Caballo árabe, inteligencia y elegancia

Virginia Duque Mirón · 20 octubre, 2017

El mundo de los caballos es fascinante, y razas las hay muy variopintas. Conocer más a fondo algunas de ellas nos ayuda a descubrir mejor y acercarnos más a este asombroso animal. ¿Te gustaría saber más sobre el caballo árabe?

Este es uno de los caballos más comunes en España. Pero no por ello es menos interesante. De hecho, sus aptitudes y belleza son buscadas por aquellos que aman los caballos y todo lo que tiene que ver con la equitación.

El caballo árabe, historia y características

Historia y origen

Al parecer, esta es una de las razas más antiguas. Se han encontrando hallazgos arqueológicos que datan de 4500 años atrás. Aunque las características no son exactamente las mismas, las similitudes han hecho pensar que pertenecen a esta raza.

Caballo arabe atado
Fuente: Ealdgyth

Este tipo de caballo se desarrolló en los desiertos de oriente. Luego, se fue expandiendo por la llegada del comercio y las guerras. Sus aptitudes, como la velocidad, la elegancia, la resistencia y la fortaleza ósea, pronto fueron valoradas por muchos. Así que durante su expansión se usó al caballo árabe para mejorar otras razas. Es por ello, que todas las razas modernas de caballos de hoy tienen características de este.

En sus comienzos eran muy bien cuidados por los nómadas de la zona. Incluso los metían en sus tiendas para protegerlos y cuidarlos. Esto hizo que el caballo árabe, desde un principio, creara una conexión especial con los humanos que ayudó a su disposición a obedecer, aprender y complacer.

No obstante, este caballo fue usado también para las guerras por su fortaleza y otras aptitudes, como el sentido de alerta, que lo hacía perfecto para esta labor. Ello provocó que con el paso de los años, los dueños de un caballo árabe deban aprender a tratarlo con respeto y habilidades específicas.

Características del caballo árabe

Cabeza

Su cabeza es acuñada pero muy fina y elegante, con una frente grande, al igual que sus ojos. Posee la caracertística de tener unas fosas nasales muy amplias y abiertas, mientras que su hocico es pequeño.

Cuerpo

Sus lomos de atrás alargan su trasero, que termina con una cola larga y densa que sube hacia arriba para luego caer como una cascada sobre este.

Sus huesos son pesados y fuertes, lo que le hace tener unas extremedades corpulentas y poderosas.

Tamaño

Según la Federación Ecuestre Estadounidense, el estándar de la raza oscila entre los 143,3 y los 153,4 centímetros de altura. No obstante, se han aceptado como pura sangre otros un poco más bajos o un poco más altos.

En Europa y América este tamaño parecía no ser suficiente. Así pues, hubo una época en la que mezclaron al caballo árabe para obtener equinos con medidas ente los 152,4 y 162,6.

Caballo arabe en una exhibicion
Fuente: José Reynaldo da Fonseca

Carácter del caballo árabe

La cercanía con las personas que el caballo árabe tuvo desde el principio de la historia, ha hecho que esta raza sea sumamente dócil y fácil de adiestrar. Tanto es así que, por ejemplo, en Estados Unidos, esta raza es utilizada para competiciones deportivas de menores de 18 años.

La inteligencia de este animal, junto a su sensibilidad y su facilidad para estar con humanos, lo han hecho un caballo de aprendizaje rápido y con el que es muy fácil comunicarse.

Sin embargo, estas mismas cualidades son las que hacen que necesite ser tratado con respeto, sin durezas, porque aprenden malas costumbres con la misma rapidez que descubren las buenas. Por ello, si ve gestos abusivos o jinetes inexpertso que lo tratan con rudeza, podría rebelarse.

Está claro después de haber conocido al caballos árabe que cada raza y especie son un mundo, y que la belleza y aptitudes de los animales no dejan de sorprendernos. ¿Qué piensas tú de este majestuoso animal?

Fuente de las imágenes: Jimmy Baikovicius, Ealdgyth y José Reynaldo da Fonseca