El pejesapo rayado

El pejesapo rayado es un pez con una curiosa técnica de caza. Gracias al señuelo que posee, es capaz de atraer a diferentes presas de diferente tamaño.
El pejesapo rayado
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas.

Última actualización: 11 septiembre, 2022

El pejesapo rayado tiene diversos nombres dependiendo de la región en la que se encuentre. Es un pez muy llamativo e interesante, debido tanto al señuelo que posee para capturar presas, como a su capacidad de camuflaje.

Recibe diversos nombres, como pez sapo rayado, pez cebra o pez dividido, y pertenece a la especie Antennarius striatus. El nombreAntennarius” deriva del latín “antenna“, haciendo referencia al asta de la que pende el esca o cebo.

Con respecto al nombre “striatus“, indica el patrón bandeado presente en el cuerpo de este pez. El pejesapo rayado es un animal de pequeño tamaño, cuya forma recuerda a un globo hinchado.

Características generales

Su cuerpo muestra un patrón de rayas y manchas ovaladas, con tonalidades que varían del blanco al negro. Tiende a predominar la tonalidad beige con bandas oscuras en las diferentes espínulas bifurcadas, ya que carecen de escamas.

La longitud del pejesapo rayado oscila alrededor de los 5 y los 40 centímetros. Por otro lado, este pez carece de ocelos, un órgano visual rudimentario con el que pueden percibir la luz. 

Uno de los datos más llamativos de esta especie son las aletas pectorales, que recuerdan a las patas anteriores de un sapo y la aleta dorsal. Otro rasgo curioso es la transformación de las aletas dorsales en tres espinas, alargándose la espina frontal, y adquiriendo forma de sedal.

Esta espina frontal es similar a una caña de pescar y tiene un señuelo final. El señuelo que utiliza esta especie para engañar a sus presas tiene forma de gusano. 

Existen diversas especies de pejesapo que se clasifican diferenciándose por la forma que adopta el señuelo. El señuelo puede asemejarse a un camarón, un pececillo con aletas y un ojo, un gusano o un cangrejo.

El señuelo o esca está formado por entre 2 y 7 apéndices, que adoptan forma de gusano. Además, si se diera el caso de que el pejesapo rayado perdiera el señuelo, este se regenera. 

Se puede percibir cierto dimorfismo sexual entre los individuos de esta especie. Los machos poseen apéndices cutáneos más extendidos por el cuerpo que las hembras.

Hábitat y distribución

El pejesapo se encuentra ampliamente distribuido, encontrándose en regiones donde se practica el buceo, como Indonesia, Filipinas, Borneo y otras zonas de Asia. También está presente en el océano Atlántico, frente a la costa africana y en la costa americana, incluyendo las Bahamas, el Golfo de México o el Caribe.

El pejesapo rayado siempre se encuentra en regiones marinas de climas tropicales. No es un animal sencillo de detectar por los buceadores, ya que son muy buenos camuflándose.

Así mismo, es más común que esta especie se encuentre a unos 40 metros de profundidad, aunque puede encontrarse entre los 10 y hasta los 200 metros. Por lo tanto, es un animal bentónico que cohabita en los fondos acuáticos marinos.

Esta especie se localiza en fondos arenosos y rocosos, así como en arrecifes de coral o en estuarios. Al encontrarse en este medio marino, pueden camuflarse más fácilmente, a la espera de presas incautas.

Alimentación

El pejesapo rayado es un pez con un gran apetito, que es capaz de engullir peces de su mismo tamaño. La técnica que adopta para atraer a las presas es engañándolas con su señuelo en forma de gusano.

Cuando hay una presa muy cerca del esca, abre la boca, desencaja las mandíbulas y genera una gran aspiración. Esta aspiración atrae toda el agua delante de la cara del pejesapo rayado, así como al incauto pez que nadaba cerca.

Finalmente, cuando la presa ya está en la boca, los dientes se cierran sobre ellas evitando que escapen. Las presas de gran tamaño son atrapadas por los dientes y conducidas lentamente hacia dentro.

Si no hay presas cercanas, puede buscarlas, acercándose a entradas de los refugios o rincones. Una vez en la entrada, hace flotar el cebo al lado o encima de la entrada.

Como el pejesapo rayado carece de vejiga natatoria, se desplaza utilizando el impulso generado desde las branquias. Específicamente, emite un chorro de agua a través de su abertura branquial.

Se ha observado que este pez bosteza, y se cree que los bostezos permiten recolocar las mandíbulas tras ingerir alimento.

Curiosidades

El pejesapo rayado ha sido clasificado como un animal en bajo riesgo de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Parece ser que la única amenazada a la que se enfrenta esta especie es a la destrucción de su hábitat, ya que el interés humano solo reside en la acuariofilia.

Esta especie se caracteriza por ser muy resiliente y ser capaz de duplicar su población en un tiempo inferior a 15 meses. Sin embargo, hay que apoyar la preservación de todas las especies, como es el caso de este pez tan peculiar. 

Te podría interesar...
El porqué de la apariencia extraña de algunos peces
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El porqué de la apariencia extraña de algunos peces

La apariencia extraña de algunos peces explica porque, hoy en día, la fauna más extravagante habita las aguas abisales y zonas de mayor profundidad...