¿Cómo se expresan nuestros perros?

Aunque algunas personas son reacias a creerlo, nuestros perros se expresan, tienen una especie de lenguaje. Y además nos entienden.

Si hemos dado una educación correcta a nuestra mascota, además de que se expresan, tendrán una reacción correcta a las órdenes que los demos. En este entendimiento, hay unas pautas o señales sobre su comportamiento. De ellas podremos deducir lo que el perro quiere transmitirnos.

Señales a través de las que nuestros perros se expresan

los perros mueven la cola con el corazón

  • Si duermen a nuestro lado, además de buscar nuestra compañía, nos están mostrando su cariño y afecto hacia nosotros. Sin embargo, no es la mejor idea que se acostumbren a dormir con los humanos. Lo mejor es que cojan la costumbre de dormir solos.
  • La lealtad, como sabemos, es la cualidad principal de nuestra mascota. Ellos nos quieren y su fidelidad será la máxima hasta el último momento de sus vidas.
  • Su cola es una de las señales más conocidas. Desde siempre la hemos interpretado como un signo claro de felicidad o de tristeza, incluso de miedo. Pero igualmente puede significar otras cosas, como es el caso de tensión, nerviosismo, algunos temores, etc.
  • Los lamidos de nuestros perros también son señales de que se expresan. Sin embargo, cuando un can lame a su dueño no es solo señal de cariño. Hay otras cosas que este gesto puede significar, como sumisión, obediencia, compañía, etc. Tengamos en cuenta que los lamidos ya se producen entre el perro y su madre desde muy pequeño.
  • Los perros vienen, en su origen, de los lobos. La manada es el concepto más importante. Ellos tienden siempre a proteger y cuidar de su manda. Y sus dueños formamos parte de dicha manada. Cuando no hay otros compañeros de su misma especie, la manada la forman con su familia humana. A partir de ahí, utilizarán la manada para varias cosas, desde la búsqueda de protección y compañía, hasta la vigilancia para cuidar la seguridad de esa comunidad que ha creado contigo.

Más detalles de la expresión canina

  • Son conocidos los lamidos de los perros a las heridas de su dueño. Sin embargo, no sólo para el caso de las heridas, sino que también los perros notarán cuando su dueño está enfermo. De esta forma intentarán ayudar, de la manera que mejor saben hacerlo, que es acompañar y arropar con su compañía en todo momento. Su intención es aliviar y calmar el dolor de su dueño.
  • También el salto en los perros suele ser una muestra de cariño y de alegría. Los perros se expresan y saltan, entre otras cosas para ponerse a la altura de sus dueños. Con ello conseguirán lamerle, llegar a sus manos si su dueño no se agacha, etc.
  • También son actitudes típicas las de apoyarse en su dueño e inclinarse sobre él. Aunque suelen ser actitudes para llamar su atención, reclamarle juegos, cariño, o simplemente recordar que hay apetito y es la hora de comer.

Expresiones faciales

Si pensamos que nuestro perro no sonríe, nos equivocamos. Hay muchos estudios que coinciden en que nuestra mascota puede mostrar muchos gestos diferentes.

En estas expresiones faciales podemos comprobar varios estímulos, de forma positiva en alegría y felicidad, o también para el caso de cosas menos agradables. Si nuestra mascota nos mira y pensamos que está sonriendo, efectivamente lo hace. Y eso significa una señal de mucho afecto.

Cuando nosotros hacemos gestos y el perro nos acompaña con la mirada, es la señal más inequívoca de que él está pendiente de cualquier gesto que hagamos, y de que su entrega a nosotros es total.

Pequeños hurtos caseros y ladridos

ladrar-por-too

En el caso de nuestra mascota nos haya “robado” un calcetín o una zapatilla, no debemos interpretarlo de forma negativa. Lo que debemos interpretar es que nos echa mucho de menos y el objeto que ha cogido para ello les representa que somos nosotros, tiene nuestro olor, y eso es algo que el perro necesita sentir.

Algo parecido sucede con los ladridos. Si el animal ladra ante ruidos en la puerta de tu casa o sonidos extraños, no debemos molestarnos; hay que ser conscientes de que el animal nos está cuidando, está velando por la seguridad de lo que él considera su hogar y su familia. Esa es la forma que tiene de proteger algo que se considera muy unido a él.