El mejor pienso para gatos; alimenta bien a tu felino

Este debe incluir carne, pero de la de verdad, no sucedáneos, por lo que hay que diferenciar entre los productos de baja calidad y los de gama alta; la hidratación está relacionada con la comida –mejor húmeda– porque los felinos beben poca agua

¿Sabemos realmente si la comida que le estamos dando a nuestro gato es la adecuada? El marketing engañoso, unido a un desconocimiento generalizado sobre lo que necesita el metabolismo de nuestras mascotas para funcionar correctamente, puede llevarnos a comprar un pienso para gatos inadecuado.

Qué comen exactamente los gatos

Los gatos son animales estrictamente carnívoros. Su dieta necesita una alta cantidad de proteínas y grasas que, tal y como sucede con la alimentación de las personas, pueden ser de mayor o menor calidad.

La dieta de un gato sin castrar se compone de un 30% de proteínas, un 20-30% de grasas y un 5% de hidratos de carbono. Como es natural, las necesidades del animal irán variando con la edad. Un cachorro necesitará comer más para desarrollarse y un animal anciano requerirá una dieta adaptada a sus necesidades.

Gato caza ratones

En la naturaleza, los gatos como depredadores natos que son, se alimentan de pequeñas aves y roedores e invierten una cantidad considerable de energía para cazar a sus presas. Un gato doméstico no cambia su dieta por el hecho de serlo, pero sólo tiene a su disposición los alimentos procesados que les proporcione su dueño.

El mejor pienso para gatos: composición y tipos

Los piensos que compramos para nuestros animales deben tener carne como ingrediente principal, que se suele incorporar desecada o deshidratada. Los formatos en los que puede presentarse son los siguientes:

  • Carne apta para el consumo humano que ha pasado por un proceso de deshidratación o desecación.
  • Carne que ha pasado por ese mismo proceso, pero que no es apta para el consumo humano.
  • Carne fresca.
  • Harina de carnes diversas.
  • Harinas diversas.

El formato menos beneficioso sería el de las harinas, ya que pasan por dos tipos de procesamiento y puede llegar a contener hasta sucédaneos de carne que pueden ser dañinos. Además, los piensos pueden contener productos derivados de lácteos, cereales y suplementos vitamínicos y minerales.

En cuanto a los tipos de pienso, debemos tener en cuenta que el tipo de marca que compremos va a influir en la calidad del alimento que estemos proporcionando a nuestro gato. Por ello, podemos clasificar los piensos en gama alta, baja y media.

Los piensos de gama baja y media pueden encontrarse en los supermercados, mientras que los denominados piensos de gama alta u holísticos suelen encontrarse en la consulta del veterinario.

Juego para gatos por la comida

Los de gama baja suelen tener un menor aporte nutricional; también incorporan un porcentaje muy pequeño de carne ‘real’. La que contienen suele proceder de vísceras y demás desechos, y suele estar acompañada de cereales, colorantes, suavizantes y demás añadidos que aportan poco o nada desde un punto de vista nutricional.

Los piensos de gama media suelen estar adaptados a las necesidades de los gatos castrados o que no hacen demasiado ejercicio diario. Los de gama alta proporcionan la cantidad de nutrientes adecuada, sin añadidos nocivos, y utilizan ingredientes naturales. La relación calidad-precio en esta gama suele ser mejor que la de los piensos más baratos.

No nos olvidemos de la hidratación

Uno de los problemas de recurrir exclusivamente al pienso para gatos es el escaso porcentaje de agua que aportan. Este tipo de alimentación tan solo proporciona a nuestra mascota entre un 6 y un 10 % del agua que necesita.

Los gatos no suelen beber por su cuenta tanto como los perros. Por lo tanto, su dieta es la encargada de incorporar los líquidos que le faltan. Podemos procurar que nuestro gato esté correctamente hidratado recurriendo a alimentos enlatados o a carnes húmedas.

Una medida para procurar que tu gato se mantenga hidratado es colocar cuencos con agua en sitios en los que le guste estar a tu mascota. Un truco que también puede atraerles hacia los cuencos es poner unas hojas de hierba gatera en el fondo.

Te puede gustar