Hábitos saludables en perros

Miguel Rodríguez · 4 febrero, 2018
Como todo en la vida, adoptar unas costumbres da orden y equilibrio, algo fundamental para la salud de los canes; acudir al veterinario, cuidar la higiene y la alimentación, practicar deporte y juegos o salir a pasear son cuestiones ineludibles para una mascota sana y feliz

Los perros, al igual que los humanos, requieren de una serie de hábitos que mejoren su calidad de vida y mantengan su buena salud. Por eso, hoy os hablaremos acerca de las distintas acciones que resultaran beneficiosas para vuestro compañero.

Los hábitos para la salud perruna

A nuestros canes necesitamos enseñarles desde cachorros lo que es mejor para ellos; es por esto que nos preocupamos y revisamos cada milímetro de su cuerpo en busca de señales de alarma. Es cierto que no es una actividad que a ellos les agrade, pero les disgustará menos si se les enseña desde temprano.

Las visitas al veterinario, paseos, baños, juegos e incluso hasta su comida son aspectos muy importantes en la vida de vuestro can. Un descuido en alguno de estos puntos puede resultar muy negativo en el día a día de vuestra mascota, así que hay que poner atención sobre como podemos mejorar dichos aspectos.

Educando a nuestro can

Desde cachorro es siempre buena idea inculcarle los buenos hábitos de conducta, de igual forma como lo hacemos con los niños. Hay que enseñarles como responder a sus llamadas, a la hora de comer, como portarse durante el paseo, y más importante, cómo respetar tanto a humanos como a perros desconocidos.

Debéis recordar también que el buen comportamiento de vuestro perro es reflejo de sus habilidades como amos y entrenadores. Un buen can sabe controlar sus impulsos frente a los extraños, como por ejemplo: no atacará cualquier pedazo de comida que caiga al suelo y tampoco se quedará allí pidiendo un pedazo.

Visita de la mascota al veterinario: labrador

De igual forma, hay que enseñarle cómo debe comportarse frente al veterinario; a nadie le gusta visitar a su doctor de cabecera, pero no por esto le mordemos al acercar su mano. Lo mismo debemos enseñarle a nuestro cachorro, a respetar o al menos reconocer a la persona que le hará un bien mayor.

La buena educación frente al veterinario será provechosa, no solo para las visitas que deba hacer, sino a la hora de colocarle sus vacunas. El animal aceptará el acto con desgano, y no tratará de morder la mano del especialista, al menos no con mucha fuerza.

Además de comportarse con el veterinario, nuestra labor como amos es enseñarle a pasear adecuadamente. Un paseo sí que es necesario para su salud mental, pero no por esto podemos dejar que actúe siguiendo solo sus instintos.

Un paseo correcto

El paseo para los perros es una de las actividades favoritas de nuestros compañeros, se emocionan en gran manera, e incluso, te puede llevar la correa para deciros que ya es la hora. Pero alguna vez te has preguntado: ¿estaré dándole un buen paseo a mi mascota?

Un buen paseo debería durar al menos 30 minutos, pero solo caminar por el parque junto a ti no es suficiente. El can debe oler, ver, jugar con otros perros y saludar incluso a otros humanos para que no tenga crisis de ansiedad.

Paseo con perro

Además, el tamaño de tu mascota influye mucho en esta rutina; un perro más grande necesita otros elementos con los que entretenerse, en contraste con un can pequeño. Para calmar su hiperactividad, debemos planear una rutina de ejercicios que se adapten acorde a su peso, estatura y complexión del animal.

Es por esto que existen varias disciplinas y deportes que resaltan las habilidades innatas de nuestras mascotas. Si tu horario es un poco apretado para realizar los paseos, estas actividades son una buena idea para combatir esta carencia.

Con respecto a su alimento e higiene

La buena alimentación es fundamental para nuestras mascotas, así que darle de comer cualquier cosa que se meta en su hocico no es lo ideal. En el caso de los perros, la comida casera puede hacer tanto bien como mal si no se sabe lo que hace, así que para evitar cualquier inconveniente, lo mejor es darle de comer pienso.

El pienso es sin duda el alimento idóneo para ellos, ya que está balanceado y pensado para mantener su salud. Sus distintas presentaciones están pensadas no solo en la edad del animal, sino en su contenido nutricional. De igual forma, el pienso viene con diferentes marcas, cada una con una calidad distinta.

Si crees que tu perro requiere de alguna rutina alimenticia en especial, consulta primero con vuestro veterinario y él le indicará la cantidad y el horario que la dieta de vuestro amigo debe seguir.

Baño de los perros

En lo que respecta a la higiene, vuestra mascota debe entender cuando le toca un baño y cuando un terreno es especialmente inadecuado para andar. Es por esto que muchos perros no les gusta andar en sitios fangosos, o en donde su pelaje se pueda ensuciar con facilidad, aunque claro, siempre existen los casos contrarios.

Debéis revisar no solo el pelaje; las orejas, la nariz, las patas e incluso el aliento del animal son grandes indicadores para entender si todo está en orden con vuestro can.

Un desorden estético puede indicar un problema mayor, así que si notas algo sobresaliente en él, no dudes en consultar o indagar en su cuerpo con precaución.