El sueño de los perros ancianos

Francisco María García · 28 mayo, 2018
Los canes mayores requieren dormir entre 15 y 18 horas, de ahí que un ambiente tranquilo sea clave para no perturbarle; una correcta alimentación y actividad física moderada, entre otras cuestiones, favorecerán el descanso

Cuando nuestros mejores amigos alcanzan su tercera edad, necesitan una serie de cuidados específicos para preservar su buena salud. Entre las pautas cruciales para una vejez saludable, debemos poner especial atención en el sueño de los perros ancianos.

Nuestros compañeros necesitan dormir bien para conservar un metabolismo equilibrado y disfrutar de una longevidad adecuada. A continuación, veremos algunos consejos para cuidar de tu amigo en su tercera edad y ayudarle a conservar un sueño de excelente calidad.

La importancia del sueño de los perros ancianos

Los perros ancianos necesitan dormir muchas horas, igual que los cachorros. Además, también requieren cuidados específicos con su salud y su sistema inmunológico es muy sensible. Muchos expertos conciben la tercera edad como una regresión a la infancia, por las semejanzas que mantienen los cachorros y los ancianos.

El sueño de los perros ancianos es un aspecto determinante para una vejez saludable. Los canes mayores suelen dormir entre 15 y 18 horas diarias, en diversos bloques y no necesariamente de forma continua.

También hay que tener en cuenta que cada perro es un ser único y singular, por lo cual debemos tomarnos nuestro tiempo para comprenderlo y respetarlo en sus particularidades.

Además, es esencial ofrecerle un ambiente positivo y seguro donde nuestro can pueda descansar con paz y tranquilidad. Debe disponer de una cama limpia y confortable, su propia manta si hace frío, sus juguetes favoritos y mucho cariño.

Perros viejos duermen mucho

Algunas enfermedades pueden alterar su comportamiento y provocar cambios en su rutina, lo que perjudica también su sueño. Por otro lado, síntomas como la depresión y el letargo pueden llevar a un aumento de las horas de sueño diarias; en casos de insomnio o muestras de ansiedad, debemos acudir rápidamente al veterinario.

Cuidados esenciales de un perro anciano

Si bien el envejecimiento es un proceso natural e inevitable, podemos ofrecer a nuestros perros una vejez cómoda y saludable. Para ello, debemos incorporar algunos cuidados específicos y reforzar los hábitos saludables de su rutina. A continuación, resumimos los tres cuidados fundamentales para un perro anciano:

Alimentación

Tras completar sus siete años, nuestros perros entran en su tercera edad. En esta etapa los canes experimentan una reducción notable de su metabolismo y también pierden una buena cantidad de masa muscular. Ello se traduce no solo en un comportamiento más sereno, sino también en la disminución de la fuerza y de la resistencia física.

Su alimentación debe contemplar los requerimientos nutricionales y las transformaciones naturales de su organismo. Para conservar un peso saludable y prevenir la obesidad, su dieta debe ser reducida en calorías, principalmente en hidratos de carbono. Además, las proteínas deben ser de alta calidad y fácil absorción, para facilitar su asimilación.

Recordamos que es importante contar con la orientación de un veterinario antes de realizar cualquier cambio en la dieta de tu mascota. Además, el profesional podrá ayudarte a elegir el pienso ideal o averiguar la posibilidad de ofrecerle una alimentación casera y natural.

Perro mayor duerme mucho

Actividad física

Los perros ancianos no deben realizar actividades de alto impacto, pues sus articulaciones sufren un natural desgaste y su masa muscular es reducida. No obstante, la vida sedentaria no es una opción para los ejemplares de mayor edad.

Nuestros mejores amigos necesitan realizar ejercicios regularmente para conservar su buena salud y mantener una vida social positiva, y podemos aprovechar para divertirnos con ellos.

Los paseos diarios serán muy importantes, pero su duración y su intensidad deben ser reducidas. Lo ideal es realizar dos o tres paseos más cortos, con 15 a 20 minutos de duración. También es fundamental continuar ofreciendo juguetes y juegos interactivos para mantener su mente activa y despierta.

Suplementos naturales

Además de una nutrición de óptima calidad, también es interesante consultar al veterinario sobre el uso de suplementos naturales, vitaminas y minerales. Estos nutrientes ayudan a mejorar el metabolismo y a fortalecer el sistema inmunológico de los perros ancianos.

Además, los suplementos pueden ser muy eficaces para prevenir o retrasar los síntomas de las enfermedades degenerativas, como la displasia de cadera y de codo.  También son recomendables para evitar la pérdida de masa ósea y conservar la estructura de las articulaciones.

Respetar sus horas de sueño

Como hemos visto, el sueño de los perros ancianos debe ser respetado y no debemos interrumpir sus periodos de descanso; será esencial ofrecerle un ambiente positivo y seguro. Nuestros mejores amigos estarán más serenos y ya no tendrán la hiperactividad de su juventud. En esta etapa, necesitarán contar con nuestra paciencia y, sobre todo, con nuestro afecto.