5 curiosidades del Smilodon

El Smilodon habitó la tierra entre el Plioceno y el Pleistoceno, pero gracias a los fósiles encontrados, se han logrado descubrir algunos datos interesantes de su vida.
5 curiosidades del Smilodon
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 09 noviembre, 2022

Entre los animales más fascinantes que han existido, tenemos al tigre dientes de sable. Un félido feroz y emblemático, pero no te confundas, no se parece a los tigres que viven en la actualidad. La característica más destacada que presentaba, eran sus largos colmillos que sobresalían de su boca. Sin embargo, hay otros hechos notables que se saben de su vida. ¿Quieres conocer algunas curiosidades del Smilodon?

Este género extinto pertenecía a la subfamilia Machairodontinae. En él se incluyen 3 especies, que son: S. fatalis, S. populator y S. gracilis. A continuación te presentamos algunos aspectos físicos de este vertebrado, así como ciertos datos asombrosos de su vida, no te los pierdas.

Características del tigre dientes de sable

Antes de conocer algunas curiosidades del Smilodon, veamos ciertos caracteres de su apariencia. Este animal, tenía un aspecto parecido a los felinos actuales, aunque con una contextura más robusta. De patas más cortas, pero más anchas y potentes, lo que sugiere que presentaba una gran fuerza en sus extremidades.

Algunos elementos, como la cola de poca longitud y la presencia de un metatarso corto, hacen pensar que se trataba de un ser menos veloz que otras especies que conocemos.

El tamaño corporal del tigre dientes de sable era variable, según la especie, oscilando entre los 55 y los 300 kilogramos de peso. Smilodon gracilis era el más pequeño, con un rango de masa que va desde los 55 a los 100 kilogramos, parecido a un jaguar. Seguido por S. fatalis, de 160 a 280 kilos, similar al tigre siberiano. El más grande era S. populator, con entre 220 y 360 kilos. Aunque se cree que algunos individuos tenían más de 400.

Así, este último superaba a cualquier felino existente.

Sin duda, el aspecto más resaltante de su físico eran sus largos colmillos. Estos se encontraban presentes tanto en hembras como en machos. Además, el tamaño y peso de ambos ejemplares era similar, por lo que carecían de dimorfismo sexual. Los dientes de sable medían alrededor de 1,15 metros de altura, mientras que sus caninos podían alcanzar los 18 o hasta 26 centímetros.

Curiosidades del Smilodon

Ahora vamos con los 5 datos curiosos de estos asombrosos animales. Estos son los siguientes.

1. Tenía una mordida débil

Aunque parezca extraño, una de las curiosidades del Smilodon era que su mordida no era tan fuerte, sino más bien débil, si la comparamos con los felinos modernos. A pesar del gran tamaño de sus colmillos, un estudio de modelos informáticos reveló que la potencia de la mordida era equivalente a un tercio de la de un león (Panthera leo). Se cree que estos resultados están relacionados con la forma que tiene cada uno de matar a sus presas.

2. El método de caza era diferente al de los felinos que conocemos

El método de caza del género Smilodon era diferente al de los felinos actuales. Los macairodontinos mordían a sus presas en el cuello, luego de someterlas con su robusto cuerpo. No obstante, la mordida no buscaba asfixiarlas, sino que sus colmillos se empleaban para cortar la tráquea y los vasos sanguíneos importantes. Con esta estrategia, la víctima quedaba sin conciencia y moría de manera rápida, gracias a heridas profundas y letales.

Algunos colmillos de los dientes de sable también presentaban los bordes aserrados, para facilitar el corte letal que ocasionaban a sus presas. De esta manera, se reducía el tiempo y el costo energético. Este método difiere del empleado por los depredadores felinos modernos que buscan asfixiar a sus víctimas, lo que amerita un enorme gasto de energía para estos cazadores.

3. Se alimentaban de grandes herbívoros

La estrategia de caza y muerte de las presas que empleaba esta criatura les permitió especializarse en atrapar a animales grandes. Entre ellos podemos mencionar a bisontes, mastodontes, alces, perezosos gigantes y hasta mamuts jóvenes.

4. El Smilodon tiene el mismo origen común de los tigres actuales

La creencia popular de los tigres dientes de sable son los antepasados de los tigres y leones actuales es errada. Esto se debe a que ambos grupos de animales presentan un origen común. En particular, hace aproximadamente 23 millones de años, cuando existió el primer félido conocido, llamado Proailurus. Así, de esta criatura de tamaño comparable a un lince ibérico, partieron los dos linajes, el de los felinos actuales y el de los macairodontinos.

5. Su extinción se produjo hace aproximadamente 12 millones de años

Smilodon.

No se sabe a ciencia cierta las causas de la extinción de estos superdepredadores, pero se tienen dos hipótesis principales al respecto. Se piensa que en aquella época, el cambio de la distribución de las grandes presas a las que los dientes de sable se especializaron en cazar, fue la clave para su desaparición.

Por una parte, producto de los violentos cambios ambientales del momento. Y por otra, a causa de la introducción de los primeros humanos en el entorno, que competían como otros depredadores en el ecosistema.

Ante estas circunstancias, Smilodon no logró adaptarse a consumir presas más pequeñas y veloces, por lo que se quedó sin alimento. Así, otras especies más flexibles y menos especializadas en su alimentación salieron con ventajas de la situación, como el linaje de los felinos modernos.

De esta manera, terminamos con las 5 curiosidades del Smilodon, un depredador feroz, de contextura robusta y con unos grandes colmillos filosos, capaces de generar heridas profundas y letales en el cuello de sus presas. Como hemos visto, este animal emblemático tenía una vida muy interesante, de la que todavía falta mucho por descubrir.

Te podría interesar...
¿Por qué ya no tenemos muchos animales gigantes?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué ya no tenemos muchos animales gigantes?

En la prehistoria, los animales gigantes dominaban la Tierra. Sin embargo esta característica se ha perdido durante la evolución.



  • Christiansen, P., & Harris, J. (2005). Body size of Smilodon (Mammalia: Felidae). Journal of Morphology, 266(3), 369–384.
  • McHenry, R., Wroe, S., Clausen, P., Moreno, K., & Cunningham, E. (2007). Supermodeled sabercat, predatory behavior in Smilodon fatalis revealed by high-resolution 3D computer simulation. Proceedings of the National Academy of Sciences, 104(41), 16010-16015.
  • Reynolds, A. R., Seymour, K. L., & Evans, D. C. (2021). Smilodon fatalis siblings reveal life history in a saber-toothed cat. Science, 24(1), 101916.
  • Salesa, M., & Anton, M. (2020). Evolución y desaparición de los félidos dientes de sable. Recuperado el 07 de noviembre de 2022, disponible en: https://www.mncn.csic.es/es/Comunicaci%C3%B3n/evolucion-y-desaparicion-de-los-felidos-dientes-de-sable

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.