La alimentación ideal para hurones

Estos mamíferos siempre tienen que comer productos de origen animal –no vegetal– excepto leche y sus derivados. Ten en cuenta que sus cuidados son diferentes a los del perro y los del gato, así que evita tratarlos igual.
La alimentación ideal para hurones
Laura Huelin

Escrito y verificado por la educadora canina Laura Huelin.

Última actualización: 11 agosto, 2022

El hurón es un peculiar animal alargado, con un gran carisma y actitud que llama bastante la atención. Sin embargo, al ser una mascota exótica, sus cuidados tienen ciertas diferencias en comparación con otros animales como los perros o los gatos.

Los hurones son cada vez unas mascotas más frecuentes en nuestras casas. Que un animal lleve una dieta adecuada y equilibrada es imprescindible para que esté sano y feliz. Por eso, te damos las claves para conocer la alimentación ideal para hurones.

El hurón en la naturaleza

El hurón (Mustela putorius furo) pertenece al orden de los mustélidos, al que pertenecen también las comadrejas, las nutrias y el grisón. Se caracterizan por poseer un cuerpo delgado, flexible y atlético, el cual les permite alcanzar altas velocidades sin ninguna dificultad.

En la naturaleza, estos animales cazan diferentes tipos de lagomorfos, aves y roedores. Por esta razón, necesitan ser capaces de correr a gran velocidad y tener la flexibilidad para saltar y atrapar a sus presas. De hecho, se empezó su domesticación porque eran excelentes cazadores de conejos, aunque después se les usó como mascotas debido a su pequeño tamaño y a su característico comportamiento juguetón.

La alimentación ideal para hurones

Los hurones son animales carnívoros, por lo que deberemos tener en cuenta que todos los alimentos que les proporcionemos deben ser únicamente de origen animal. Esto significa que los granos como el trigo o el maíz, las legumbres o las verduras están descartadas por completo.

Algunos alimentos como la carne, los órganos internos (vísceras), el pescado e incluso los huevos son perfectos para su sistema digestivo. Aunque este tipo de comida es la más parecida a su dieta natural, es difícil seguirla en cautiverio, por lo que la mayoría de los tutores optan por utilizar alimentos procesados (piensos).

Composición de la dieta de los hurones

La dieta de los animales se puede dividir en 4 grandes componentes: proteínas, grasas, carbohidratos y fibras. En el caso de los hurones, el porcentaje de estos nutrientes en una alimentación ideal debe distribuirse de la siguiente forma:

  • Proteínas 38%.
  • Grasas 18-20%.
  • Carbohidratos 20%.
  • Fibras 4%.

Contrario a lo que sucede con otros animales, el hurón tiende a regular la ingesta por según su saciedad. Esto significa que no es necesario dividir sus raciones o limitar su comida. Claro está, solo debe mantenerse limpios sus recipientes tanto de agua como de comida para evitar el crecimiento de bacterias u otros patógenos.

Alimentos procesados

En el momento que los hurones comenzaron a popularizarse, no existían alimentos especializados para ellos, así que se recomendaba emplear el pienso para gatos. Por suerte, en la actualidad contamos con piensos preparados especiales para hurones. Si bien tanto los gatos como los hurones son carnívoros por excelencia, sus necesidades nutricionales son diferentes, por lo que precisan de alimento especializado.

Cuando busques un pienso para hurones, asegúrate de que está fabricado con productos animales y no tiene cereales, verduras ni otros grupos de alimentos. Los piensos baratos suelen tener muchas grasas y otros componentes de poca calidad o de origen vegetal, los cuales perjudicarán la nutrición de los hurones.

En caso de no poder comprar pienso de calidad para hurones, los piensos para gatos, especialmente el de cachorros, suelen tener los nutrientes necesarios para estos pequeños mamíferos. Son piensos con un alto porcentaje en proteína animal y con pocas grasas, cereales o legumbres. No obstante, esto solo es una opción temporal y debe buscarse el alimento para hurones a la brevedad.

Hurón: qué come

Alimentos caseros: el mito de la carne

Hay un mito que dice que los hurones se vuelven agresivos cuando comen carne fresca, tanto cruda como cocinada. Esto no es cierto: la manera de presentarle la comida no hace cambiar su comportamiento. Sí puede ocurrir, sin embargo, que la carne les guste tanto que se pongan nerviosos antes de comerla, pero solo es temporal y no conlleva un riesgo para los tutores.

Como alternativa al pienso, e incluso como complemento, se les puede dar a los hurones carne, aunque siempre debe estar cocida y sin ningún condimento. De hecho, pueden comer muchos tipos de carne, como pollo, conejo, cordero, ternera, pavo, conejo o pato. Puedes probar cuál le gusta más y cuál prefiere comer.

También se les pueden dar órganos internos de animales (cocidos): corazón, riñones, lengua o hígado. A pesar de que parezca raro, debemos tener en cuenta que en la naturaleza los hurones cazan pequeñas presas y se las comen enteras, incluidos los órganos.

Además, también se les puede dar pescado cocido. Son especialmente interesantes las sardinas y el salmón. Excepto aquellos que sean enlatados, ya que contienen otros aditivos que podrían dañar su sistema digestivo. Siempre que pasen por un proceso de cocción, pueden disfrutar de muchos otros pescados: cazón, merluza, atún fresco, boquerones o incluso gambas y langostinos.

Riesgos con la alimentación a base de carne fresca

Aunque es normal pensar que la alimentación natural podría ser la mejor para los hurones, la realidad es que conlleva ciertos riesgos para ellos. En la naturaleza, estos mustélidos no solo comen la carne de sus presas, sino que también consumen las grasas y las vísceras de su cuerpo. Esto significa que si no se balancean de manera adecuada los tipos de carne, es posible generar un déficit nutricional.

Además, cabe recordar que la carne cruda es un excelente medio de cultivo para diferentes patógenos. Por esta razón, es posible ocasionarle alguna enfermedad si se descuida la higiene al manipular su comida. Para reducir la cantidad de bacterias o parásitos, se puede congelar la carne durante por los menos 14 días o cocinarla. Sin embargo, esto no asegura que sea 100% segura para su consumo.

Algunos también optan por dar huesos a sus hurones, para que se entretengan y para que puedan ingerir también la médula: si le das huesos a tu mascota, asegúrate de que son de un tamaño adecuado y seguro para su boca, y que siempre estén crudos. Los huesos cocinados, especialmente los de ave, pueden astillarse y clavarse en cualquier parte del tracto digestivo.

Comida para hurones

Premios y golosinas para hurones

Los hurones, como cualquier otra mascota, pueden disfrutar de premios o chucherías a lo largo del día. En este caso, los premios deben estar formados por productos de origen animal y evitar tener azúcar, chocolate, frutas o yogur.

Las chucherías más seguras para su salud son las galletas y los premios fabricados y comercializados especialmente para hurones. Recuerda las recomendaciones: que tengan poco contenido en hortalizas, legumbres o cereales y mucha proteína animal.

La malta es un excelente premio para los hurones, pues aparte de ser delicioso, también es ayuda a evitar la formación de bolas de pelo. Al contrario de los gatos, este mustélido es incapaz de regurgitar el cúmulo de pelos que se encuentra en su estómago. Debido a esto, es muy importante que se les ofrezca malta de manera ocasional.

Alimentos prohibidos para hurones

Como cualquier otro animal, hay varios alimentos que están desaconsejados o prohibidos y que deben ser excluidos por completo de la alimentación ideal para hurones. Estos son unos ejemplos:

  • Productos lácteos: leche, yogur, helados, queso y otros derivados lácteos.
  • Chocolate: el chocolate es tóxico para los hurones.
  • Productos dulces: aunque los hurones muestran mucha curiosidad por los dulces, el azúcar es perjudicial para ellos y debería evitarse siempre.
  • Cebolla: la cebolla también es tóxica y no debería estar nunca al alcance de los hurones.
  • Piensos de perro: los perros son omnívoros y en su dieta debe haber legumbres y cereales. En caso de no tener pienso para hurones, solo puede suplirse con pienso para gatos.

Una alimentación ideal para hurones es imprescindible para que tu animal esté sano y sea longevo. Por suerte, en el mercado ahora existen muchos alimentos aptos para ellos: no solamente piensos especializados, sino productos de carnicería que pueden variar el sabor en sus platos.

Te podría interesar...
Enriquecimiento ambiental en hurones
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Enriquecimiento ambiental en hurones

El enriquecimiento ambiental en hurones es muy importante para el bienestar de nuestra mascota, pues es una especie que requiere de muchos estímulo...



  • Bell, J. A. (1999). Ferret nutrition. Veterinary Clinics of North America: Exotic Animal Practice, 2(1), 169-192.
  • Johnson-Delaney, C. A. (2014). Ferret nutrition. Veterinary Clinics: Exotic Animal Practice, 17(3), 449-470.
  • Indiana Goverment. (2018). Ferrets General Care Guidelines. Recuperado el 9 de agosto de 2022, disponible en: https://www.in.gov/boah/files/Ferrets-General-Care-Guidelines.pdf

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.