8 diferencias entre el beagle y el basset hound

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 14 julio, 2021
Una de las diferencias más marcadas entre el beagle y el basset hound tiene que ver con los pliegues en la piel, pero hay más características por las que estos sabuesos resultan ser totalmente distintos.

El beagle y el basset hound son dos razas de perro que pueden resultar parecidas a simple vista, sobre todo por sus orejas caídas y los tonos presentes en su pelaje. No obstante, cuentan con notables distinciones, como su lugar de origen, su cuerpo y su forma de comportarse.

Aquí conocerás 8 diferencias entre el beagle y el basset hound que te ayudarán a reconocerlos más fácilmente. Esto te será útil en caso de que te encuentres en una situación en la que ambos perros estén presentes o incluso si te estás decidiendo por cuál de estas dos razas llevar a casa.

1. Orígenes diferentes

Una de las diferencias entre el beagle y el basset hound radica en su lugar de origen. El beagle es un perro con más de 2000 años de historia que inició el desarrollo moderno de su raza en Gran Bretaña, durante la década de 1830. Por otro lado, el basset hound es nativo de Francia, donde apareció a finales del siglo XIX, gracias al cruce que se dio entre un perro inglés y un blood hound.

Un basset hound en el jardín.
Un basset hound.

2. Tamaño y peso

El beagle puede medir de 30 a 38 centímetros y el basset hound alcanza de 28 a 38 centímetros. Sin embargo, en el peso las diferencias de estos sabuesos son mayores, pues el beagle puede pesar de 8 a 11 kilos, pero el basset hound está entre los 20 y 29 kilos, lo que indica que este último es un canino mucho más robusto.

3. Cuerpo

Otra de las diferencias entre el beagle y el basset hound está relacionada con la forma de su cuerpo. En el caso del beagle, su estructura corporal es compacta, tiene un aspecto más cuadrado y cuenta con extremidades de tamaño normal. En cambio, el basset hound es un sabueso de cuerpo alargado y extremidades muy cortas.

4. Pliegues en la piel

La piel hace parte de las diferencias más evidentes entre el beagle y el basset hound. El basset, como la mayoría de los sabuesos, cuenta con una serie de pliegues a lo largo de su cuerpo, de su cabeza y sobre todo en la parte de sus ojos, lo cual hace que se genere una expresión de melancolía, pese a tratarse de un perro alegre y social. El beagle, por su parte, no cuenta con esta condición en su piel.

5. Orejas

Aunque ambos perros tienen las orejas grandes y caídas, sus proporciones son distintas. El beagle es una raza con orejas más acordes a su cuerpo, pese a que estas sean alargadas a tal punto de casi poder tocar su nariz si se estiran hacia adelante.

Por otro lado, las orejas del basset hound son mucho más grandes y desproporcionales para su tamaño. Estas estructuras auditivas pueden extenderse hasta las zonas en las que se inician las extremidades del canino.

6. Rutinas de ejercicio diferentes

Tanto el beagle como el basset hound son perros que tienen tendencia a la obesidad, por eso es importante suministrarles una dieta balanceada que puedan disfrutar y a la vez les permita mantenerse sanos. Asimismo, el ejercicio resulta fundamental para evitar que estas razas se vuelvan perezosas o inactivas.

Al tratarse de un perro bastante enérgico, el beagle necesita paseos diarios y una rutina de ejercicio llevada a cabo con ayuda de juguetes u obstáculos. Mientras tanto, el basset hound necesita actividad física moderada y debe evitar a toda costa correr mucho o dar saltos muy exigentes, pues podría sufrir problemas en su columna.

7. Distintas enfermedades

Las enfermedades o problemas de salud más frecuentes en el perro de raza beagle son diversas. Entre ellas, encontramos la epilepsia, el hipotiroidismo, las infecciones de oído y afecciones oculares, como glaucoma y la distrofia corneal.

Por otra parte, el basset hound es más propenso a desarrollar hernias discales y ataques hepáticos. Además, puede sufrir infecciones si no se tiene el cuidado y aseo necesario con los pliegues de su piel, en los que se puede generar el crecimiento de bacterias.

8. Carácter

Entre tanto, las diferencias entre el beagle y el basset hound no solo tienen que ver con su apariencia física, pues el temperamento o carácter de estas dos razas también es distinto. El beagle es reconocido como un canino afectuoso y alegre, que inicialmente se muestra frío con los extraños, pero los acepta con facilidad. Por su parte, el basset hound es más bien un perro tranquilo y muy amigable.

De acuerdo a lo anterior, el beagle es más activo que el basset hound, pues el último prefiere pasar su tiempo comiendo y durmiendo. Además, el beagle suele llevársela muy bien con los niños, pero el basset hound, en ocasiones, tiende a ser un perro un poco celoso.

Las diferencias entre beagule y basset hound son múltiples.
Un beagle corriendo.

Finalmente, aunque el beagle y el basset hound presentan más diferencias de las que aparentan, cualquiera de estos dos perros de olfato muy desarrollado puede ser una compañía leal, afectuosa y obediente. Si son tratados con cariño y con los cuidados que cada uno requiere según sus características, estos animales serán adiciones excelentes a la familia.

  • Basset hound. Wikipedia. Recogido el 14 de julio de 2021 de: https://es.wikipedia.org/wiki/Basset_hound
  • Beagle. Federación Cinológica Internacional. Recogido el 14 de julio de 2021 de: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/161g06-es.pdf