Gato nebelung

Alba Muñiz · 1 febrero, 2018
Activo, inteligente y muy apegado a un solo amo, reclamará acústicamente la atención –y mimos– de este de forma constante; su origen, que data de la década de los 80, es fruto del cruce entre el felino azul ruso y el longhair americano

Imagínate un minino azul ruso, con sus ojos verdes y con su característica tonalidad plateada, pero de pelaje largo. Agrégale un carácter caprichoso y reservado con los extraños. Y súmale por fin un toque de mitología germánica en su nombre. El resultado es un hermoso ejemplar de gato nebelung, o nibelungo, si lo traducimos al castellano.

Como un minino azul ruso, pero de pelo largo

El gato azul es una antigua raza de felinos originada en el norte de Rusia. En el siglo XIX llegaron algunos ejemplares al Reino Unido y había felinos tanto de pelo corto como de pelo largo. Sin embargo, los segundos se fueron perdiendo y los primeros se convirtieron en los actualmente conocidos como gatos azul ruso.

Ya en la década de los 80 y en territorio estadounidense, se realizó un cruce de un macho azul ruso con una hembra longhair. El resultado fue un hermoso minino de pelo largo y con reflejos plateados en su pelaje.

Así nació el gato nebelung, definido como hijo o habitante de las tinieblas de acuerdo a la mitología germana. Pronto la raza fue reconocida por las principales asociaciones felinas, y se hizo conocida en buena parte del mundo. De todas formas, son animales a los que se les encuentra particularmente en USA, donde gozan de gran popularidad.

Raza de gatos nebelung: características

Conoce al nebelung o nibelungo, una raza de gatos similar al azul ruso, pero de pelo largo. Inteligente, activo y caprichoso, te hará saber lo que necesita con fuertes maullidos.

Características físicas del gato Nebelung

El nibelungo es un animal de contextura mediana, ágil y bien proporcionado. Presenta un aspecto elegante, pero a la vez robusto y fuerte, gracias a sus buena estructura ósea y su musculatura. Los machos pesan entre cuatro y seis kilogramos y las hembras entre tres y cuatro.

Entre sus características físicas también destacan:

  • Cabeza: de tamaño mediano, ligeramente redondeada y estructura rectangular.
  • Ojos: de formato almendrado –o redondeado– y de color verde.
  • Nariz: ancha, larga y recta.
  • Orejas: erguidas, bien separadas entre sí y terminadas en punta.
  • Patas: largas, finas y musculosas.
  • Cola: alargada y con mucho pelo. Es más gruesa en la base y se afina hacia la punta.
  • Pelaje: largo y espeso pero fino. Muy sedoso al tacto y muy brillante a la vista.
  • Color: gris con visos plateados.

Una raza activa, inteligente y caprichosa

El gato nebelung es de las razas más activas que se conocen. Lo verás feliz jugando y explorando, así que si le prestas la debida atención y no lo dejas solo puede adaptarse a vivir muy bien en un piso. Ten cuidado porque aprende a abrir las puertas. Además, le encanta beber agua de los grifos y los lavabos.

Raza gato nebelung: cuidados

Cariñoso e inteligente, puede tender a ser también algo caprichoso y exigente. Y te hará saber con fuertes maullidos cuando quiere algo. Por tal motivo, no se recomienda que conviva con niños muy pequeños. De todas maneras, se trata de un animal sociable que se lleva bien tanto con las personas como con otras mascotas.

Lo más probable es que se encariñe especialmente con algún miembro de la familia, al que seguirá por toda la casa para reclamarle mimos y otras atenciones. Y aunque logre acomodarse bien a personas y situaciones nuevas, en un primer momento suele mostrar cierta reserva ante los extraños.

Cuidados que requiere el nibelungo

Un gato de tanto carácter, te exigirá también que cuides su alimentación y su higiene. En especial, debes estar atento y mantener siempre limpio su arenero y sus espacios preferidos.

Debido al largo de su pelo, para mantenerlo bonito tendrás que cepillarlo tres o cuatro veces por semana. Una comida de calidad, por su parte, contribuirá no solo a su buen aspecto, sino a que esté sano y fuerte.

Por lo demás, es un animal que no suele enfermarse y tiene una esperanza de vida de 15 a 18 años. Igualmente, y como con toda mascota, las visitas periódicas al veterinario, la vacunación y la desparasitación no deben dejarse nunca de lado.