El Basset Hound: un perro increíble

Antonia Tapia · 12 junio, 2015

Originario de Francia, su origen se sitúa en el siglo XIX. Resultado de la cruza con un perro inglés y un Blood Hound, el Basset Hound es un perro sabueso que se utiliza para la caza de venados, liebres o zorros. De orejas largas y mirada triste, es una de las razas más populares y tolerantes que se conoce. Payasos y divertidos, suelen tener buen carácter, aunque también tienen su temperamento que, si no tienes paciencia, puede ser algo conflictivo. Amigo de los niños y muy buen compañero, no suele ser reacio a los extraños y se lleva muy bien con otros miembros de su familia.

Todo lo que tienes que saber sobre el Basset Hound

basset hound 2

  • El Basset Hound es una raza muy agradable con sus pares y con los miembros de su familia. Debido a sus condiciones físicas, es un perro de tamaño mediano, voluminoso y pesado, que necesita ejercicio diario para mantenerse en forma. Este tipo de ejemplares suele ser algo perezoso y si no se ejercitan pueden sufrir problemas de salud.
  • Cuando tu Basset Hound se encuentre al aire libre debes mantenerlo en una zona vallada o con correa. Su predisposición para la caza lo impulsa a seguir cualquier tipo de presa que esté cerca de sus narices.
  • Este tipo de raza suele ser algo terca y, a veces, no está dispuesta a obedecer a muchos comandos. Sin embargo, con un riguroso entrenamiento y una gran paciencia de su dueño, su comportamiento puede ser modificado.
  • A los Basset Hound les gusta mucho mendigar comida y robarán cualquier delicia que esté a su alcance. Al igual que a otras razas les gusta tener la atención de su propietario, y si su dueño hace oídos sordos a sus reclamos,  pondrá en práctica sus particulares e incisivos ladridos.

Ventajas y desventajas de este tipo de raza

basset houndo

  • El Basset Hound es una raza de perros que se caracteriza, a pesar de su físico,  por ser fuerte y resistente. Tienen buen carácter, son sociables y se llevan muy bien con otros perros y gatos. Quizás tarden en aprender algunos comandos. Son animales muy independientes, por lo tanto, si deseas adoptar un ejemplar de esta raza, debes estar al tanto de que sus tiempos de aprendizaje son mucho más lentos. Sin embargo, con un poco de paciencia, todo estará resuelto.
  • Notarás que este tipo de ejemplares suele ser ajeno a las llamadas y corre detrás de todo aquello que considere una posible presa. Es un perro que suele roncar y babear y, aunque tienen el pelo corto, suele perderlo en bastante cantidad. A veces se le puede escapar alguna que otra flatulencia, las cuales son muy habituales, pero todo depende de la dieta que siga tu mascota. En ese sentido, los animales que son alimentados con alimentos frescos y naturales tienen mucho menos problemas con esos olores molestos.  Por eso siempre es recomendable acudir al veterinario para que establezca cuál es la mejor alimentación para tu can.
  • Si no dispones de demasiado tiempo para destinarle a este pequeño, es mejor que no lo adoptes. Un Basset Hound requiere demasiada atención de su propietario y riguroso ejercicio. Si bien este tipo de ejemplar no necesita correr varios kilómetros y con un paseo alrededor de su manzana basta, si no cumplen con esa rutina pueden convertirse en obesos y tener graves problemas de salud. Debido a su contextura física deben estirar sus piernas regularmente para descargar energía y, de esa forma, mantenerse en forma y saludables.
  • Siempre que salgas de paseo con un Basset Hound recuerda llevarlo con su correa. Si no la lleva es muy probable que escape corriendo detrás de otro animal.
  • Nunca lo dejes en el patio de tu casa sin supervisión. Su ladrido profundo puede no solo ser molesto para ti, sino también para tus vecinos.
  • Después de comer y beber no te sorprenda que un Basset Hound babee. Es muy común en este tipo de raza.
  • Esta raza suele presentar algunos problemas de salud crónicos, como puede ser dificultad en los huesos y articulaciones, problemas de oído y algunas enfermedades de la piel. Por eso es muy importante que lleves a tu mascota al veterinario regularmente, que haga ejercicio, que lleve una alimentación sana y que cumpla con su calendario de vacunación.