La tortuga de orejas rojas, un animal delicado

Mariela Ibarra Piedrahita 7 febrero, 2015

La tortuga de orejas rojas es una tortuga terrestre usada comúnmente como animal de compañía. También llamadas “galápago de la florida”, toma su nombre de las curiosas manchas rojas que tiene a ambos lados del cuello. Sin embargo este anfibio es un animal sumamente delicado, y su vida en cautiverio tiende a ser dura y corta si no se tiene cuidado con su ambiente.

Esta especie de tortugas es pequeña, aunque puede llegar a alcanzar los 20 centímetros de longitud, siendo principalmente un animal diurno y que pasa mucho tiempo en el agua. Una vez alcanza la madurez las manchas a ambos lados de su cabeza van desapareciendo.

Cuidados especiales

tortuga orejas rojas 2

Tener un animal exótico de mascota no es una tarea fácil, infortunadamente debido a esto muchas terminan gravemente enfermas o mueren a causa de descuidos por parte de sus cuidadores o porque son devoradas por otros animales.

Con esta especie de tortugas se debe prestar especial atención al cuidado de los ojos, pues estos tienden a inflamarse incluso si viven en un ambiente limpio.

Un espacio óptimo para que viva garantizará que la tortuga goce de una buena calidad de vida. Normalmente se sugiere tenerlas en un espacio amplio, en donde haya agua suficiente como para que la tortuga puede sumergirse y bucear. Algo que se debe vigilar con los reptiles es la temperatura del agua, y también la del estanque. Recuerda que demasiado caliente es igual de malo que demasiado frío. Así que deberás vigilar que la temperatura nunca exceda los 25° y nunca descienda de los 18°. De lo contrario la tortuga podría enfermarse.

Algo a lo que deberás acostumbrarte es a cambiar el agua del estanque con frecuencia, debes incluir también un filtro en el estanque para prevenir la acumulación de bacterias. Cuidar la calidad del agua es primordial para la salud de tu mascota.

Se aconseja dejar el estanque en un lugar donde reciba sol, de esta manera la tortuga podrá regular la temperatura de su cuerpo, además de prevenir los hongos propios de los ambientes muy húmedos. El estanque necesitará una buena porción de tierra, tronco o cualquier elemento que le permita a tu tortuga salir por un momento del agua y tomar el sol.

Alimentación

tortuga orejas rojas 3

La alimentación es muy importante para las tortugas y de esta dependerá su longevidad. En general la dieta de esta clase de animales está compuesta por proteína animal y por frutas y vegetales. Sin embargo sus necesidades nutricionales irán cambiando de acuerdo a la edad que tenga.

Por ejemplo, para las tortugas más jóvenes se aconseja una dieta rica en proteína, pues esta le ayuda a fortalecerse y a crecer. Cuándo son adultas demandan un mayor consumo de verduras, pues de ahí optienen nutrientes esenciales para su sostenimiento, enfocándose en aquellas ricas en calcio, pues fortalecen su caparazón, además son más fáciles de digerir.

Procura darle una dieta rica en vitaminas, pues de lo contrario se puede debilitar su caparazón, su sistema inmunológico y será propensa a adquirir infecciones o enfermedades. Una buena forma de saber si una tortuga de orejas rojas está en malas condiciones es observar la dureza de su caparazón, si está blando o presenta hendiduras se aconseja llevarlas al veterinario. Igualmente si sus párpados se inflaman.

Si decides alimentar a tu tortuga con gelatinas especializadas recuerda alternar su dieta con el consumo de otros productos, por ejemplo el pollo es una buena opción alimenticia para ellas. El huevo, hígado y verduras y hortalizas (en especial las verdes) son excelentes complementos nutricionales.

Las tortugas jóvenes se alimentarán con más frecuencia que las que son mayores, de esta forma, mientras un ejemplar de pocos meses debe alimentarse todos los días, una tortuga de dos años lo hará cuatro o cinco veces por semana. Los tortugas adultas tienden a comer muy poco, sólo una vez a la semana.

Ten presente al momento de adquirir cualquier animal exótico hacerlo en un lugar con licencia, evita comprar mascotas que hayan sido víctimas de trata. Normalmente las tortugas de orejas rojas que se encuentran en el mercado son criadas en los países donde se consiguen. Los procesos de tráfico ilegal de animales producen graves daños a los ecosistemas, así como la muerte a miles de animales producto de las malas prácticas de captura y transporte.

Te puede gustar