¿Cuál es la personalidad del perro?

El tema de la personalidad del perro ha sido objeto de diferentes estudios por parte de científicos y veterinarios en todo el mundo. Actualmente, ya es posible elegir la personalidad del perro de acuerdo a distintas variables. De esta forma, será lo más adecuado a nuestro estilo de vida y a sus necesidades.

¿Cómo es la personalidad del perro?

La propuesta más aceptada hasta hoy es que 50% del temperamento es innato, o sea, ya viene con él al nacer. Serían las características genéticas heredadas de la raza y del linaje.

El otro 50% sería construido a partir de las experiencias de vida de cada perro. Aquí, influirán factores como el ambiente, los dueños, la cultura, la alimentación, los cuidados y otras particularidades.

¿Qué raza elegir?

Por eso, se dice que es tan importante elegir una raza de perro de acuerdo a lo que se espera de él y lo que se le puede ofrecer.

De esta forma, una persona que resida en la gran ciudad con espacio reducido, debe preferir un perro que se pueda adaptar a estas circunstancias. Razas más pequeñas, de temperamento más tranquilo y con poco riesgo de obesidad. Pinsher, Chihuahua, Caniche, Daschund o Yorkshire son indicados.

Es diferente si hay un poco más de espacio y el dueño prefiere el aire libre, los deportes y la naturaleza. Se puede optar por perros más activos, pero de temperamento equilibrado. Golden Retriever, Papillon, Labrador o Cocker Spaniel son buenas opciones para quien tiene disposición de espacio.

En caso de que se trate de alguien con mucho terreno disponible, muchas razas se pueden integrar bien. Incluso razas típicamente más campestres como el Border Collie, el Boyero de Berna, el Ovejero Alemán, el Ganadero Australiano, el Rottweiller y muchos otros.

Pero la tendencia genética no es suficiente para garantizar la adecuación de un perro a su dueño y al ambiente. Si fuera así, no habría Caniches agresivos o Pit Bulls acobardados. La parte más fundamental de la crianza de un can es la educación.

¿Es posible moldear la personalidad de tu perro?

Para moldear la personalidad de tu perro y controlar sus respuestas a los estímulos externos, es recomendable socializarlo. El proceso de socialización enseña a tu mascota a relacionarse pacíficamente con otros animales y personas.

Lo ideal es socializar mientras todavía es un cachorro, entre los 6-7 primeros meses de vida. Pero también es posible socializar un perro adulto exponiéndolo al contacto con otros perros.

También es importante que el dueño demuestre al perro las actitudes consideradas buenas y malas. De esta forma se establecen límites. Y el animal entiende la clase de comportamiento aceptable en cada ambiente.

El adestramiento profesional es muy demandado en sociedad actual. Además, puede ser la solución para las personas que no pueden dedicar mucho tiempo a sus mascotas.

¿Cómo averiguar la personalidad del perro?

El primer paso para averiguar la personalidad del perro es observar su comportamiento diario. Tanto en la casa como frente a los estímulos externos. Solo así es posible distinguir buenas y malas conductas.

Los refuerzos positivos son recomendables para destacar las buenas actitudes.

En los refuerzos negativos para malas conductas o desobediencias, jamás hay que utilizar la violencia. Los maltratos traumatizan y retardan el aprendizaje. Es preferible remarcar con el tono de voz, con señales y privación de mimos o regalías. Pero no golpes o gritos.

La raza y el linaje pueden dar indicios de la personalidad del can. Por eso, es importante investigar sobre las características genéticas específicas de su origen.

La prueba de Volhard

Uno de los mecanismos para saber el carácter de un perro es la prueba de Volhard. La prueba consiste en presentar diferentes ejercicios al animal para evidenciar rasgos de su personalidad, de acuerdo a los resultados obtenidos. Analizar la forma en que el can se expresa.

Los ejercicios proponen 10 estímulos diferentes al animal:

  1. Llamada  (Atracción por personas).
  2. Acompañar (Seguir el liderazgo humano).
  3. Restricción (Facilidad de control bajo dominio físico).
  4. Acariciar (Facilidad de control por el cariño).
  5. Elevación (Facilidad de control en situación de riesgo).
  6. Buscar (Disposición de hacer algo por su dueño).
  7. Presión en la pata (Resistencia al dolor).
  8. Ruidos fuertes (Reacción a sonidos fuertes).
  9. Perseguir (Reacción frente a algo que se mueve).
  10. Sorprender (Reacción a situaciones inesperadas).

Las puntuaciones de cada test varían de 1 a 6 de más o menos sociable o susceptible al dominio o socialización. La nota de cada prueba y la suma final van revelando características de la personalidad del perro.

Fuente de la imagen principal: llee_wu.