Mejillones: todo lo que debes saber

Los mejillones son una serie de especies de moluscos bivalvos acuáticos, populares por ser un gran alimento e indicar la calidad del agua de los ecosistemas en los que habitan.
Mejillones: todo lo que debes saber
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 19 abril, 2021

Los mejillones, choros o mitílidos (Mytilidae), son una familia de moluscos protegidos por una concha de 2 piezas que viven adheridos a las costas rocosas del mar. Esta agrupación taxonómica comprende 52 géneros diferentes.

La familia de los mejillones es bastante antigua, pues muchos estudios confirman su existencia desde el período devónico. En tiempos prehistóricos, las conchas de los moluscos eran utilizadas por los indios de Norteamérica como herramientas, cuenta Tom Suchanek –doctor en peces y biología de la conservación–. 

Actualmente, los mejillones son de un alto interés como alimento y como biomonitores de la calidad del agua costera. Conoce más sobre la vida de estos moluscos bivalvos en las siguientes líneas. 

Características generales

Los machos de mejillón (género Mytilus) son de color naranja pálido y las hembras son más oscuras. El color de las conchas que protegen su cuerpo es negro, con tonalidades púrpuras, azules o marrones, tal y como indica la Junta de Andalucía

Especialistas en mariscos afirman que estos invertebrados suelen formar colonias en todo el mundo, especialmente en los mares más fríos. Aún así, se han encontrado especies que viven en agua dulce y otras que prefieren los mares más cálidos. 

Gracias al biso –sustancia expulsada por el mejillón que toma la forma de filamentos–, los mejillones se pueden fijar a las rocas u a otras superficies sumergidas en el mar. Por esta razón, siempre los vemos adheridos al fondo marino, impasibles ante las olas y corrientes.

Una población de mejillones.

Alimentación y reproducción de los mejillones

Las conchas que protegen a los mejillones están un poco abiertas, por lo que siempre hay un constante flujo de agua en el interior del animal. Las olas favorecen la renovación del agua que los rodea constantemente, lo que aumenta su alimento y oxígeno, pues se nutren de fitoplancton y de materia orgánica, cuenta el diario El País.

Su reproducción se da cuando existen las condiciones adecuadas en cuanto al alimento y la temperatura. Los mejillones viven amontonados en las rocas, muy cerca los unos de los otros, y esta proximidad es muy importante a la hora de la reproducción. 

Cuando llega el momento, el macho suelta su esperma en forma de un cordón y, gracias al movimiento del mar, este se vierte dentro de la hembra. A los pocos minutos, la hembra libera una gran cantidad de óvulos fecundados en forma de esferas, los cuales comienzan a ser parte de la vida planctónica y luego se fijan en otras superficies, para convertirse en mejillones . 

Apetecido consumo

En los últimos años —según la Asociación Española de Historia Económica–, los mejillones han pasado por un proceso de globalización en cuanto su producción. Desde los años setenta, uno de los principales países exportadores y productores es España. Aun así, en las últimas décadas han surgido nuevos países que cultivan y exportan mejillones, como Chile. 

Los mejillones son apetecidos por su sabor y propiedades nutritivas, ya que su consumo favorece la salud y previene enfermedades. Son bajos en grasas, ricos en proteínas y, además, sirven para preparan una gran variedad de platos deliciosos. 

Son fuente natural de omega 3, vitamina B12, hierro, fósforo y zinc. Ayudan al crecimiento y desarrollo normal de los huesos de los niños, contribuyen al desarrollo cognitivo y favorecen la fertilidad y la reproducción, según el diario de información Faro de Vigo. Con estos datos, nos queda claro que los mejillones son alimentos excelentes.

Sin embargo, es importante saber dónde adquirirlos, debido a la contaminación elevada de algunas zonas de pesca. 

Actualidad de los mejillones

El fitoplancton —del cual se alimentan los mejillones— actualmente puede ir acompañado de desechos de plásticos debido a la contaminación y al gran número de desperdicios acumulados. La dieta de estos moluscos está siendo contaminada y esto puede ocasionar su muerte, afirman especialistas. 

Anteriormente era más fácil encontrar mejillones en el mar, pero debido a la contaminación marina, las especies invasoras, la acidificación del mar y el calentamiento global, se ha disminuido la existencia de estos invertebrados en muchas aguas del planeta.

Unos mejillones cocinados.

Los mejillones no solo son de gran valor gastronómico para los humanos, pues actúan como filtradores de detritos y purificadores universales de las aguas marinas. Es esencial preservarlos, pues sin ellos, se pierde una parte valiosísima de la cadena trófica en los ecosistemas acuáticos.

Te podría interesar...
Los efectos de los plásticos sobre el océano
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los efectos de los plásticos sobre el océano

Microplásticos en la comida, en el interior de los animales, incluso en el agua. ¿Cuales son los efectos de los plásticos sobre la fauna del océano...