Lesiones oculares en perros: síntomas y tratamiento

Eva María Rodríguez · 20 enero, 2019
Las lesiones oculares en perros son comunes y varían mucho en gravedad; es importante llevar al perro al veterinario inmediatamente después de notar los síntomas para que este evalúe su gravedad y recete el tratamiento adecuado

Las lesiones oculares en perros pueden provocar cicatrices permanentes o ceguera. Incluso si hay un objeto extraño visible a simple vista, es importante no intentar tratar una lesión ocular en casa.

Las lesiones oculares pueden provocar cicatrices permanentes o ceguera si se desarrollan lesiones penetrantes o ulcerativas. Las lesiones oculares incluyen cuerpos extraños, rasguños, lesiones perforantes, lesiones químicas o traumatismo corneal por contacto. 

Si el ojo del perro está cerrado o el animal está entrecerrando los ojos para protegerlo, o si el párpado no funciona correctamente, es un signo seguro de una emergencia médica grave.

Síntomas de lesiones oculares en perros

Muchas enfermedades oculares diferentes pueden afectar a los perros. Los síntomas oculares pueden surgir incluso sin una lesión. Los principales síntomas que denotan una lesión ocular en perros son los siguientes:

  • Angustia general o malestar
  • Bizquera
  • Parpadeo rápido
  • Incapacidad para abrir el ojo
  • Lagrimeo
  • Ojos sangrientos o inyectados en sangre
  • Reacción para evitar las luces brillantes
  • Intentos de arañarse el ojo y la cara
  • Pupila distorsionada
  • Objeto extraño visible
  • Nubosidad o cambio en el color de los ojos
  • Secreciones oculares
Lesiones en ojos de perros

Causas de lesiones oculares

Una lesión ocular ocurre cuando algo entra en contacto con el ojo del perro y causa daños. Una pelea, un arañazo o una patada pueden provocar daños en el ojo de un perro. También pueden causar este tipo de problemas los peligros presentes en el ambiente, como las ramas de los árboles, las picaduras de insectos, etc.

Los productos químicos, los objetos afilados y con esquinas o las herramientas también pueden representar una amenaza. La picazón en los ojos debido a alergias o una leve irritación puede provocar lesiones en los ojos si el perro se frota con algo. Si este comportamiento continúa, se puede formar una úlcera o una herida en la córnea.

Las lesiones oculares varían de leves a severas y, en general, el veterinario puede diagnosticarlas con pruebas simples. Las lesiones oculares comunes incluyen laceración de la córnea, úlcera de la córnea, herida por punción, traumatismo en los párpados o proptosis.

Tratamiento de lesiones oculares en perros

El veterinario tratará las heridas simples con un collar isabelino para evitar que el perro se rasque, junto con antibióticos y otros medicamentos, habitualmente en forma de gotas. Las gotas antibióticas tratan las infecciones bacterianas, mientras que las gotas con atropina dilatan la pupila del perro y ayudan a aliviar el dolor. En algunos casos, el veterinario puede incluso recetar una lente de contacto suave para proteger la herida.

En casos graves, el veterinario recetará medicamentos como antibióticos para prevenir infecciones, antiinflamatorios para aliviar la hinchazón y ayudar a la curación, o también analgésicos para ayudar a aliviar el dolor.

Las heridas más graves y complicadas pueden requerir una exploración quirúrgica para realizar un diagnóstico completo. Esta cirugía buscará reparar el ojo del perro y restablecer su funcionamiento. Los medicamentos y las dosis exactas dependerán de la gravedad de la lesión del perro y, en su caso, de la cirugía necesaria.

Problemas en ojos de los perros

Recuperación de lesiones oculares en perros

Es necesario controlar con frecuencia la lesión ocular del perro para comprobar la recuperación. Para heridas simples, es importante realizar una observación diaria durante los primeros días y tomar nota de cualquier diferencia.

Ante cualquier cambio negativo, o si la herida no parece estar sananda, hay que consultar con el veterinario. En el caso de un perro que se está recuperando de una cirugía correctiva, es de gran importancia seguir atentamente todas las instrucciones del  veterinario y que supervise el progreso.

Cuanto más profunda sea la lesión ocular, mayor será la posibilidad de pérdida parcial o total de la visión. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el perro se recuperará completamente de la lesión ocular. El tiempo de recuperación depende del tipo y la gravedad de la lesión.

Prevención

No cabe duda de que los accidentes pueden ocurrir. Sin embargo, muchas lesiones oculares en perros se pueden prevenir. Una de estas medidas de prevención es tan simple como socializar adecuadamente al perro para evitar peleas.

También es importante cuidar el entorno por el que se mueve el perro: hay que procurar proteger al perro de objetos punzantes o cortantes, productos químicos y todo aquello que pueda ser un riesgo para su salud.

Por otra parte, si se dispone de jardín o se lleva al perro a pasear al campo, es importante tener cuidado con las ramas, la maleza y otros elementos que puedan causar lesiones oculares en el perro. Por último, hay que señalar la importancia de evitar que el perro saque la cabeza por la ventanilla de un coche en marcha. Entre otros riesgos, está el de que algo entre en su ojo y le cause una lesión.