¿Es legal el uso de la Nicarbazina para controlar la población de palomas?

5 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Entre los problemas que tienen que afrontar algunas ciudades está la excesiva población de palomas. Aunque puede parecer un atractivo efecto estético, un alto número de estas aves puede ser culpable de deterioro de tejados y edificios, plagas y enfermedades, y más.

El aumento en la población de palomas en ciudades y pueblos trae consigo numerosas consecuencias negativas, entre las que se destacan el deterioro de edificaciones y mobiliarios por el excremento de estas aves.

La otra consecuencia de un exceso de palomas en el ámbito urbano, de mayor relevancia, es la salud pública. Las palomas son causa de diferentes tipos de enfermedades que pueden afectar en mayor o menor medida a los seres humanos.

Por todo ello, es evidente que es necesario de buscar una forma de controlar el crecimiento de esta población. En este contexto surge la Nicarbazina, una sustancia química que en teoría consigue este objetivo sin necesidad de eliminar ejemplares, sino simplemente controlando su reproducción.

Enfermedades que transmiten las palomas

La Nicarbazina y el control de la población de palomas

La Nicarbazina es una sustancia química cuyo objetivo principal es la esterilización de las palomas. Con ello se busca controlar la población de palomas de una forma mucho más efectiva, pero, sobre todo, más ética.

En la actualidad, una de las formas de controlar la aparición de estas aves es a través de la captura y posterior eliminación. Sin embargo, además de ser una opción que causa sufrimiento al animal, tampoco es muy efectiva, ya que la velocidad de reproducción es muy rápida.

En la búsqueda de soluciones a este problema de la ciudad han surgido otras alternativas, como es el caso de la Nicarbazina, producto veterinario que inhibe la producción de huevos de forma temporal.

Este producto químico se comercializa junto a granos de maíz. La Nicarbazina es recubierta con una silicona comestible, de forma que se asegura que el ave consuma el químico junto al alimento. Este proceso de esterilización no tiene efectos secundarios de gravedad para el animal.

La Nicarbazina y la legalidad

La Nicarbazina es un producto químico cuyo uso es legal en diferentes ciudades alrededor del mundo. Esta sustancia está incluida en el Procedimiento de Prescripción Excepcional por Vacío Terapéutico establecido en el Real Decreto 109/1995. En España, este sistema ya ha sido instaurado en ciudades como Barcelona y Tarragona, entre otras.

Esta sustancia química es legal a través de excepciones a las normas generales, aunque se espera que se acepte su uso como anticonceptivo. Esto último dependerá de los estudios derivados de su uso.

Población de palomas

Pese a lo anteriormente descrito, también es cierto que la Nicarbazina tiene muchos detractores que luchan día a día para limitar su uso. Entre las razones más destacadas se encuentra el hecho de que se desconoce el efecto que este químico pueda tener sobre otros animales.

¿Es recomendable el uso de la Nicarbazina?

Como estamos viendo, esta es una sustancia química cuyo objetivo es controlar la población de palomas a través de la esterilización reversible. Sin embargo, existen muchas inquietudes con respecto a su uso, especialmente porque se trata de controlar a una especie en libertad, lo cual reduce las probabilidades de éxito del procedimiento.

Para que este procedimiento cumpla su objetivo, las palomas deben consumir el químico durante cinco días continuos y la dosis administrada debe ser de 10 gramos. Por otro lado, diversos estudios han demostrado que la toxicidad del producto es muy baja, por lo que prácticamente no se observan efectos secundarios.

Algunas de las inquietudes más comunes con respecto a la Nicarbazina son: que sea inocuo para el medio ambiente, que no afecte negativamente a otras especies de animales, que sea inocuo para los seres humanos y el control de la alimentación. Lo cierto es que, al parecer, esta sustancia no tiene efectos negativos sobre otras especies de animales.

El mayor reto aparece en el control de una población en libertad a través de la esterilización; en este sentido, son muchos los especialistas que dudan acerca de la posibilidad real de inhibir la reproducción a largo plazo. Si bien es una forma de control más ética, también es cierto que es difícil de controlar.

Pese a los retos que pueda tener, la Nicarbazina ha demostrado ser uno de los métodos de control más efectivos de la actualidad. Fue aprobada por la EPA y categorizada como no tóxica, por lo que ni las palomas, ni los seres humanos, ni el medio ambiente u otras razas de animales corren peligro por la presencia de este químico.

Aunque no parece ser una solución con garantías al 100 %, se está extendiendo su uso por el mundo. Solo el tiempo determinará si el producto es tan efectivo o no para controlar la población de palomas.

  • La Voz de Asturias, 2019. ¿Qué solución hay que buscar al exceso de palomas? Extraído de: https://www.lavozdeasturias.es/noticia/oviedo/2019/02/01/solucion-debe-buscarse-exceso-palomas/00031549040714779539801.htm
  • Squarespace.com. La eficacia de OvoControl® P (nicarbazina) en palomas bravías. Extraído de: https://static1.squarespace.com/static/5d1e89697b89200001381c53/t/5d22418e1407cc00019ca3d8/1562526100095/the-efficacy-of-ovocontrol-in-pigeons-spanish.pdf