El solenodon, el fósil viviente

Guillermo Bisbal · 17 diciembre, 2018
El solenodon es un organismo pancrónico que no ha cambiado mucho en los últimos 60 millones de años y, además, es uno de los pocos mamíferos venenosos que existe en el planeta

El solenodon o almiquí (Solenodon paradoxus) es un género de mamíferos placentarios del orden Soricomorpha, y es el único de la familia Solenodontidae. Es endémico de la isla de Republica Dominicana y Haití, además de Cuba.

Es una especie pancrónica, ya que no cambiado casi nada desde hace aproximadamente 60 millones de años. Existieron, además, otras dos especies hoy extintas.

Esta especie pertenece a la misma familia de las musarañas y los topos, pero es mucho más grande que estos. Su nombre científico, solenodon, se debe a que posee dientes surcados o acanalados.

Características y hábitat del solenodon

El solenodon o almiquí es una especie única del continente americano que vive en el Caribe, en las islas de Cuba y la Española. Se encuentra generalmente en las zonas boscosas donde construye sus madrigueras entre las raíces de los árboles o bajo las rocas.

El pelaje del solenodon es pardo oscuro o negro, su hocico y dorso superior son de color blanco o amarillo apagado. Las patas y manos, la cola y punta de las orejas no presentan pelos. Su cabeza se caracteriza por un largo hocico a modo de pequeña trompa. Tiene ojos pequeños y brillantes.

Puede llegar a unos 60 centímetros de longitud máxima y pesar hasta dos kilogramos. Tanto las manos como las patas poseen garras con cinco dedos muy fuertes y las utiliza para cavar. Su larga trompa esta armada con 40 dientes, que son bastante afilados y resistentes.

Solenodon: veneno
Fuente: https://www.elnuevodia.com

El solenodon es de hábitos nocturnos, y en el día lo pasa durmiendo. Es solitario y huidizo. Se desplazarse torpemente en zigzag pero con gran rapidez, para no ser presa fácil de los depredadores.

El solenodon emite graznidos para comunicarse entre ellos y cuando se siente amenazado. Su visión es pésima, pero posee un buen olfato que lo ayuda a guiarse en sus recorridos diarios. Las hembras tienen dos glándulas mamarias próximas a la cola. Poseen glándulas en las axilas e ingles de donde brota un olor desagradable que lo protege de sus depredadores.

El solenodon es uno de los pocos mamíferos venenosos. Este tiene en el segundo incisivo de cada lado de su mandíbula inferior una ranura comunicada a una glándula de donde sale un líquido venenoso que utiliza para obtener su alimento y protegerse de sus depredadores. El veneno no es peligroso para el ser humano.

Alimentación y reproducción del solenodon

El solenodon es un animal insectívoro. Sin embargo, en ocasiones captura pequeños anfibios y reptiles, así como otros invertebrados. Para obtener sus presas se vale de su olfato y sus garras.

Los machos se enfrentan a muerte para reproducirse con la hembra. Una vez culminado el tiempo de gestación, la hembra pare hasta tres crías. Las crías son amamantadas durante 75 días, en este periodo pueden independizarse o permanecer con sus padres por más tiempo.

Solenodon: hábitat
Fuente: https://www.animalespeligroextincion.org

Conservación del solenodon

El solenodon está considerado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza –UICN como un insectívoro en peligro de extinción. Esto es consecuencia a la destrucción de su hábitat y a su reducida tasa de reproducción. Las especies introducidas en su área de distribución, tales como perros, hurones, gatos y otras, han contribuido también a la reducción de sus poblaciones.

Fuente de la imagen principal: http://www.edgeofexistence.org

  1. Wilson, D. & Reeder, D.A. (2005). “Solenodon”. Mammal Species of the World. Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols.
  2. Tuvey, S. T. (2008). “Continued survival of Hispaniolan solenodon Solenodon paradoxus in Haiti”. Oryx, XLII-4: 611-614.
  3. Turvey, S. & Incháustegui, S. (2008). “Solenodon paradoxus”. Lista Roja de especies amenazadas de la UICN.