Cuidados de un cachorro rottweiler

Laura Morales Negrin · 2 agosto, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 30 julio, 2021
El cachorro de rottweiler necesitará unos cuidados muy específicos para crecer con buena salud y mostrar un comportamiento adecuado. Solo así se podrá disfrutar de una raza tan cariñosa y leal como es la suya.

Ya desde cachorro se intuyen las características robustas del rottweiler. Estos son unos canes muy famosos y bellos, pero cabe destacar que tener a uno de estos animales requiere de responsabilidad y dedicación especiales. Por eso, es importante conocer con detalle los cuidados de un cachorro rottweiler y poder brindárselos desde que llega al hogar.

Entre dichos cuidados de este can se encontrarán los relacionados con su alimentación, para que crezca sano; su adiestramiento, esencial para que no muestre problemas de conducta; o su higiene, relevante para su comodidad y salud. Te invitamos a descubrir cuáles son esas atenciones en las siguientes líneas.

Características de un cachorro rottweiler

El perro de la raza rottweiler es considerado un can de tamaño mediano a grande. Esto, junto a la robustez de su cuerpo, le otorga una apariencia imponente, que ya desde cachorro se empieza a intuir por esa estructura corporal tan bien proporcionada.

Desde pequeños, los perros rottweiler ya muestran su inteligencia y energía, pero ambas están recogidas en un pequeño cuerpo que se volverá muy poderoso y ágil. Por eso (y por su fuerza), si no se les educa con determinación pueden acabar teniendo problemas de conducta muy graves.

En el lado contrario, con un buen adiestramiento, todo cachorro rottweiler se convertirá, como dicen los expertos, en una compañía fiel y protectora. Además, puede llegar a ser un gran perro de servicio y de salvamento.

Un cachorro de rottweiler.

Vacunas del cachorro

Uno de los cuidados de un cachorro rottweiler más importantes es cumplir con el calendario de vacunación. Este suele comenzar a las 8 semanas de vida del can con vacunas como las que protegen del moquillo, la hepatitis infecciosa o el parvovirus.

Más adelante, aproximadamente a las 12 semanas, ya se le puede administrar la primera vacuna de la rabia al cánido. Hay que estar muy pendiente a las fechas marcadas por el veterinario, pues todas las vacunas necesitarán refuerzos posteriores.

Alimentación del cachorro rottweiler

La primera etapa alimenticia del cachorro rottweiler comienza con la lactancia de leche materna. Esto es todo lo que necesita durante sus primeras semanas de vida para sobrevivir. Una vez se produzca el destete, ya se le podrá ofrecer un pienso de calidad apropiado para esta etapa junior, pero siempre teniendo en cuenta que se trata de una raza grande.

Ese tipo de alimentación inicial contará con todos los nutrientes necesarios para que el perro llegue a ser un adulto sano y fuerte. Eso sí, hay que cumplir bien las indicaciones sobre las raciones, pues el rottweiler es un animal muy tragón.

De sobrepasar la dosis recomendada, la ansiedad por comer del perro puede provocarle que sufra una torsión gástrica. Por este motivo, también es importante alimentarlo después del ejercicio (nunca antes) y que se mantenga un rato en reposo tras haber comido.

Además de la torsión de estómago, por supuesto, más comida de la apropiada llevará al cachorro a desarrollar otro tipo de problemas de salud graves, como el sobrepeso. Hay que controlar mucho las dosis y calorías que ingiere un can de esta raza.

Higiene del cachorro rottweiler

Al tratarse de un perro de pelo corto, que además es duro, con dos cepillados semanales bastará para eliminar el vello muerto y la suciedad que pudiese haber en él de manera superficial. Para ello, se puede emplear un cepillo de cerdas pequeñas y suaves, como los disponibles de goma en las tiendas de animales (o una manopla).

En cuanto a los baños, cabe recordar que estos no son recomendados en los perros con mucha frecuencia, ya que se elimina la capa protectora natural que genera su piel.

En el caso de los cachorros, no se les puede dar su primer baño hasta que estos no tengan sus primeras vacunas. Esto es así porque el baño puede ocasionarle estrés al animal, lo que podría dar lugar a una respuesta negativa inmunológica a las vacunas.

Es importante también recordar la importancia de cortar las uñas del can cuando estas estén muy largas y no las haya desgastado de manera natural, así como limpiar sus oídos para evitar infecciones y cepillar su dentadura. Todos estos cuidados deben realizarse con cierta asiduidad.

Ejercicio para el cachorro rottweiler

Al igual que para bañarlo hay que esperar a que tenga sus primeras vacunas, también habrá que ser prudente a la hora de sacarlo a la calle. Después del proceso de inmunización, sus paseos se repetirán varias veces al día durante, al menos, 30 minutos. De esta forma, el cachorro se irá acostumbrando a ese nuevo ambiente y hará sus necesidades fuera de casa.

Además de esto, otro de los cuidados de un cachorro rottweiler relacionado con el ejercicio físico es que también necesita correr un poco. Sin embargo, al tratarse de perros en edad de crecimiento, el ejercicio no debe ser muy intenso, pues podría provocarle problemas en el correcto desarrollo de sus articulaciones al canino a largo plazo.

Salir dos veces al día los primeros meses y permitirle al can correr un poco mientras juega con otros en una zona acotada será suficientes hasta que cumpla un año de vida. Es importante adaptar los cuidados de un cachorro rottweiler a su edad.

¿Cómo educar a un cachorro rottweiler?

Una vez vacunado, el cachorro rottweiler podrá salir a la calle y socializar correctamente. Si al can se le aísla desde pequeño, de adulto será un perro miedoso que puede presentar conductas negativas hacia otros seres y situaciones.

Por otro lado, los de esta raza son perros muy inteligentes, por lo que se les puede comenzar a enseñar normas de obediencia básica desde cachorros. Sin embargo, precisamente esa inteligencia los hace necesitar tener la mente activa continuamente. En ese aspecto, los juegos de inteligencia para canes (juguetes interactivos, rellenables, etc.) los ayudarán a estimularse más allá de los músculos.

Además de esto, a la hora de educar a un cachorro rottweiler hay que mantenerse firme en el adiestramiento, pues que aprenda rápido no implica que no sea un poco cabezota. Por supuesto, su educación se debe basar en el refuerzo positivo y nunca utilizar la violencia contra el animal.

Los métodos negativos de enseñanza (gritar, golpear y encerrar) solo generan traumas en los perros y pueden acabar convirtiéndolos en canes agresivos. Por ello, es muy necesario educar desde el respeto y contar con la ayuda de un adiestrador profesional en caso de necesitarla.

Por último, en casa, todos los miembros de la familia deberán emitir hacia el can el mismo tipo de orden (misma palabra y mismo gesto) para la acción concreta que se desea que el rottweiler realice. De esta manera, se evitará el confundir al animal en un proceso tan importante.

Perro PPP

Este cánido es considerado en muchos lugares como Perro Potencialmente Peligroso (PPP), por lo que si se opta por tener a uno de ellos como mascota, lo primero que hay que hacer es informarse sobre los aspectos legales y las normas a seguir. Por suerte, en países como España el Gobierno está trabajando para eliminar la lista de PPP y así evitar prejuicios injustos sobre esta raza y las demás incluidas.

Por sus características, es considerado un perro que podría ser peligroso, pero la realidad es que no se trata de un animal agresivo por naturaleza. De hecho, es un can con un carácter, por lo general, bastante tranquilo. Simplemente hay que dedicarle el tiempo que necesita a su educación.

Otros consejos y cuidados de un cachorro rottweiler

Además de lo comentado, aquí se muestran otras consideraciones y cuidados a tener en cuenta para los cachorros rottweiler:

  • Antes de adoptar a uno de estos perros cachorros, el tutor o tutora debería asegurarse de si esta raza es la mejor opción. Como se ha comentado, se trata de un perro grande y fuerte, que necesita un buen adiestramiento.
  • Por muy bien educado que esté, por ser considerado peligroso, este can deberá llevar bozal puesto en los sitios públicos, por lo que acostumbrarlo a él desde cachorro también es muy importante.
  • Durante las primeras visitas al veterinario, se puede consultar cuándo es el mejor momento para esterilizar o castrar al animal. Es una práctica que reportará muchos beneficios a la salud y mejorará el comportamiento del can.
  • Se debe aprovechar el momento del corte de uñas para revisar que sus almohadillas estén sanas, sin heridas ni quemaduras.
  • Dado que necesita de muchas atenciones, es importante crear una rutina diaria para el cachorro que se debe cumplir con rigurosidad: horarios de comidas, paseos, juegos, etc.
Un cachorro de rottweiler sobre el césped.

Seguir los cuidados de un cachorro rottweiler no es una tarea compleja siempre y cuando se tengan en mente ciertas pautas básicas. Con respecto a otras razas, requiere atenciones especiales en lo que a la alimentación y ejercicio se refiere, pero por lo demás es un can resistente y muy agradecido.

  • Rottweiler. FCI. Recogido el 29 de julio en http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/147g02-es.pdf
  • Jönas, W. (2009). Rottweiler. Editorial Hispano Europea.
  • Cattaneo, F. (2018). El rottweiler. Parkstone International.
  • How To Take Care Rottweiler Puppies. Recogido el 29 de julio en https://www.petsworld.in/blog/how-to-take-care-rottweiler-puppies.html
  • Rottweiler. AKC. Recogido el 29 de julio en https://www.akc.org/dog-breeds/rottweiler/