Cuidados del pez cebra

20 junio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
El pez cebra es uno de los más comercializados en todo el mundo. Se trata de una especie fácil de mantener, pero hay que tener ciertas cosas en cuenta antes de hacerse con un grupo.

El pez cebra (Danio rerio) es un vertebrado de agua dulce que pertenece a la familia de los ciprínidos, grupo que a su vez cuenta con más de 1200 especies repartidas en 370 géneros. Es nativo del sur de Asía, de ahí que los acuariófilos lo categoricen como uno de los múltiples “peces tropicales” disponibles en las tiendas especializadas. En esta oportunidad, te mostramos los cuidados del pez cebra.

Aunque se trate de un animal de pequeño tamaño y aspecto humilde, este pez tiene ciertos requerimientos que no se pueden pasar por alto. Además de ser susceptibles a ciertas enfermedades, los peces cebra requieren vivir con un número mínimo de ejemplares de su especie, lo cual puede complicar un poco la cría en el entorno doméstico. Si quieres saber más sobre ellos, sigue leyendo.

Características del pez cebra

Como hemos dicho, el pez cebra pertenece a la familia Cyprinidae, que a su vez está englobada en el orden de los Cypriniformes. Como todos los vertebrados acuáticos presentes en estos grupos, los peces cebra carecen de dientes y de estómago, y su alimentación en el entorno natural se basa en pequeños crustáceos, insectos y algas —macro o microscópicas—.

Por su parte, los peces cebra presentan un cuerpo fusiforme —comprimido de forma lateral— que alcanza una longitud total de 2,5 centímetros, aunque en cautiverio pueden llegar sin problemas a los 4 centímetros totales. En la región cefálica, los ojos están situados en el plano lateral y la mandíbula inferior está algo elongada, lo que provoca que esta “sobresalga” un poco.

Este pez recibe su nombre por las 5 bandas azuladas, uniformes y horizontales, que recorren su cuerpo hasta el extremo de la aleta caudal. Junto con su coloración clara de base, esta tonalidad le otorga al animal un patrón similar al de una cebra. De todas formas, existen otros morfotipos presentes en el mercado.

Morfotipos que no recomendamos

Los peces cebra presentan una variación obtenida por medio de la cría selectiva: el golden zebra morph. Mediante cruces, se ha conseguido que el patrón de líneas azuladas desaparezca del todo del cuerpo del animal, lo que deja al ejemplar con un tono amarillento uniforme.

Por otro lado, también se venden en algunos lugares peces cebra “teñidos”, con colores verde fosforito, amarillo chillón o rojo. Se conocen como GloFish y han obtenido una fama inusitada en el mundo de los acuarios. Cabe destacar que estos son animales transgénicos, ya que se les han añadido genes de especies fluorescentes de medusa para brillar y mostrar tonos que nunca tendrían.

No te recomendamos adquirir estas variedades ni fomentar estas prácticas. Aunque no supongan un daño per se para el pez, el conflicto ético que suponen debe ser señalado.

Los golden zebra morphs de la imagen no son animales transgénicos, pues se han obtenido mediante cría selectiva.
Los golden zebra morphs de la imagen no son animales transgénicos, pues se han obtenido mediante cría selectiva.

Hábitat y comportamiento del pez cebra

En el ambiente natural, los peces cebra pueblan las aguas dulces de regiones como India, Pakistán, Bangladesh, Nepal y Bután. Estos animales prefieren los núcleos de agua con poca corriente o directamente estancados, con vegetación moderada y fondos arenosos.

Por otro lado, estos seres vivos requieren de temperaturas altas para vivir, algo que nos queda muy claro al describir su distribución nativa. Además, tal y como indica el portal Animal Diversityson peces muy sociales que se muestran activos durante el día. Como son de cardumen, se requieren mínimo 5 individuos por tanque.

Nunca se puede comprar solo un pez cebra por acuario. Que muera por falta de estímulos y compañía es cuestión de tiempo.

Preparación del acuario

Como hemos dicho, estos peces son muy activos, adoran nadar y viven en agregaciones sociales —que están muy jerarquizadas—. Por ello, se recomienda un acuario de mínimo 40 litros para un grupo de 5 individuos, aunque mejor si se pueden agregar más ejemplares al cardumen.

Antes de nada, hay que elegir un tanque adecuado, que presente un filtro que pueda bombear agua a largo plazo. Tras ello, es necesario elegir un sustrato viable. Si bien esta especie no pasa su tiempo en el fondo de la pecera, lo mas adecuado es que el sustrato sea de tipo arenoso, con el fin de replicar los ambientes naturales en los que los peces viven.

Por otro lado, también te recomendamos adquirir plantas vivas naturales, sobre todo si crecen lo suficiente como para llegar a la parte más alta del acuario. Los peces cebra habitan el estrato superior de la columna de agua, así que se sentirán mucho más protegidos si tienen lugares en los que resguardarse.

Una vez tengas todos los componentes del tanque, lava la arena a conciencia, coloca los adornos naturales como creas conveniente y comienza a añadir agua declorada al tanque. Eso sí, recuerda que el acuario requiere un ciclado concreto: hasta que no pase un mes y los parámetros del agua sean perfectos, no añadas a los peces.

Un grupo de peces cebra en un acuario.

Parámetros generales para los cuidados del pez cebra

Una vez el acuario esté listo para albergar vida, puedes comprar a los peces cebra y llevarlos a casa. Busca siempre fuentes fiables y evita las grandes cadenas de venta de animales. Si alguno de los peces del tanque de la tienda tienen puntos blancos en el cuerpo, aletas roídas o manchas rojizas entre las escamas, abstente de adquirirlos y busca otro lugar.

Una vez tengas a tus peces, coloca la bolsa en la que estaban dentro del acuario y ve añadiendo agua del tanque poco a poco, cada 10-20 minutos. Si no acostumbras a los animales a los parámetros hídricos de su nuevo ambiente de forma paulatina, puede que mueran por desequilibrios osmóticos.

Consejos para los cuidados del pez cebra

El tanque de los peces cebra debe contar con las siguientes características:

  • Temperatura: los peces cebra son de ambientes tropicales. Por ello, su rango de temperatura ideal será de 24 a 28 °C, con una media de 25 °C.
  • pH: el pH del agua debe rondar valores entre 6.0 y 8.0. Un ambiente demasiado ácido o básico fomentará que el animal presente patologías a largo plazo.
  • Alcalinidad: el valor adecuado se encuentra entre 3° y 8° dkH.
  • Compañeros de acuario: esta especie se puede mantener con otros muchos tipos de peces tropicales que requieran condiciones similares. Eso sí, evita ejemplares demasiado grandes, pues los atacarán y se los comerán.

Si tu sistema de filtrado es el adecuado y el ciclo del agua se ha establecido correctamente, bastará con que cambies el 10 % del agua del tanque cada semana. De todas formas, también te tocará hacer limpiezas generales un par de veces al año, sobre todo si no aspiras la suciedad del sustrato. El pez cebra no presenta cuidados muy demandantes y esta información se aplica a casi toda especie tropical.

Nunca cambies el 100 % del agua del acuario durante el mantenimiento. Los peces pueden morir muy fácilmente.

Alimentación del pez cebra

Como hemos dicho, estos animales son omnívoros. Por ello, la mayoría de escamas y productos en venta generales para peces exóticos son adecuados a la hora de alimentarlos. Aun así, siempre te recomendaremos que cultives alimento vivo en casa —como artemias o Daphnias—, pues fomentan el instinto depredador de los animales y son una excelente fuente de proteína.

Nunca le des a estos peces más comida de la que pueden consumir. Con una dosis de escamas al día es más que suficiente.

Reproducción

En la naturaleza, los peces cebras son animales promiscuos que crían durante las épocas monzónicas. En cautiverio no hay que seguir muchos pasos especiales para que las parejas tengan descendencia, pues basta con mantener un fotoperiodo de 14 horas de luz al día y las condiciones adecuadas del agua ya citadas.

Si quieres que tus peces cebra se reproduzcan, lo mejor que puedes hacer es colocar una capa gruesa de grava en el fondo del acuario, por encima de la arena. Día a día, ve aspirando los huevos con un sifón entre el sustrato grueso y trasládalos a un tanque a parte, con el fin de que otros integrantes del acuario no se los coman.

Curiosamente, al eclosionar, todos los peces cebra son hembras. La maduración gonadal se produce a partir de la tercera y cuarta semana. La dinámica del desarrollo de estos peces no se conoce del todo, pero los machos presentan gónadas funcionales a los 3 meses de edad.

Las crías deben ser alimentadas con comidas especiales adecuadas para su tamaño y requerimientos. Las condiciones del agua de su tanque son iguales que para los adultos.

Un pez cebra con un fondo blanco.

Consejos finales

Si queremos que te quedes con una idea de todo lo citado, es la siguiente: los cuidados del pez cebra son fáciles de llevar a cabo, pero estos animales necesitan tanques grandes, con vegetación y un ambiente tropical. Además, nunca se deben mantener menos de 5 individuos juntos, ya que son peces de cardumen y requieren compañía.

Si quieres hacerte con un grupo de peces cebra para tu acuario, asegúrate de que sean compatibles con los integrantes ya presentes en él. Diversas especies de Tetras, Platys, Corydoras, barbos y los famosos guppys se adaptan bien a su presencia. Ante cualquier duda, consulta a tu acuarista de confianza.

  • Zebra Danio, Animal Diversity. Recogido a 18 de junio en https://animaldiversity.org/accounts/Danio_rerio/
  • Zebra danio, Fish Keeping World. Recogido a 18 de junio en https://www.fishkeepingworld.com/zebra-danio/
  • Cortemeglia, C., & Beitinger, T. L. (2005). Temperature tolerances of wild-type and red transgenic zebra danios. Transactions of the American Fisheries Society, 134(6), 1431-1437.
  • Moyer, T. R., & Hunnicutt, D. W. (2007). Susceptibility of zebra fish Danio rerio to infection by Flavobacterium columnare and F. johnsoniae. Diseases of aquatic organisms, 76(1), 39-44.