4 consejos para el cuidado de la piel de los gatos

9 junio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Sara González Juárez
La piel de los gatos es un gran indicador de salud en esta especie. Si quieres saber cómo cuidarla adecuadamente, aquí tienes algunos consejos.

Los cuidados de la piel de los gatos son tan importantes como los del resto del cuerpo. Al igual que cualquier otro órgano, la piel puede sufrir enfermedades y necesita de nutrientes específicos para mantenerse sana, pues se trata de un tejido que está expuesto de forma constante a diversos estresores ambientales.

La información y consejos sobre los cuidados dermatológicos del gato pueden llegar a ser contradictorios en las búsquedas por internet. Por eso, aquí tienes una serie de pautas generales para mantener sana la epidermis de cualquier raza de felino basadas en fuentes fiables.

Características de la piel de los gatos

La piel es el órgano más grande del cuerpo y los gatos no son una excepción. El grosor de la piel de los gatos es de 0,4 milímetros, aunque es más gruesa en la zona de las extremidades y el lomo y más fina en el vientre. Entre sus funciones básicas, puedes encontrar las siguientes:

  • Protege al organismo de patógenos y cuerpos externos.
  • Funciona como termorreguladora, pues aísla el cuerpo del animal frente a los cambios de temperatura del ambiente.
  • Tiene una función sensitiva que le permite percibir el entorno.
  • Envía señales comunicativas: por ejemplo, cuando el gato eriza el pelaje, manda un mensaje de amenaza.

Dependiendo de la edad y la raza del gato, la piel puede llegar a suponer del 12 al 24 % de su tejido total.

Uno de los gatos con menos enfermedades.

La piel como indicador de la salud general

El estado de la piel y el pelaje manda señales bastante fiables del estado de salud de tu gato. Existen varias razones por las que la piel de los gatos se puede ver perjudicada:

  • Mala alimentación: la falta de nutrientes esenciales para la salud capilar se manifiesta rápidamente en el aspecto del felino.
  • Sobrepeso: si el gato engorda demasiado, será incapaz de llegar a ciertas partes de su cuerpo para acicalarse.
  • Edad avanzada: la pérdida de elasticidad o los dolores de la vejez pueden hacer que el felino se acicale menos que cuando era joven.
  • Exceso de baños: cuando el gato se acicala, además de eliminar la suciedad, distribuye aceites esenciales importantes para la salud de su piel. Por eso, los baños demasiado frecuentes pueden eliminar esta capa de grasa necesaria para proteger la dermis.
  • Enfermedades: el dolor o las enfermedades harán que el gato deje de acicalarse. Por otro lado, afecciones como alergias o dermatitis también afectan al aspecto de la piel y el pelo de un gato.

Tal y como indican estudios publicados en la National Library of Medicineel 36 % de los gatos que acuden al veterinario por problemas epidérmicos presentan inflamación cutánea. La exposición a agentes químicos corrosivos puede propiciar que aparezca esta condición.

4 consejos para el cuidado de la piel de los gatos

Como podías leer anteriormente, la piel de los gatos es tan importante como el resto de órganos, por lo que no se pueden abandonar sus cuidados —especialmente en razas sin pelo, como el sphynx—. Si quieres saber cómo mantenerla sana y brillante, aquí tienes algunos consejos.

1. Dale alimentos de calidad

Darle un pienso equilibrado y específico es fundamental para mantener la piel de tu felino en buen estado. Toda dieta tiene que contener proteínas saludables y altos niveles de ácidos grasos omega 3 y 6. Alimentos extra, como golosinas o latas húmedas, deben ser dosificados para no desequilibrar la dieta.

Tal y como indican documentos profesionales, idealmente el 50 % de la energía del félido debe provenir de fuentes proteicas. Un 30 % restante serán grasas naturales —como el tejido graso presente en carnes y pescados—. Los carbohidratos deberían suponer menos del 10 % de la ingesta calórica, pero los fabricantes de piensos a veces usan granos para abaratar costes.

Por esta razón, algunos tutores optan por evitar piensos con cereales o granos en su composición. 

2. Cuidados veterinarios de la piel de los gatos

La desparasitación regular de tu felino, especialmente si puede salir a la calle, es necesaria para un buen mantenimiento de la piel. En cualquier caso, las revisiones veterinarias periódicas son útiles tanto para temas dermatológicos como para el resto de aspectos de la salud del gato.

3. Báñale solo cuando sea necesario

Por lo general, los gatos son animales muy aseados y se bastan ellos solos para mantenerse limpios. Sin embargo, puede haber ocasiones en las que sea necesario bañarle.

Cuando esto ocurra, es muy importante minimizar el estrés del animal todo lo posible. Puede hacerse en una bañera o fregadero grande, con una alfombrilla que evite que se resbale. Se debe usar agua tibia y realizar movimientos suaves.

Los productos de limpieza tienen que ser estrictamente fabricados para felinos. Solo de esta forma garantizarás que no se alteren la piel o el pH de la epidermis del gato. Dependiendo de los hábitos de la mascota, la frecuencia de baño puede variar entre una vez al año y 2 veces al mes.

4. Cepíllalo regularmente

El pelo muerto que no se desprende evita que la piel respire adecuadamente, por lo que aumenta el riesgo de enfermedades, como dermatitis o proliferación de ácaros. Usa un cepillo adecuado al pelaje de tu felino —si tiene el pelo corto, no podrás usar peines con las púas muy largas, por ejemplo— para no dañar la piel en el proceso.

Cepillado del pelo en gatos.

Cuidar el pelo y la piel de tu gato no solo le dará un aspecto sano y brillante, sino que evitará problemas a todos los niveles: alergias, parásitos, seborrea y muchos más. Incluso, prevendrás que tu gato tenga que vomitar bolas de pelo muy a menudo. El aspecto de tu felino, lejos de la mera estética, será el mejor indicador que tienes para cuidar de su salud.

  • Overweight Dogs and Cats: Pet Obesity Risks. (2021). Best Friends Animal Society. https://resources.bestfriends.org/article/overweight-dogs-and-cats-pet-obesity-risks
  • Problemas de piel en los gatos - Veterinarios de Alicante. (2018). ICOVAL. https://www.icoval.org/detallenews.php?art=133
  • How, K. L., Hazewinkel, H. A. W., & Mol, J. A. (1994). Dietary vitamin D dependence of cat and dog due to inadequate cutaneous synthesis of vitamin D. General and comparative endocrinology, 96(1), 12-18.
  • Paterson, S. (2009). Manual of skin diseases of the dog and cat. John Wiley & Sons.
  • Coat and skin appearance in a healthy cat, VCA hospitals. Recogido a 7 de junio en https://vcahospitals.com/know-your-pet/coat-and-skin-appearance-in-the-healthy-cat
  • Hill, P., Lo, A., Eden, C. A. N., Huntley, S., Morey, V., Ramsey, S., ... & Williams, V. (2006). Survey of the prevalence, diagnosis and treatment of dermatological conditions in small animals in general practice. Veterinary record, 158(16), 533-539.