El perro pointer, uno de los mejores compañeros

Guillermo Bisbal · 16 noviembre, 2018
El perro pointer es un animal destinado a la cacería deportiva por sus grandes cualidades a la hora de localizar a las presas, el cual también puede llegar a ser el mejor compañero de la familia.

El perro pointer es un compañero ágil e idóneo para la caza, todo su cuerpo está especialmente diseñado para esta actividad. Es un cazador elegante, obediente y tenaz pero también es un buen animal, sociable y que se lleva bien con toda la familia.

Sobre todo cuando su dueño es amante del deporte, ya que el pointer necesita salir todos los días a hacer ejercicios para gastar energías, mantenerse activo y no aburrirse.

Posible origen

Se cree que su origen se remonta al siglo XVII, momento en que empezaron a ser utilizados en Gran Bretaña para localizar liebres cazadas. Para el siglo XVIII ya los reproducían en grandes cantidades para la cacería, debido a sus grandes capacidades de rastreo. Los cazadores ingleses se encargaron de desarrollar y definir la raza a como la conocemos hoy.

Algunos expertos consideran que es descendiente del braco francés, mientras otros dicen que su antepasado es el braco inglés. Una tercera corriente tiene la opinión de que el padre de esta estirpe fue el braco español. Por esta razón, actualmente se desconoce cuáles son exactamente los antepasados del perro pointer.

Perro pointer.

Características morfológicas del perro pointer

Tiene un tórax ancho, acompañado por patas bien desarrolladas y musculosas. Su cola es de mediana longitud, gruesa en la base y se va afinando gradualmente hasta llegar a la punta.

El pelaje del perro pointer es fino, corto, rígido y bien pegado al cuerpo. Sus colores de pelaje abarcan una amplia gama de tonos y manchas. Se conocen diferentes colores, entre los más comunes se encuentran: negro, marrón o naranja, siempre sobre base blanca. En ocasiones se dan perros pointer unicolores o tricolores.

Los ojos de esta raza de perros pueden ser color avellana o marrón, siempre con una expresión bondadosa. Las orejas cuelgan sobre las mejillas y son medianas con una terminación puntiaguda.

Habilidades

El perro pointer es considerado uno de los mejores perros de caza debido a su agilidad, velocidad y capacidad olfativa. Puede percibir el más leve olor de cualquier animal incluso en climas cálidos y secos.

Los perros pointers deben su nombre a la posición característica que adoptan cuando localizan una presa. Apuntan con su hocico hacia la dirección donde se encuentra. Además, permanecen inmóviles con una pata levantada y doblada por la muñeca. Generalmente se quedan en esta posición hasta que su dueño empieza a buscar a la presa.

Pointer marcando a su presa con la pata.

Temperamento

Se trata de un perro leal, cariñoso, y familiar, con un excelente carácter y una maravillosa capacidad de atención y aprendizaje. Los perros pointer son maravillosos con los niños y son excelentes compañeros de juegos.

Su aspecto llamativo ha supuesto en muchos casos adoptarlo como mascota familiar. Desgraciadamente, y con excesiva frecuencia, se pasan por alto las necesidades de esta raza. El propietario de un perro pointer debe satisfacer las capacidades atléticas de esta raza. Deben permitirle o facilitarle hacer actividades físicas durante buena parte del día.

Quien desee tener un perro de esta raza debería pensar muy seriamente en las particularidades de su ritmo de vida y de su hogar. Su memoria es increíble y además es muy dócil y obediente, por lo que su educación no suele presentar problemas. Tanto el macho como la hembra del pointer son compañeros igual de buenos y su adiestramiento es el mismo.

Cuidados particulares

Si estás pensando en tener un perro pointer, debes saber que lo ideal para él no es la ciudad. Se trata de un perro de caza que tiene una gran energía y vitalidad. Por lo tanto, necesitan bastante espacio para moverse y ejercitarse. Lo mejor para esta raza es una casa grande, mejor si es con acceso a un jardín. Tendrá que hacer bastante ejercicio cada día ya que de lo contrario podría canalizar su energía acumulada en malos comportamientos.

El propietario de un pointer debe garantizarle como mínimo una hora diaria de atención. Solo entonces el pointer podrá convertirse en un perro familiar ideal. Si no es así, el dueño debería pensar en una raza diferente y menos activa.

Para evitar que tenga problemas de piel, se recomienda cepillar su pelo a menudo. Si sales con él al campo, revisa su cuerpo en busca de parásitos siempre al regresar a casa. Además, los perros de orejas caídas a menudo tienden a acumular cera, así que se deben revisar sus orejas con frecuencia para limpiarlas.

Para evitar problemas de salud, es muy importante que le apliques las vacunas necesarias y desparasites con frecuencia. Es fundamental para darle una buena calidad de vida.