Cuidados de los perros que tienen orejas largas

Yamila · 13 enero, 2019
Los cuidados de los perros con 'orejotas' son fundamentales para evitar problemas de salud

Algunos canes se caracterizan por tener las orejas muy largas y ‘caídas’… ¡En algunos casos hasta rozan el suelo! Por ello, en este artículo te contaremos sobre los cuidados de los perros con esta cualidad tan hermosa. Así evitarás la proliferación de bacterias, las infecciones y el mal olor.

Razas de perros con orejas largas

Antes que nada, sería bueno hacer una especie de conteo con aquellas razas de perro que tienen las orejas largas. Podemos nombrar al cocker spaniel, al basset hound, al dachshund, al bloodhound y al beagle como principales ‘referentes’, pero también hay otros cuyas orejas son más pequeñas aunque caídas: setter inglés, labrador, bichón maltés, San Bernardo o golden retriever.

No hay duda de que son canes muy bonitos y populares, elegidos como mascotas en todo el mundo y conocidos en cada país. Sin embargo, esta particularidad en cuanto a las orejas se refiere puede ocasionarles algunos problemas de salud que, si no se tratan a tiempo, derivan en complicaciones más graves.

Los perros con ‘orejotas’ son más propensos a la acumulación de cera, suciedad y humedad. Por lo tanto, es más factible que padezcan infecciones, hongos, enrojecimiento, mal olor e incluso supuración de pus.

El principal problema de los canes con orejas grandes y hacia abajo es que el pabellón auditivo no cuenta con una ventilación adecuada, por lo que tras el baño o un día de lluvia no se seca bien la humedad y eso deriva en la proliferación de ciertos microorganismos.

Las bacterias pueden provocar, entre otras infecciones auditivas, otitis, la cual es sinónimo de dolor agudo, cambios en su comportamiento –algunos perros se vuelven agresivos ante el sufrimiento– y problemas para oír correctamente.

Otitis en perros

Otros síntomas que nos pueden alertar de la situación son: rascarse las orejas con las patas traseras, sacudir la cabeza hacia los laterales, quejidos y secreción amarilla o marrón que cae por los oídos con muy mal olor.

Cuidados de los perros con orejas largas

Si tienes una mascota con orejas largas es muy importante que prestes atención a su limpieza. Algunos de los cuidados de los perros con esta característica son los siguientes:

1. Limpia sus oídos con frecuencia

Desde cachorros, los canes deben ser acostumbrados al baño y a la limpieza de ciertas zonas como son las orejas o los dientes. De esta manera, no lo verán como algo traumático, sino como un juego divertido.

Consulta con el veterinario para conocer la mejor manera de limpiar las orejas a tu perro. Una buena opción es armar una bola de algodón y sujetarla con unas tijeras o pinzas. Luego embeber en alcohol e introducir con cuidado en el oído del animal. Finalmente, hay que repetir la operación con un algodón seco para eliminar toda humedad posible.

Algunas personas también usan bastoncillos para humanos. Pero el problema reside en que el oído canino es mucho más grande y profundo que el de las personas, así que este elemento no sirve para una limpieza completa.

Higiene de las orejas de perros

2. Asea las orejas (parte externa)

Existen diferentes alternativas para limpiar la parte externa de las orejas del perro, como toallitas desinfectantes o suaves. Pasa con mucho cuidado para remover toda la suciedad y, al terminar, no olvides secar con un lienzo o paño.

3. Presta atención a los cambios en las orejas

Los cuidados de los perros con orejas largas también tienen que ver con analizar ciertos síntomas o cambios que pueden aparecer. Por ejemplo, presta atención que no acumule ácaros –unos parásitos que son como puntos negros muy pequeños– ni que tenga suciedad alojada, como fragmentos de plantas.

Observa cada pocos días las orejas de tu mascota, por dentro y por fuera, y enfócate en la presencia de residuos, secreciones, mal olor o enrojecimiento.

4. Recorta el pelo

Por último, en el caso de que tu perro sea de una raza con mucho pelo, como es el caso del cocker spaniel, te recomendamos que cortes los pelos que pueden ingresar en los oídos y acumular suciedad.

Tanto en invierno como en verano, el cuidado de los perros con orejas largas es fundamental. Evita que se mantenga la humedad en los oídos y así reducirás al máximo las infecciones o complicaciones.

M, & Soler, E. A. (2000). Otitis externa en perros y gatos: aislamiento microbiològico y antibioterapia. A.V.E.P.A Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas En Pequeños Animales.