  • Vómitos
  • Falta de apetito
  • Fatiga

Muchas veces se confunde con las gastroenteritis por tener síntomas similares, pero la única forma de estar seguros es haciendo un examen de sangre para verificar los niveles de leucocitos (glóbulos blancos). Como se mencionó anteriormente, la enfermedad tiende a eliminar el sistema inmune del individuo.

Parvovirus canino: tratamiento

En cualquier caso, si sospechas de alguna de estos síntomas lo mejor es llevarle de urgencias con el veterinario, quién está mejor capacitado para hacer un diagnóstico con precisión.

Tratamientos

Cuando se detecta uno de estos casos, lo usual es recurrir a la hospitalización inmediata para evitar que otros individuos se infecten de modo accidental. Se pueden administrar antibióticos en la mayoría de los casos, pero no hay seguridad de que estos tengan algún efecto sobre la enfermedad.

En este sentido, nos referimos a que al tratarse de una enfermedad viral, no existe una cura 100% efectiva para todos los casos. Lo mejor es atacar los síntomas uno a uno para que el animal recobre sus fuerzas y pueda sobreponerse a la enfermedad.

En cualquier caso, lo ideal es vacunar lo más pronto posible a nuestra mascota ante esta terrible enfermedad para evitar la angustia que puede causar. Recuerda siempre tener su zona limpia e higiénica, y mantén la comunicación con otros dueños sobre posibles focos de infección.

Te puede gustar