Fases del gecko leopardo

El gecko leopardo es un reptil que presenta gran variedad de aspectos conocidos como fases.
Fases del gecko leopardo
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 18 marzo, 2022

El gecko leopardo es un reptil originario de Oriente Medio, habituado a climas desérticos y semidesérticos. A pesar de la lejanía, esta especie es muy popular como mascota exótica por su gran cantidad de fases que le dan una enorme variedad de colores. Cada cruza con geckos de diferente aspecto puede dar combinaciones únicas y complejas, las cuales aumentan los misterios detrás de su apariencia.

Para intentar descubrir el patrón que sigue la herencia de estos rasgos es necesario comprender la naturaleza de sus componentes. Con esto y una calculadora genética es posible predecir las fases que tendrán las crías del gecko leopardo. Continúa leyendo y descubre cómo lograr esto.

¿Qué son y cómo se producen las fases del gecko leopardo?

Existen muchas enfermedades comunes del gecko leopardo.

Todos los seres vivos tienen una molécula de ADN que les ayuda a las células a definir cada una de sus tareas. En otras palabras, esta famosa partícula contiene las instrucciones para construir a un organismo desde cero, con cada una de sus características particulares. Gracias a esto, la talla, la forma, los colores, el cabello y cada estructura del cuerpo, tienen su origen en un punto preciso de esta molécula.

A cada sección del ADN que contiene las instrucciones para un rasgo en particular se le denomina gen. De esta forma, el aspecto o tonalidad de la piel de un animal se encuentra determinado por uno o varios genes. Si se aplica la misma lógica para cada atributo de un organismo, al final se tiene una suma de varios genes o instrucciones que en conjunto se denominan genoma.

Las fases del gecko leopardo son en realidad modificaciones a ciertos genes que provocan una variación en el morfotipo del ejemplar. En otras palabras, uno o varios genes cambian sus instrucciones y generan nuevos colores o patrones en la piel del reptil. Además, como es una modificación del genoma se suelen heredar estos rasgos, lo cual afecta también a su descendencia.

Modificaciones en los genes

Cuando se habla de las modificaciones en los genes, lo primero que viene a la mente son las mutaciones. Dicho proceso consiste en alterar las instrucciones de un gen para que este quede defectuoso e inservible o para que produzca algo nuevo. Gracias a esto se pueden producir nuevos colores en la piel o provocar que desaparezcan.

El ejemplo por excelencia es el albinismo, el cual es provocado por un defecto en el gen encargado de la pigmentación de la piel y que provoca la pérdida de color (tez blanca). Visto de otra forma, esta carencia de tonos cafés se debe a una mutación que inhabilitó y dejó inservible al gen.

Mutaciones que no son tan perjudiciales

Aunque la mayoría de las mutaciones perjudican a los organismos, no todas ocasionan un problema severo. Por ejemplo, el color de los ojos en humanos es ocasionado por una mutación que reduce la cantidad de color en el iris. Esto ocasiona que se generen nuevas variaciones, como los ojos verdes o azules.

De manera formal, cada gen suele tener diferentes versiones que afectan de manera distinta al individuo y terminan provocando los morfotipos. A estas variaciones del gen se les denomina alelos, los cuales pueden combinarse entre sí para formar diversos patrones. Esto último no se aplica en todos los casos, pero suele ser la razón detrás de la gran diversidad de fases en reptiles como el gecko.

La genética no lo es todo

A pesar de que las instrucciones se encuentran solo en el genoma, algunas veces son afectados por el ambiente en el que se desarrollan los individuos. Esto significa que la temperatura, presión, humedad, alimento y otros factores, también impactan en la apariencia del animal. Sin embargo, a diferencia de la mutación, los efectos suelen ser menos perceptibles y solo varían en cosas como la intensidad de su color.

¿Cómo calcular las fases del gecko leopardo?

Para calcular las fases que puede presentar la descendencia del gecko leopardo es necesario comprender como funciona la herencia genética. De manera muy simple, cada organismo recibe de sus padres una variante de cada gen, por lo que al nacer tendrán la mitad del genoma del padre y la otra de la madre.

Estas variantes de los genes que se reciben de los papás tienen un comportamiento particular. Gracias a esto, se puede calcular la probabilidad de que el hijo nazca con alguna característica, o en el caso de los geckos, con una fase específica. Esta predicción se realiza por medio de las famosas calculadoras genéticas, las cuales toman en cuenta los morfotipos de los padres para predecir el del hijo.

Al usar este tipo de aplicaciones webs, recuerda que no se aplica para todos los organismos, ni para todos los rasgos físicos. Eso se debe a la complejidad de la herencia genética, la cual por el momento solo puede analizar de manera simple, los rasgos monogénicos. Es decir, solo sirve si la característica es provocada por un solo gen, genética mendeliana.

El gecko leopardo es uno de los reptiles que se pueden tener como mascota.

Fases del gecko leopardo

Existen muchas características que pueden ser analizadas por este medio e incluso algunas son producto de la fusión de otras. Debido a esto, la cantidad es asombrosamente alta, por lo que a continuación se presentan las más habituales.

Albino

Como se mencionaba arriba, el albinismo se produce por la carencia de la melanina, un pigmento natural de la piel. Contrario a lo que sucede con los humanos, en este organismo no se produce un aspecto blanco, sino uno amarillo claro. Esto ocurre debido a que aparte de la melanina, existen otros pigmentos que se mantienen presentes en la piel.

Esta fase suele combinarse con otras para producir una forma blanca o incolora, conocida como el “diablo blanco”, una suma de las fases tremper albino, blizzard y eclipse.

Baldy

Este morfotipo no presenta ningún tipo de patrón o mancha en la cabeza, por lo que su color es homogéneo. Para lograr esta fase es necesario combinar la super hypo, tangerina, carrot tail y baldy.

Blizzard

Este tipo de gecko suele usarse como la base para obtener otros patrones exóticos. Sin embargo, por sí mismo solo ocasiona una coloración gris pálida con ojos en su totalidad negros. Algunas combinaciones habituales son el blazing blizzard (albino + blizzard), y el sunset (blizzard + tangerino).

Hipomelánico

Como su nombre lo indica, los organismos de esta fase presentan una reducción de melanina, lo cual ocasiona una menor pigmentación negra. En apariencia puede verse como un gecko leopardo normal, pero con sus manchas obscuras menos intensas. La combinación habitual suele ser la del hypo tangerino (hipomelánico + tangerino).

Tangerino o Mandarino

Este morfotipo es bastante llamativo por su fuerte color anaranjado o mandarina. Aunque este tipo no presenta manchas, no significa que sea hipomelánico ni albino, por lo que se le considera una fase peculiar. De igual forma, suelen ser usadas como base para obtener otras combinaciones más exóticas.

Super Hypo Tangerino Carrot Tail (SHTCT)

Esta fase solo se obtiene de una combinación específica entre super hypo, tangerino y el carrot tail, La apariencia de este organismo es de color anaranjado claro, con algunas manchas en la base de su cola y el resto de color anaranjado fuerte (zanahoria).

Patrón aberrante

Este ya no se refiere al color en sí mismo, sino al patrón de las manchas del ejemplar. Como resultado de este morfotipo, el organismo exhibe bandas a lo largo de su cuerpo y no manchas como en su forma natural. Esta forma suele ser diferente entre cada individuo, por lo que se le denomina aberrante.

Giant (gigante)

No solo el patrón y los colores se pueden afectar con las fases, sino también sus tamaños. En este caso, los organismos de este morfotipo suelen ser mucho más grandes que el promedio y alcanzar los 156 gramos por individuo. El peso normal del gecko leopardo se encuentra entre los 50 y 100 gramos.

Eclipse

De igual forma, las características de los ojos pueden cambiar dependiendo de la fase. El morfotipo eclipse exhibe un ojo con iris y pupila negra, que no se distingue entre uno y otro. A simple vista, la cara se observa con cuencas negras en su totalidad que no parecen tener movimiento aparente.

Estos reptiles parecen ser una muy buena opción como mascota, pero recuerda siempre investigar antes de llevarlos a casa. Todos los animales tienen necesidades específicas, por lo que si quieres mantener el color y los patrones exóticos brillantes deberás poner mucho de tu parte. No es algo sencillo, pero vale mucho la pena cuando puedes verlo cerca de ti todos los días.

Te podría interesar...
5 reptiles domésticos para tener como mascota
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
5 reptiles domésticos para tener como mascota

A pesar de la incapacidad para domesticarlos del todo, existen algunos reptiles que se pueden tener como mascota. Aquí te presentamos 5.



  • De Vosjoli, P., Klingenberg, R., Tremper, R., & Viets, B. (2011). The Leopard Gecko Manual: Includes African Fat-Tailed Geckos. Fox Chapel Publishing.
  • De Vosjoil, P., Mazorlig, T., Klingenberg, R., Tremper, R., & Viets, B. (2017). The leopard gecko manual: Expert advice for keeping and caring for a healthy leopard gecko. Fox Chapel Publishing.
  • Huang, V., & Crews, D. (2012). Differences induced by incubation temperature, versus androgen manipulation, in male leopard geckos (Eublepharis macularius). Physiology & behavior, 107(1), 121-124.
  • Guo, L., Bloom, J. S., Sykes, S., Huang, E., Kashif, Z., Pham, E., ... & Kruglyak, L. (2021). Genetics of white color and iridophoroma in" Lemon Frost" leopard geckos. bioRxiv, 2020-12.
  • Glimm, T., Kiskowski, M., Moreno, N., & Chiari, Y. (2021). Capturing and analyzing pattern diversity: an example using the melanistic spotted patterns of leopard geckos. bioRxiv.