Mi perro se esconde de mí y está raro: ¿qué debo hacer?

Puede que tu perro se esconda de ti porque necesita privacidad, pero también es posible que algo no esté del todo bien en su organismo. Aquí exploramos esta conducta.
Mi perro se esconde de mí y está raro: ¿qué debo hacer?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 10 septiembre, 2021.

Última actualización: 10 septiembre, 2021

Los canes son muchas veces una incógnita para el ser humano, pues pueden pasar de ser la alegría de la casa a una sombra que apenas se deja ver. Si tu perro se esconde y está raro, es posible que tenga alguna enfermedad física, un problema de comportamiento o que su personalidad haya cambiado con el paso del tiempo.

Atribuir estos cambios conductuales a “la forma de ser” o el envejecimiento del canino nunca es una opción. Como seres sociales que son, los perros buscan cariño y unidad aunque sea de forma esporádica. Si tu mascota se esconde de ti todo el rato y se muestra recelosa estás ante una conducta anormal, y aquí te mostramos cómo solucionarla.

La socialidad del perro y el ser humano

Los perros son animales sociales por naturaleza, por lo que la reclusión y el aislamiento no están en sus genes. Los antepasados de esta especie eran caninos sociales que vivían en unidades familiares (jerarquías) con figuras parentales como guías. Más que “establecer dominancia”, estos animales aprendían y se cuidaban entre ellos reconociendo su papel en la agrupación.

Durante las primeras 3-8 semanas de su vida, los cachorros focalizan su atención e interacción en otros canes. De todas formas, a partir de las 5-12 semanas comienzan a fabricar su lenguaje único con los seres humanos. Desde la domesticación de los canes hace más de 10 000 años, ambas especies (perro y humano) se han adaptado a nivel tanto comportamental como genético para entenderse una con la otra.

Tal y como indican fuentes profesionales, cuando un tutor mira a un can a los ojos se producen en ambos componentes picos de oxitocina, una hormona implicada en procesos de confianza, generosidad y bienestar. Esto quiere decir que no tiene sentido que un perro se esconda de su dueño, pues a nivel fisiológico contactar con él le debe generar reacciones positivas. 

El contacto de un can con su tutor le genera reacciones positivas a ambas partes a nivel tanto hormonal como cerebral.

Una mujer juega con su perro.

¿Por qué mi perro se esconde de mí?

Si es un ser social por naturaleza y le genera picos de bienestar interactuar contigo, lo más normal es que te preguntes por qué tu perro se esconde de ti de forma constante si esta conducta se mantiene en el tiempo. Antes de hacer sonar todas las alarmas, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Ha cambiado algo en el entorno en los últimos tiempos?: el oído de los perros es más de 2 veces superior al nuestro y su olfato aventaja al de la especie humana en varios órdenes. Por ello, es posible que un cambio imperceptible para ti (aromas, pitidos, ruidos de la calle y otros) se convierta en un gran problema para tu mascota.
  • ¿Cuántos años tiene el animal?: un cambio de conducta no se interpreta igual a los 3 meses, a los 3 años o a los 10 años.
  • ¿Hay otros síntomas?: si tu perro se esconde de ti y se lame alguna parte del cuerpo de forma obsesiva, vomita, sangra o baja de peso, sin duda es hora de ir al veterinario.
  • ¿Qué época del año es?: la mayoría de perras entran en celo 2 veces al año (cada 6 meses). Es posible que el comportamiento más receloso radique en sus cambios hormonales.

Es necesario que te hagas todas estas preguntas, pues puede ser muy útil y ahorrar tiempo a los profesionales en la vista a un veterinario. A continuación, te contamos algunas de las causas por las cuales tu perro se esconde y se muestra raro. No te lo pierdas.

El animal está enfermo

Cuando se sienten mal, los animales sociales tienden a alejarse del grupo y a mostrarse mucho más esquivos. También es posible que se tornen algo agresivos, ya que se sienten vulnerables y percibirán como un peligro todo sonido, visita o caricia que les pille por sorpresa.

Si tu perro se esconde de ti y está enfermo, lo más normal es que observes otros síntomas acompañando a este comportamiento: pérdida de peso, vómitos, diarrea, quejidos, cojera, esclerótica de los ojos amarilla (ictericia), sangrado en las heces y muchas cosas más. Ten especial cuidado si el can es senior, ya que en esta etapa patologías como el cáncer son bastante comunes.

Tiene miedo

Este es uno de los motivos más frecuentes de la conducta que aquí nos atañe, sobre todo si el can es joven. Puede que tu mascota tenga miedo a los humanos por traumas previos, a otros animales por falta de exposición, a ruidos de la calle o a cualquier otro estímulo que te resulte difícil percibir. Este temor crónico es común en animales que vienen de centros de acogida o que no han socializado bien desde cachorros.

El temor en el perro suele complementarse con temblores, jadeos, salivación excesiva, posición de sumisión (rabo entre las patas y cabeza baja) y evitación del contacto ocular. Si tu mascota se muestra recelosa ante todo su entorno por mucho que lo cambies, lo más probable es que necesites ayuda de un educador canino.

Padece disfunción cognitiva

Los perros pueden experimentar algo similar a la demencia senil de los humanos cuando envejecen. Aproximadamente el 62 % de los canes mayores de 10 años padecen el síndrome de disfunción cognitiva asociado a la edad, así que se trata de un cuadro del que hay que sospechar cuando tu mascota es mayor y su conducta cambia de forma progresiva.

Algunos de los síntomas derivados de la degradación de su sistema nervioso son cambios en el temperamento, evitación de estímulos, horario de sueño cambiado, falta de control de los esfínteres y errores a la hora de reconocer a los miembros del grupo familiar. Aunque esta condición no tiene solución, se puede mejorar la calidad de vida del animal con ayuda del veterinario.

Algo le llama la atención

A veces, el hecho de que un perro se esconda no responde a un estímulo negativo, sino a algo que le llama la atención en un sitio concreto de la casa. Por eso, si se mete todo el rato bajo la cama o detrás de un mueble deberías revisar de forma exhaustiva lo que rodea a la zona, incluyendo el suelo y la pared.

Puede que el animal haya escondido un juguete y no lo pueda recuperar, que se haya colado un ratoncillo de campo en tu hogar o que emane de esa zona (por el motivo que sea) un olor muy estimulante para el canino. El proceso de corrección de esta conducta pasa, como siempre, por el refuerzo positivo: no fomentes la conducta negativa y premia al animal cuando deje de llevarla a cabo.

Un perro se esconde bajo la cama.

Como puedes ver, muchísimos estresores pueden causar el hecho de que tu perro se esconda de ti. Si es algo esporádico no debes preocuparte, pero en caso de que la conducta se mantenga en el tiempo, lo mejor es buscar ayuda profesional. En caso de que se trate de un cuadro patológico, la detección temprana puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. 

Te podría interesar...
Cómo detectar si tu perro tiene cáncer
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo detectar si tu perro tiene cáncer

El cáncer en perros es una enfermedad con alta mortalidad entre las mascotas. La detección precoz es clave para superarlo.