Los 7 tipos de cáncer más comunes en perros

El término "cáncer" no se aplica solo a tumores malignos en humanos, pues los perros y otros animales también pueden presentarlos. Conoce con nosotros cuáles son los más comunes.
Los 7 tipos de cáncer más comunes en perros
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 26 agosto, 2021.

Última actualización: 26 agosto, 2021

El término “cáncer” provoca malestar solo con ser nombrado, pues todos conocemos a alguien que lo ha superado o que, por desgracia, ha visto su vida terminar por él. Aunque los tutores no quieran pensar en ello, las mascotas no se libran de las neoplasias malignas y existen muchos tipos de cáncer comunes en perros y otros animales que pueden complicar mucho su supervivencia a largo plazo.

No todos los tumores que puede presentar un perro son cancerígenos (la mayoría de veces son masas benignas), pero hay que tener mucho cuidado y prestar atención para detectar estas neoplasias antes de que se agraven y provoquen metástasis. Conoce con nosotros los 5 tipos de cáncer más comunes en perros, cómo detectarlos a tiempo y su pronóstico.

¿Qué es un cáncer y qué tipos son los más comunes en perros?

El término “cáncer” engloba a un grupo de enfermedades que ocurren cuando se produce una proliferación celular excesiva en alguna parte del cuerpo. El desencadenante se encuentra en una mutación en el ADN de una estirpe celular que, al tener lugar, impide que las células crezcan y se desarrollen de forma normal. Al dividirse de manera desenfrenada, generan la masa conocida como tumor.

El tumor crece de forma ilimitada, pues las células mutadas no tienen las instrucciones genéticas necesarias para parar su proliferación. Si estas ingresan al torrente sanguíneo o linfático, son capaces de llegar a otros tejidos e instaurarse en ellos, provocando así un tumor secundario en un cuadro de metástasis.

Tal y como indica el portal VCA Hospitals, 1 de cada 4 perros desarrollan cáncer a lo largo de su vida, cifra que asciende a un 50 % del total en los últimos años de vida (etapa senior). Este padecimiento es muy común en las mascotas y es necesario aprender a detectarlo a tiempo. Conoce con nosotros los 7 tipos de cáncer más comunes en perros y cómo detectarlos en las siguientes líneas.

1 de cada 2 perros ancianos tienen algún tipo de cáncer.

Un brote de cáncer en las paredes celulares.

1. Tumores de mastocitos

Según estudios, los tumores de mastocitos o mastocitomas son los tipos de cánceres cutáneos más comunes en perros, representando hasta el 21 % de las afecciones de este tipo en la piel. Estos derivan del mal funcionamiento de unas células especializadas conocidas como mastocitos, que sintetizan y almacenan histamina bajo las capas epiteliales.

El síntoma más común de este tipo de cáncer es la aparición de un bulto no doloroso bajo la piel del can. El tratamiento consiste en la resección quirúrgica del tumor y, en algunos casos, la radioterapia combinada con quimioterapia o la radioterapia por sí sola. Sea como fuese, la supervivencia 6 meses después del diagnóstico es solo de un 50 %.

2. Osteosarcoma

El osteosarcoma (OSA) es el cáncer primario más común en los huesos de los perros. Su pico de incidencia se localiza entre los 7 y 9 años de edad y las razas grandes son mucho más proclives a padecerlo, específicamente el scottish dee. El 75 % de los tumores se localizan en el esqueleto apendicular (las patas).

A diferencia del caso anterior, un cáncer de este tipo es extremadamente doloroso. Si el tumor se presenta en uno de los huesos de las patas, el animal se mostrará letárgico, quejicoso, reticente a realizar actividades físicas y tendrá cojera. La amputación de la extremidad afectada es el tratamiento de elección en todos los casos y suele acompañarse de quimioterapia.

Solo el 2 % de los canes sobreviven 2 años después de la operación.

3. Melanoma

Los melanomas son tumores que ocurren a partir de la proliferación de los melanocitos, células encargadas de pigmentar la piel de los seres vivos. Mientras que en humanos se asocian a la piel, el 80 % de los tumores comunes en perros de este tipo se producen en la cavidad oral (incluyendo las encías, el paladar, la lengua y los labios).

Si el tumor aparece en la boca, el perro experimentará dolor al comer, hipersalivación, caída de dientes, sangrados bucales, mal aliento, pérdida de peso e inflamación facial. El tratamiento quirúrgico siempre es la primera opción y luego se acompaña de quimioterapia, radioterapia o ambas. Es un cáncer muy maligno que no acarrea un buen pronóstico.

En el estadio III del cáncer, la tasa de supervivencia media es de 3 meses.

4. Linfoma

Según estudios epidemiológicos, la prevalencia de los linfomas en perros es de 20 a 100 casos por cada 100 000 caninos. Esta es una neoplasia maligna autoinmune que ocurre cuando se produce una producción anormal de linfocitos, glóbulos blancos que se concentran en órganos vitales, como la médula ósea o los ganglios linfáticos.

Los síntomas más comunes de este cáncer en el perro son nódulos linfáticos inflamados, pérdida de apetito, letargia, adelgazamiento, fiebre y dificultad respiratoria. El tratamiento de elección siempre es la quimioterapia (bien tolerada por canes) y la remisión total es posible. Aun así, la supervivencia media tras el diagnóstico se localiza en 12-14 meses.

5. Hemangiosarcoma

El hemangiosarcoma es uno de los cánceres más comunes en perros y representa el 5 % de todos los procesos tumorales malignos en esta especie. Los pastores alemanes, los golden retrievers y los labradores son los que más en riesgo se encuentran de desarrollarlo. La incidencia aumenta mucho en los ejemplares mayores, encontrándose un pico entre los 8 y 13 años de edad.

Este tumor maligno se localiza en la capa que tapiza el corazón y los vasos sanguíneos (endotelio), por lo que sus síntomas son generales e inespecíficos. Si el can se trata con quimioterapia y cirugía la esperanza media de vida es de 164 días, pero el abordaje solo quirúrgico presenta una bastante más baja (64 días).

6. Cáncer de hígado

El cáncer de hígado es casi exclusivamente diagnosticado en perros mayores, pues el 80 % de los que acuden a la clínica con este cuadro tienen 10 años o más. Los síntomas generales suelen ser inespecíficos, pero la enfermedad destaca sobre el resto por manifestarse con ictericia (amarillo de la esclerótica ocular y otros tejidos).

Los perros que tienen tumores localizados pueden ser tratados quirúrgicamente y viven hasta varios años después del procedimiento. Por desgracia, en sus formas más difusas este cáncer es letal y los pacientes mueren en los 3-6 meses tras el diagnóstico. 

7. Cáncer de mama

Más de 1/4 de las perras no castradas presentarán algún tipo de tumor mamario a lo largo de su vida. El 50 % de las masas en estos tejidos son benignas, pero el otro 50 % indican un cáncer de mama en progresión. De todas formas, es un tipo de neoplasia maligna bastante menos agresiva que otras de esta lista.

Una masa en cualquiera de las glándulas mamarias de la perra es el síntoma más evidente, aunque también puede presentarse con otros signos sistémicos. El tratamiento indicado siempre es quirúrgico, aunque a veces se acompaña con quimioterapia. La mitad de las pacientes caninas se recuperan del todo después del abordaje adecuado.

Un perro pequeño enfermo.

Existen muchos tipos de cáncer comunes en perros, y por desgracia, casi todos acarrean un pronóstico reservado. De todas formas, debes recordar que la inmensa mayoría de neoplasias malignas se hacen evidentes cuando el can ya es muy mayor y no le queda mucho tiempo de vida. A veces, el mejor tratamiento es acompañar a tu amigo en sus últimos momentos y dejarle ir.

Te podría interesar...
Un perro detecta cáncer de mama en su dueña
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Un perro detecta cáncer de mama en su dueña

Esta historia en la que un perro detecta cáncer a su dueña antes incluso de que esta se hiciera unos exámenes está corriendo por las redes.



  • What is cancer? VCA Hospitals. Recogido a 24 de agosto en https://vcahospitals.com/know-your-pet/what-is-cancer
  • Baioni, E., Scanziani, E., Vincenti, M. C., Leschiera, M., Bozzetta, E., Pezzolato, M., ... & Ru, G. (2017). Estimating canine cancer incidence: findings from a population-based tumour registry in northwestern Italy. BMC veterinary research, 13(1), 1-9.
  • Shoop, S. J., Marlow, S., Church, D. B., English, K., McGreevy, P. D., Stell, A. J., ... & Brodbelt, D. C. (2015). Prevalence and risk factors for mast cell tumours in dogs in England. Canine Genetics and Epidemiology, 2(1), 1-10.
  • Zandvliet, M. (2016). Canine lymphoma: a review. Veterinary Quarterly, 36(2), 76-104.