Diamantes de Gould: cuidados y características

05 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Los diamantes de Gould requieren unos cuidados específicos en facetas como la alimentación, temperatura, luz y humedad.

Diamantes de Gould es el nombre que se les da a unas curiosas aves paseriformes del norte de Australia. Pertenecen al género Erythrura, donde se encuentran los pájaros también conocidos como diamantes, que destacan por sus picos cónicos y brillantes colores.

Como ocurre con muchas otras aves exóticas, los diamantes pueden ser unas mascotas excelentes como alternativa a los típicos canarios y periquitos. Aún así, requieren unos cuidados específicos. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre la especie.

El género de los diamantes

Los diamantes de Gould pertenecen a la familia de los estrílidos, un grupo de aves paseriformes de las zonas intertropicales de Asia, África y Australasia. Estos pájaros son de pequeño tamaño, presentan una gran variedad de colores en su plumaje y un pico corto y robusto que utilizan para abrir semillas, de las que se alimentan.

Dentro de esta familia encontramos al género de los diamantes o Erythrura, en el que están catalogados los diamantes de Gould. La especie es endémica de Australia, donde las poblaciones silvestres se encuentran en declive. Por suerte, estos animales se reproducen bien en instalaciones de origen humano y abunda su cría en cautividad.

Un diamante de Gould con diferentes poses.

El color de los diamantes de Gould

Como las demás aves paseriformes, los diamantes de Gould son unos animales pequeños, ya que miden alrededor de unos 13 o 14 centímetros. Los dos sexos presentan colores vivos —verde, amarillo, rojo, azul y morado—, pero los machos suelen ser más brillantes que las hembras.

Existen distintas variaciones en el plumaje de este ave, algunas muy buscadas por los criadores de diamantes. Además, este polimorfismo de color parece ser indicativo de diferencias de comportamiento:

  • Diamantes con cabeza negra. Es la variación más común en la naturaleza.
  • Diamantes con cabeza roja. Junto los de cabeza negra son los más comunes. Suelen ser más agresivos que las otras variaciones. Son los machos los que tienen más probabilidades de tener la cabeza de color rojo, esto se debe a que la herencia de esta tonalidad es a causa de un gen ligado al sexo.
  • Diamantes con cabeza naranja. Es el color menos frecuente de todos.

Los colores son resultado de diferentes mutaciones

Estas no son las únicas variedades en el color de los diamantes de Gould, pues diversas mutaciones en el genoma de la especie dan como resultado otros colores en el plumaje, ya que estas afectan a la producción de los carotenoides y melaninas, los principales pigmentos de los colores en los diamantes. Te ponemos algunos ejemplos de este suceso:

  • Diamante de Gould azul. Esta mutación inhibe por completo los carotenoides y anula, por tanto, el color rojo, naranja y amarillo. El resultado es un plumaje azul reflejado por la melanina, al no poderse formar el verde por falta de amarillo.
  • De pecho blanco. Los ejemplares afectados por esta mutación tienen prácticamente inhibida la feomelanina, que en condiciones naturales se encuentra dispersa por todo el plumaje, sobre todo en el pecho.
  • De pecho lila. La concentración de feomelanina disminuye a la mitad, razón por la cual se produce un color liliáceo en el pecho.
  • Diamante de Gould pastel. En general, todo el color del plumaje será más claro. El tono negro pasa a ser gris y el verde se suaviza, lo que da como resultado un color pastel.

¿Cómo cuidar de un Diamante de Gould?

Los diamantes son aves sociales, por lo que es imprescindible tener a varios ejemplares juntos, siempre en una jaula lo suficientemente grande para que puedan convivir y ejercitarse. Recalcamos este punto, pues una instalación masificada puede afectar a la salud de las aves de forma grave.

Los diamantes son monógamos. Estos pájaros suelen emparejarse de por vida y tanto macho como hembra se reparten el cuidado de la puesta. Es esencial la convivencia de mínimo una pareja en la misma jaula ya que, de lo contrario, un solo ejemplar puede desarrollar estrés y otras patologías.

Consejos para su alimentación

El pico de estas aves ya nos da una idea de su alimentación. Como los pinzones, los diamantes de Gould tienen una dieta granívora, a base de semillas. El alpiste, mijo, panizo, chía y negrillo son buenas opciones para incorporar al menú del diamante —en forma de mezcla de semillas—.

Como adición a esta base alimenticia, también se pueden aportar algunas frutas y verduras como el brócoli o las manzanas —a modo de suplemento— y probióticos para reforzar el sistema inmune del animal.

Temperatura y humedad

Lo ideal es una temperatura en torno a los 20 grados, incluso algo más en la época de cría. La humedad también es otro factor importante en el cuidado y reproducción de estas aves y debería mantenerse en un mínimo del 60-65%. Para una temperatura de 20-25 grados, la humedad relativa mínima debe estar entre el 55-65 %.

Horas de luz

Como para cualquier otro animal, los ritmos de luz-oscuridad son muy importantes para simular los ciclos biológicos naturales de las aves, sobre todo la época de muda y de reproducción.

Los diamantes de Gould disfrutan mucho del sol. Si la jaula está en el interior, es necesario suministrar a los animales los intervalos de luz adecuados, que no deberían ser inferiores a las 10 horas en época de reposo y entre 12 y 13 horas en época de cría.

Además, los rayos ultravioleta ayudan a estas aves a sintetizar la vitamina D, al igual que el resto de los seres vivos que la requieren. Los pájaros que reciben luz natural presentan mejor plumaje que los aclimatados a la luz artificial.

Diamantes de Gould en una rama.

Como hemos podido ver, los diamantes de Gould son unas aves extremadamente llamativas, pero con cuidados un poco más exigentes que un canario o un periquito. Si te animas a dar cobijo a una pareja o grupo de estos bellos pájaros, debes ser consciente de la responsabilidad que conlleva su adquisición.

  • Williams, L. J., King, A. J., & Mettke-Hofmann, C. (2012). Colourful characters: head colour reflects personality in a social bird, the Gouldian finch, Erythrura gouldiae. Animal Behaviour, 84(1), 159–165.
  • Brush, A. H. (1968). Pigmentation and Feather Structure in Genetic Variants of the Gouldian Finch, Poephila gouldiae. 
  • Gilby, A. J., Pryke, S. R., & Griffith, S. C. (2009). The historical frequency of head-colour morphs in the Gouldian Finch (Erythrura gouldiae). Emu - Austral Ornithology, 109(3), 222–229.
  • Clubdiamantedegould