La alimentación ideal para hurones

Laura Huelin · 14 agosto, 2018
Estos mamíferos siempre tienen que comer productos de origen animal –no vegetal– excepto leche y sus derivados

Los hurones son cada vez unas mascotas más frecuentes en nuestras casas. Que un animal lleve una dieta adecuada y equilibrada es imprescindible para que esté sano y feliz. Por eso, te damos las claves para conocer la alimentación ideal para hurones.

La alimentación ideal para hurones

Los hurones son animales carnívoros, por lo que deberemos tener en cuenta que todos los alimentos que les proporcionemos deben tener únicamente origen animal: los granos como el trigo o el maíz; las legumbres o las verduras no son beneficiosas para ellos.

En cambio, los productos de origen animal son los que necesita en su dieta: carne, órganos internos, pescado e incluso huevos son necesarios para su sistema digestivo. Sin embargo, los hurones no digieren bien los productos lácteos: evita los yogures, la leche y otros alimentos parecidos.

Alimentos procesados

Por suerte, en la actualidad contamos con piensos preparados especiales para hurones. Hace unos años, cuando estos mustélidos eran menos conocidos, era difícil encontrar piensos, premios y otros complementos pensados para ellos.

Cuando busques un pienso para hurones asegúrate de que está fabricado con productos animales y no tiene cereales, verduras ni otros grupos de alimentos. Los piensos baratos suelen tener muchas grasas y otros componentes de poca calidad, que perjudicarán la alimentación ideal para hurones.

En caso de no poder comprar pienso de calidad para hurones, los piensos para gatos, especialmente el de cachorros, suelen tener los nutrientes necesarios para estos pequeños mamíferos. Son piensos con un alto porcentaje en proteína animal y con pocas grasas, cereales o legumbres.

Hurón: qué come

Alimentos caseros: el mito de la carne

Hay un mito que dice que los hurones se vuelven agresivos cuando comen carne fresca, tanto cruda como cocinada. Esto no es cierto: la manera de presentarle la comida no hace cambiar su comportamiento. Sí puede ocurrir, sin embargo, que la carne les guste tanto que se pongan nerviosos antes de comerla.

Como alternativa al pienso, e incluso como complemento, se les puede dar a los hurones carne fresca: excepto la de cerdo, pueden comer muchos tipos de carne. Pollo, conejo, cordero, ternera, pavo, conejo, pato… Puedes probar cuál le gusta más y cuál prefiere comer.

También se les pueden dar órganos internos de animales: corazón, riñones, lengua o hígado pueden ser parte de la alimentación ideal para hurones. Debemos tener en cuenta que en la naturaleza los hurones cazan pequeñas presas y se las comen enteras, incluidos los órganos.

Además, también se les puede dar pescado. Son especialmente interesantes las sardinas y el salmón. Excepto el atún en lata, pueden disfrutar de muchos otros pescados: cazón, merluza, atún fresco, boquerones… Incluso gambas o langostinos pueden ser de su gusto.

Antes de darle carne fresca a los hurones hay que asegurarse de que no contiene bacterias que le puedan perjudicar: puedes congelar la carne durante por los menos 14 días o cocinarla para destruir todos los parásitos que pudiera tener.

Algunos también optan por dar huesos a sus hurones, para que se entretengan y para que puedan ingerir también la médula: si le das huesos a tu mascota, asegúrate de que son de un tamaño adecuado y seguro para su boca, y que siempre estén crudos. Los huesos cocinados, especialmente los de ave, pueden astillarse y clavarse en cualquier parte del tracto digestivo.

Comida para hurones

Premios y golosinas para hurones

Los hurones, como cualquier otra mascota, pueden disfrutar de premios o chucherías a lo largo del día. En este caso, los premios deben estar formados por productos de origen animal y evitar tener azúcar, chocolate, frutas o yogur.

Las chucherías más seguras para su salud son las galletas y los premios fabricados y comercializados especialmente para hurones. Recuerda las recomendaciones: que tengan poco contenido en hortalizas, legumbres o cereales y mucha proteína animal.

Alimentos prohibidos para hurones

Como cualquier otro animal, hay varios alimentos que están desaconsejados o prohibidos y que deben ser excluidos por completo de la alimentación ideal para hurones. Estos son unos ejemplos:

  • Productos lácteos: leche, yogur, helados, queso y otros derivados lácteos.
  • Chocolate: el chocolate es tóxico para los hurones.
  • Productos dulces: aunque los hurones muestran mucha curiosidad por los dulces, el azúcar es perjudicial para ellos y debería evitarse siempre.
  • Cebolla: la cebolla también es tóxica y no debería estar nunca al alcance de los hurones.
  • Piensos de perro: los perros son omnívoros y en su dieta debe haber legumbres y cereales. En caso de no tener pienso para hurones, solo puede suplirse con pienso para gatos.

Una alimentación ideal para hurones es imprescindible para que tu animal esté sano y sea longevo. Por suerte, en el mercado ahora existen muchos alimentos aptos para ellos: no solamente piensos especializados, sino productos de carnicería que pueden variar el sabor en sus platos.