Enfermedades más comunes del pastor alemán

La mayoría de las enfermedades solo son diagnosticadas cuando han avanzado demasiado. Para evitarlo, mantén visitas continuas con el veterinario y así poder asegurar que tu can tiene una buena salud.
Enfermedades más comunes del pastor alemán
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 09 febrero, 2022

El pastor alemán es un perro cariñoso y leal con sus tutores. Es capaz de aprender con facilidad y le encanta ser recompensado por sus acciones, por lo que puede realizar tareas muy complejas. Gracias a esto, se considera una de las razas más populares para llevar a cabo actividades en conjunto con la policía.

Este perro es considerado una buena elección como mascota y un gran guardián para sus tutores. A pesar de estas increíbles características, el pastor alemán también puede padecer enfermedades que son comunes en esta raza. Si quieres conocer algunas de ellas, sigue leyendo este espacio.

¿Por qué se enferma mi perro?

Todos los perros se pueden enfermar de cualquier patología específica de la especie (o no) que se conozca en la actualidad. Sin embargo, algunos ejemplares son más susceptibles de ello que otros. Las razones principales por las que sucede esto son las siguientes:

  • Mala higiene: al descuidar este aspecto se propicia que los hongos, los virus o las bacterias tengan más oportunidades de infectar al can. Esto suele ser un motivo de conflicto para los tutores, ya que los perros no deben ser bañados de manera continua.
  • Mala higiene del hábitat: el descuido del área en la que vive la mascota provoca que aparezcan focos de infección.
  • Malnutrición: esto suele suceder con los perros que se alimentan con comida humana y no alimento comercial, pues resulta complicado balancear los nutrientes. La ingesta calórica adecuada es esencial para que su cuerpo tenga la “fortaleza” necesaria y logre hacer frente a las patologías.
  • Genética: para mantener “puras” a las razas de perros se suele propiciar la endogamia, lo cual provoca que aparezcan enfermedades congénitas. Estas patologías suelen ser degenerativas y no existe cura para ninguna de ellas.
  • Estrés: los canes desarrollan estrés cuando algunas de sus necesidades no se cumple por completo. A corto plazo esto no suele ocasionar conflicto, pero a largo se deprime el sistema inmunitario y los ejemplares afectados se vuelven más susceptibles de padecer enfermedades.

Las enfermedades comunes de los perros pueden ser provocadas por muchos otros factores. Si tu can presenta cualquier tipo de patología, recuerda reforzar sus cuidados para evitar complicaciones en el futuro. Es casi imposible evitar que las mascotas se enfermen en algún punto de su vida, aunque se puede disminuir el riesgo proporcionándoles las condiciones adecuadas.

El pastor alemán es una de las razas de perros más fáciles de adiestrar.

Enfermedades que son habituales en el pastor alemán

Las enfermedades comunes que afectan al pastor alemán tienen orígenes distintos. De manera general, se pueden agrupar en infecciosas, genéticas y neoplasias. Cada una representa un riesgo distinto para el can y no todas ellas tienen cura.

Los padecimientos que tienen un origen infeccioso suelen ser contagiosos, por lo que se necesita un contacto directo para poder contraerlas. Estas enfermedades se pueden dividir según el agente causal en víricas, bacterianas, fúngicas y parasitarias.

Por su parte, las enfermedades genéticas son producto de la cría selectiva que se lleva a cabo para mantener la “pureza” de la raza. No tienen cura definitiva, pero sí existen tratamientos que ayudan a reducir los síntomas. Es posible diagnosticarlas por medio de un análisis de ADN, si bien estas pruebas no son habituales y aún no permiten detectar todas las patologías de este tipo.

Finalmente, las neoplasias hacen referencia al crecimiento anormal de las células en el cuerpo. Los síntomas que provocan son diferentes según la estructura o el órgano al que afecten. Además, no existe forma de determinar sus causas específicas, aunque se conoce que existe una gran variedad de factores que las propician.

Infecciones bacterianas

Las infecciones bacterianas se caracterizan por la presencia de pus, inflamación y fiebre, aunque los síntomas no son particulares de estos padecimientos. El tratamiento suele consistir en la administración de antibióticos que deben ser regulados por un veterinario. Entre las más comunes se encuentran las siguientes:

  • Leptospirosis canina: ocasionada por bacterias del género Leptospira. Estos microorganismos se transmiten al ingerir agua contaminada con la orina de un animal infectado. Los síntomas son leves (en algunos casos inexistentes) e incluyen fiebre, gastroenteritis, orina oscura, letargo e insuficiencia renal aguda si se vuelve grave.
  • Brucelosis canina: es una infección ocasionada por Brucella canis que provoca abortos y muerte fetal en las hembras embarazadas. En el caso de los machos se produce la inflamación de los ganglios, la hinchazón de los testículos y la esterilidad.
  • Mastitis: una infección que ocasiona inflamación de las glándulas mamarias y modifica la calidad de la leche.
  • Piometra: un padecimiento que provoca la presencia de pus en el útero de la perra.
  • Pioderma: una infección de la piel que es causada por Staphylococcus intermedius. Los signos más claros de su presencia son la irritación, la pérdida de pelo en la región y la aparición de úlceras.

Infecciones víricas

Las infecciones provocadas por virus son igual o un poco más contagiosas que las bacterianas. Esto se debe a que algunos de estos agentes patógenos pueden sobrevivir por mucho tiempo en la intemperie, lo cual aumenta la posibilidad de contagio. El tratamiento suele consistir en controlar los síntomas y en evitar las complicaciones. En el caso del pastor alemán, las más comunes son estas:

  • Parvovirus: una enfermedad frecuente en los cachorros que ocasiona diarrea, vomito, fiebre y letargia. La infección se contrae cuando se entra en contacto con otro perro infectado o con sus heces.
  • Moquillo (distemper canino): una patología muy contagiosa que afecta al aparato respiratorio de la mascota. Conforme avanza la enfermedad, el sistema digestivo y el nervioso también son comprometidos, por lo que los síntomas son muy variados y diferentes.

El pronóstico de las infecciones víricas es muy complicado y depende de cada caso. De manera afortunada, existen vacunas que disminuyen la letalidad de los padecimientos, pero deben ser administradas en las fechas establecidas por el veterinario.

Infecciones fúngicas

Las infecciones provocadas por hongos son consideradas oportunistas, ya que solo afectan al pastor alemán si su sistema inmunitario está deprimido. El hongo aprovecha que el perro se encuentra débil para poder iniciar su invasión. Las partes del cuerpo más afectadas son la piel, las uñas y en menor medida los órganos reproductivos.

El padecimiento más común es la dermatofitosis, la cual se caracteriza por invadir la piel del pastor alemán. Los síntomas más evidentes son la irritación, la pérdida del pelo y el escozor intenso. Por lo común, el tratamiento consiste en aplicar fungicidas y no suele suponer un gran riesgo para la mascota.

Infecciones por parásitos

Las infecciones parasitarias suelen estar provocadas por diferentes artrópodos que invaden al can. La más habitual es la sarna, la cual puede tiene como agentes causales dos ácaros diferentes: Sarcoptes scabiei y Demodex canis. Esta patología provoca picazón, inflamación y caída del cabello en ciertas regiones de la piel. El tratamiento consiste en la aplicación de medicamentos tópicos o inyectados a largo plazo.

Enfermedades genéticas

Estos padecimientos pueden permanecer inactivos durante gran parte de la vida del can y aparecer de manera súbita. Por esta razón, no se suelen diagnosticar a menos que aparezcan los primeros síntomas. Entre las enfermedades congénitas más comunes que pueden afectar al pastor alemán se encuentran las siguientes:

  • Mielopatía degenerativa canina: una enfermedad degenerativa que afecta la médula espinal y provoca la pérdida de la movilidad en las extremidades.
  • Glaucoma: conjunto de enfermedades que dañan al nervio óptico y ocasionan el deterioro de la visión.
  • Displasia de cadera: una malformación de la articulación entre la cadera y el fémur. Esto provoca que los huesos no encajen bien (luxación), por lo que el perro tiene dolor al caminar.
  • Mucopolisacaridosis VII: esta enfermedad provoca un mal desarrollo de los huesos, los cartílagos, los tendones, las córneas y la piel. Los síntomas aparecen desde los dos meses de edad y se agravan hasta que el perro es incapaz de moverse. No es una patología muy frecuente, pero el pastor alemán es una de las razas que tiene más casos reportados.

Neoplasias

A este tipo de padecimientos también se les denomina tumores o cáncer, aunque en el aspecto clínico existe una gran diferencia entre ambos. Los tumores o neoplasias son crecimientos anormales de células que pueden ser benignos o malignos. El cáncer es siempre maligno y es capaz de invadir otras partes del cuerpo (metástasis).

La mayoría de las neoplasias aparecen en los perros adultos, pero son susceptibles de mostrarlas a cualquier edad. Algunas de las más frecuentes son las siguientes:

  • Carcinoma de células escamosas: suele ser una neoplasia maligna que puede afectar la piel, la boca y los dedos. El crecimiento de estas células forma masas amorfas que pueden diseminarse (metástasis) si no se controlan.
  • Quiste dermoide: es una masa que se localiza cerca del ojo o dentro de él.
  • Dermatofibrosis nodular: se caracteriza por la formación de múltiples abultamientos en la piel del perro. Es una neoplasia maligna que suele invadir otros órganos.
Una prueba para el Síndrome del Intestino Irritable en perros.

Estas son las enfermedades más comunes que pueden afectar al pastor alemán. Sin embargo, no son las únicas que son capaces de dañar su salud. Ante cualquier signo de alerta que identifiques en tu perro, acude de inmediato con el veterinario.

Te podría interesar...
Enfermedades de Transmisión Sexual en perros: ¿cuáles son las más comunes?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Enfermedades de Transmisión Sexual en perros: ¿cuáles son las más comunes?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en perros son una realidad. Identificarlas a tiempo es el primer paso para su tratamiento.



  • Moriello, K. A., Coyner, K., Paterson, S., & Mignon, B. (2017). Diagnosis and treatment of dermatophytosis in dogs and cats. Clinical Consensus Guidelines of the World Association for Veterinary Dermatology. Veterinary dermatology, 28(3), 266-e68.
  • Beuk, S., Melero Soler, S., & Sastre Català, M. (2013). El secreto del pedigrí. Patologías asociadas a los perros de raza.
  • Pavan, L., RV, C. E., DP, P. S., Mucédola, T., Uscategui, R., Apparicio, M., ... & RR, W. V. (2017). Mastitis canina gangrenosa: reporte de caso. Revista Colombiana de Ciencia Animal-RECIA, 9(2), 216-221.
  • Pellegrino, F. C. (2013). Mielopatía degenerativa: estado actual del conocimiento. Revisión bibliográfica. In Anales de Veterinaria de Murcia (Vol. 29, pp. 63-86).
  • Jiménez, C. (2014) Principales alteraciones de origen genético que afecta al pastor alemán. Revisión bibliográfica. (Tesis de grado, Universidad Nacional Autónoma de México).
  • Asociación de veterinarios españoles especialistas en pequeños animales (2012) ACTUALIZACIÓN EN DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS EN EL PERRO Y GATO. Recuperado el 11 de diciembre de 2021, disponible en: https://www.avepa.org/pdf/proceedings/MEDICINA_INTERNA_PROCEEDING2012.pdf
  • de la Cruz Hernández, N. I., Monreal García, A. E., Carvajal de la Fuente, V., Barrón Vargas, C. A., Martínez Burnes, J., Zarate Terán, A., ... & Rangel Lucio, J. A. (2017). Frecuencia y caracterización de las principales neoplasias presentes en el perro doméstico en Tamaulipas (México). Revista de Medicina Veterinaria, 1(35), 53-71.
  • Bravo, D., Cruz-Casallas, P., & Ochoa, J. (2010). Prevalence of neoplasm in canines in the University of the Llanos, during 2004 to 2007. Revista MVZ Córdoba, 15(1), 1925-1937.
  • Silva-Hidalgo, G., Juárez-Barranco, F., López-Valenzuela, M., & Dávila-Paredes, M. (2015). Carcinoma de células escamosas en caninos de Culiacán, Sinaloa, México: estudio retrospectivo (2006-2014). Revista Científica, 25(4), 304-310.