¿La miel es buena para gatos?

La miel es un ingrediente dulce que puede resultar muy atractivo para los gatos, pero ¿es realmente buena para estos felinos? Descúbrelo a continuación.
¿La miel es buena para gatos?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 24 octubre, 2021

Encontrar el balance entre una alimentación saludable y agradable para tu mascota felina no es tarea fácil. Hay que tener en cuenta que no todos los alimentos o ingredientes que los seres humanos ingieren funcionan de la misma forma en los animales, aunque algunos sean dulces y llamativos para su paladar. Por ello, surge el siguiente interrogante: ¿la miel es buena para gatos?

Es importante saber si un producto contribuye (o no) al bienestar de tu animal de compañía. En este orden de ideas, a continuación descubrirás los componentes de la miel y los efectos que esta podría generar en el organismo de los gatos. De esta manera, sabrás si es conveniente ofrecérsela a tu mascota.

¿Es segura la miel para gatos?

La miel es el único producto comestible para seres humanos fabricado por un insecto (Apis mellifera). Contiene grandes propiedades medicinales, es muy utilizada en diferentes recetas culinarias y sirve de endulzante para bebidas frías y calientes. Es necesario revisar el impacto que este alimento, producido por las abejas, tiene el organismo de los gatos.

Hay que resaltar que la miel contiene vitaminas del complejo B, como tiamina, niacina, riboflavina, ácido pantoténico, piridoxina y biotina. De acuerdo a lo publicado en investigaciones, y a diferencia de otras frutas y verduras, este líquido viscoso nunca pierde dicho contenido vitamínico a no ser que se caliente.

Sin embargo, las múltiples propiedades de este producto no indican que deba ser un elemento principal en la alimentación de los gatos. Si bien los felinos pueden sacar provecho de la miel, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones respecto a su consumo. Al usarla de la forma correcta, la miel tiene las siguientes propiedades:

  • Aporta energía: la miel no procesada es uno de los alimentos con más contenido energético que existen (304 kilocalorías por 100 gramos).
  • Es emoliente: protege la mucosa gastrointestinal y podría ayudar a superar complicaciones de salud desarrolladas en esa área. A veces se recomienda para paliar síntomas en enfermedades como la gastritis felina.
  • Actúa como bactericida: ingerir miel podría ayudar a tu gato combatir las infecciones de forma natural.
  • Promueve la curación: se cree que la miel también puede promover la curación y la cicatrización de heridas si es aplicada de forma tópica. De todas formas, aún se requiere mucha investigación para afirmarlo en el 100 % de los casos.
Un ejemplo de miel para gatos.

La dosis correcta

Si deseas darle miel a tu mascota, espera a que el felino haya cumplido su quinta semana de vida. A partir de esa edad puedes dejar que tu gatito ingiera un poco de miel mezclada con leche. De todas formas, tras haber alcanzado los tres meses es recomendable que solo le brindes este alimento en forma de premio o cuando una enfermedad lo requiera.

De igual forma, recuerda que si planeas incluir algo en la dieta de tu animal de compañía es ideal que siempre cuentes con la opinión y la supervisión de un veterinario o profesional en el tema. Asimismo, no olvides que la ingesta de miel (o su contraindicación) dependerá del sistema inmunitario, el sistema digestivo, la edad, la raza y el estado de salud general de tu gato.

¿Qué tipo de miel se recomienda para gatos?

La mejor opción para gatos es la miel ecológica. Cuanto más natural sea este alimento, mejor. Por lo tanto, es fundamental adquirir la miel en un lugar en el que vendan productos respetuosos con el medio ambiente y de calidad. Si planeas utilizarla de forma tópica, lo más recomendable será que consigas miel médica, ya que esta viene esterilizada para eliminar cualquier agente contaminante.

Ten en cuenta que la miel nunca va a sustituir una pomada antibiótica o antifúngica. Adminístrala solo como coadyuvante y si te lo recomienda un veterinario.

La miel en la alimentación del gato

Sumado a lo anterior, hay que resaltar que los gatos son animales carnívoros que no procesan los azúcares bien. Por esta razón, incluir la miel como ingrediente principal en su alimentación es una mala idea. No obstante, sí es posible brindarle un poco de este ingrediente dulce a tu mascota, pero solo en pequeñas dosis y de forma complementaria.

Es importante tener claro que, pese a sus propiedades, la miel no es un alimento que aporte grandes beneficios al organismo de los gatos. Por lo tanto, es crucial no ofrecérselo a estos animales con frecuencia. De lo contrario, podrías ocasionarles vómitos, diarrea y hasta aumento de peso.

Además, debes evitar brindarle miel a tu gato si notas que presenta alguna reacción alérgica o negativa tras su consumo. Recuerda acudir a un veterinario de inmediato ante el mínimo síntoma derivado de su ingesta. Del mismo modo, si tu mascota padece problemas como diabetes u obesidad, lo mejor será que mantengas la miel fuera de su alcance.

La miel es muy rica en azúcares. Por ello, hay que consultar con un profesional antes de administrársela a gatos obesos o diabéticos.

Miel para tratar heridas tópicas en gatos

La miel no solo funciona como alimento, sino que también puede utilizarse de forma tópica para tratar heridas en los gatos. En este orden de ideas, y como se mencionó anteriormente, es necesario usar miel médica (cualquier otro tipo no serviría). Este producto tiene que haber pasado por un proceso de esterilización para eliminar cualquier contaminación.

De todas formas, ten en cuenta que las propiedades medicinales de este compuesto son limitadas. Úsalo solo si un veterinario te lo recomienda tras un análisis exhaustivo de la salud de tu felino.

¿Es buena la miel para los gatos?

En conclusión, la miel no es la opción más saludable para los gatos en lo que a dieta se refiere. Aunque los felinos pueden ingerirla en pequeñas dosis algunas veces, lo más recomendable es que sea esporádicamente. Hay que tener en cuenta que todo lo que se incluya en la alimentación y en el estilo de vida de los gatos debe aportar a su bienestar.

Te podría interesar...
¿Los gatos pueden comer helado?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Los gatos pueden comer helado?

Muchos tutores se preguntan si sus gatos pueden comer helado. La verdad es que no morirán si lo hacen, pero no se recomienda en exceso.