¿Qué tipos de reproducción animal existen?

La reproducción animal engloba multitud de estrategias diferentes, según las especies consultadas y el modo de vida que estas llevan.
¿Qué tipos de reproducción animal existen?
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda.

Última actualización: 25 marzo, 2021

Una de las 3 funciones vitales que tienen los seres vivos es la de reproducirse o engendrar descendencia. Para conseguir esta meta, las distintas especies animales han desarrollado diversas vías. Los tipos de reproducción animal son casi únicos para cada grupo de animales, no obstante, pueden ser clasificados en unos pocos tipos —siempre con excepciones—.

Sobrevivir en el mundo salvaje es una tarea ardua, una lucha constante y diaria con el único fin de que los genes propios se mantengan. Algunos animales tienen millones de crías, pero solo unas pocas llegan a la edad adulta. Por el contrario, otros tienen un único descendiente, sobre el cual invierten todas sus energías.

Vamos más allá, ya que algunas especies de animales simplemente seccionan una parte de su cuerpo para reproducirse. Descubre mucho más sobre la diversidad reproductiva de los animales en las siguiente líneas.

Tipos de reproducción animal: la reproducción sexual

Uno de los tipos de reproducción animal —y quizá el más conocido y estudiado— es la reproducción sexual. Esta estrategia reproductiva es la que llevan a cabo la mayoría de organismos superiores, como mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.

La reproducción sexual se define como el acto de engendrar descendencia en la que están implicados 2 o más animales de sexos opuestos. La premisa es sencilla: una hembra y un macho de la misma especie deben copular, para así tener crías.

Antes de reproducirse, ambos animales deben haber llegado a la madurez sexual o, dicho de otra forma, tener óvulos y espermatozoides maduros. El proceso por el cual un óvulo madura se llama ovogénesis y, aunque comienza durante el desarrollo embrionario de la hembra, no se completa hasta que esta alcanza la pubertad.

Por el contrario, los espermatozoides generados en los testículos del macho solo comienzan a formarse cuando estos llegan a la adolescencia. En esta estrategia sexual, la hembra aporta uno o varios óvulos o gametos femeninos, mientras que el macho brinda espermatozoides o gametos masculinos. 

Una vez los individuos son maduros y copulan, debe producirse la fertilización del óvulo, evento también conocido como fecundación. Al existir tanta diversidad de especies, también hay una gran variedad de formas de fertilización.

Fecundación interna en animales

En la fecundación interna, el esperma del macho entra a través del canal reproductivo de la hembra. En mamíferos, este canal es la vagina, pero en otros animales se denomina cloaca.

Una vez se produce la fecundación, la hembra gestará a la descendencia en su interior —animales vivíparos y ovovivíparos— y dará después a luz a crías vivas o, en su defecto, la madre pondrá huevos y la gestación tendrá lugar en el exterior —animales ovíparos—.

Un león macho y una hembra.

Fecundación externa en animales

Este tipo de fecundación es muy común en muchas especies de peces y anfibios. Durante este proceso, la hembra expulsará multitud de óvulos al medio, habitualmente acuático, y el macho los rociará con esperma.

En algunos casos, los progenitores cuidarán de estos huevos fecundados en el exterior pero, en muchos otros, el cuidado parental termina después de la fecundación. El grado del cuidado parental suele depender mucho del número de crías producidas.

Los tipos de reproducción en animales son variados.

Reproducción asexual en animales

En la reproducción asexual, un único animal lleva a cabo la generación de descendencia. Otra característica muy definitoria de esta estrategia reproductiva es que no siempre es necesaria la presencia de un gameto. En muchos tipos de reproducción asexual en animales, es una célula somática la que desarrolla un individuo completo.

Por último, el hecho de que no exista participación de un segundo individuo en este tipo de reproducción hace que la descendencia sea genéticamente idéntica al progenitor. A continuación, se exponen los distintos tipos de reproducción asexual en animales:

  • Partenogénesis: este tipo de reproducción animal consiste en el desarrollo de un embrión a partir de un óvulo no fecundado. Por distintos factores tanto externos como internos a los animales, muchas hembras son capaces de producir descendencia sin la presencia de machos.
  • Ginogénesis: la ginogénesis solo se da en algunos tipos de peces y anfibios. Un óvulo no fecundado comienza a sufrir las divisiones típicas del comienzo de la embriogénesis ante la presencia de espermatozoides. Sin embargo, estos no prestan su material genético.
  • Fragmentación: es típica de las estrellas de mar o las planarias y no involucra células sexuales. Los animales tienen la capacidad de fragmentarse y, posteriormente, de cada uno de esos fragmentos se desarrolla un organismo completo.
  • Gemación: es la estrategia reproductiva que llevan a cabo las esponjas marinas. Las células de una región de su cuerpo comienzan a acumular nutrientes, hasta que crecen tanto que acaban por separarse del organismo materno.
Los tipos de reproducción en las estrellas de mar.

Reproducción alternante en animales

Por último, aunque no sea la estrategia reproductiva más común en animales, la reproducción alternante también puede darse. Durante este mecanismo reproductivo, los animales alternan ciclos de reproducción sexual con ciclos asexuales. Los taxones donde se conoce bien este proceso son, por ejemplo, las hormigas y las abejas.

Una hormiga soldado se comunica con una obrera.

Como habrás podido comprobar, no exageramos al decir que la reproducción en el mundo animal es muy extensa, tanto como especies existen. Al final, todos los animales están preparados para —de una forma u otra— conseguir dejar descendencia, cueste lo que cueste.

Te podría interesar...
La curiosa reproducción del caracol
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La curiosa reproducción del caracol

Si pensamos en un animal que sea hermafrodita para su reproducción, a todos nos viene a la cabeza el caracol, pero... ¿cómo es la reproducción del ...



  • Cook, R. E. (1979). Asexual reproduction: a further consideration. The American Naturalist, 113(5), 769-772.
  • Sawada, H., Inoue, N., & Iwano, M. (2014). Sexual reproduction in animals and plants. Springer-Verlag GmbH.