Cuclillo o cuco: hábitat, características e incubación

El origen del nombre común del cuclillo deriva de la interpretación que se le da a su canto. Al escucharlo, se identifica un sonido de "Cu-cu", muy característico de esta ave.
Cuclillo o cuco: hábitat, características e incubación
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 02 julio, 2021.

Última actualización: 02 julio, 2021

Las aves son especies que se caracterizan por sus efusivos cuidados parentales, ya que cuidan de sus crías hasta que son capaces de volar por sí mismas. Sin embargo, el pájaro cuclillo o cuco común rompe por completo este patrón, ya que ni si quiera construye sus propios nidos, una característica única dentro del grupo de los pájaros.

Esta especie hace uso de nidos ajenos para depositar sus huevos, que serán criados por otras aves. Es por este tipo de conducta que ha atraído las miradas de varios investigadores. Sigue leyendo y descubre la historia de vida de este pájaro peculiar.

Hábitat del pájaro cuclillo

El cuclillo (Cuculus canorus) suele preferir las áreas con campos abiertos, aunque también es capaz de ocupar zonas alpinas, bosques o tierras de cultivo. Esta ave puede clasificarse como ubicua, ya que habita regiones de todo tipo y solo depende de la disponibilidad de alimento. Además, con excepción del archipiélago canario y Melilla, se le considera residente estival del territorio español.

Características físicas del cuclillo

Esta especie tiene un cuerpo largo, que puede alcanzar los 34 centímetros de longitud, más 15 centímetros que alcanza su cola. Su cuerpo puede llegar a pesar 2,5 kilogramos o menos y cabe destacar que no hay diferencias importantes entre machos y hembras.

El dimorfismo sexual de este organismo está presente en la coloración de las plumas. Mientras que los machos muestran colores grises con vientres blancos, las hembras pueden exhibir tonos marrón-rojizo o ser similares a los machos, pero con el pecho gris-marrón.

Los cuclillos jóvenes se pueden identificar fácilmente, pues presentan una coloración café, con parches blancos en su espalda.

Un cuco común preparado para volar.

Canto y comportamiento

Debido a que presenta características peculiares, el cuclillo no es una especie social. Hembras y machos están por separado durante la mayor parte de su vida y solo se encuentran cuando están en su época de apareamiento.

Los ejemplares de la especie prefiere pasar su tiempo buscando comida y nuevas áreas para descansar. Esto se debe a que son aves migratorias y no pasan mucho tiempo en un mismo lugar, lo que las lleva a priorizar comida y descanso. Realizan su viaje desde África hasta Europa, pero solo durante la época de reproducción.

Es posible observar a estas aves en diferentes ecosistemas, ya que tienen paradas de descanso durante su trayecto. Es un ave a la que le gustan los ambientes boscosos, por lo que se puede detener en zonas frondosas, cultivos y humedales. Una vez llega a su destino (Europa), su comportamiento pasa a ser social, ya que le es necesario para poder conseguir pareja.

Alimentación del cuclillo

Esta especie es insectívora, pero tiene cierta preferencia por las orugas. El ave aprovecha que estos insectos son despreciados por otras especies, ya que no tienen un sabor apetecible. Sin embargo, su dieta también puede incluir escarabajos, libélulas y grillos.

Por otro lado, las hembras presentan un elemento inusual en sus dietas, debido a que pueden llegar a comerse los huevos o polluelos de otras aves.

Especies del pájaro cuclillo

En general, los pájaros conocidos como cucos o cuclillos abarcan un gran número de especies con diversas características. Sin embargo, todas pertenecen a la familia Cuculidae. Los géneros más representativos son los siguientes:

  • Género Morococcyx: aves furtivas con un canto estridente, similar al de un silbato. Suelen encontrarse entre matorrales y arbustos, dentro de climas tropicales.
  • Género Chrysococcyx: pequeños pájaros que tienen un canto parecido a un silbido. Su distribución abarca Indonesia y algunas regiones de Australia.
  • Género Cuculus: son especies principalmente migratorias. Algunas tienen comportamientos parásitos y se distribuyen en gran parte de Asia, África y Europa.
  • Género Coccyzus: aves sigilosas y tímidas, que viven en bosques densos y zonas riparias. Son insectívoras, por lo que disfrutan de comer orugas. También son migratorias y pasan el invierno en regiones de Suramérica.
  • Género Dromococcyx: reservados y elusivos, viven en bosque tropical, donde no se les ve tan a menudo. Su canto es habitual en primavera y verano, por lo que puede parecer ausente en otras épocas del año.
  • Género Surniculus: habitantes de la región indoasiática, suelen ser sedentarios y difíciles de ver. Habitan zonas con matorrales y vegetación abundante, mientras que su canto es fuerte, vibrante y rápido.

Reproducción del cuclillo

El proceso de reproducción se lleva acabo entre abril y septiembre, época en la que esta ave tienen múltiples parejas. Es por ello que se le considera como una especie iterópara y polígama, con un solo evento reproductivo anual. Esto hace referencia a que se reproduce una vez al año, pero varias veces a lo largo de su vida.

Características del cortejo en el pájaro cuclillo

Los machos cantan y abren sus alas continuamente para poder llamar la atención de las hembras. También forman un territorio que defienden de invasores, para acaparar la mayor cantidad de parejas. Además, las hembras también cantan, con el objetivo de atraer parejas y competir por el macho más apto.

Esto sugiere que la hembra selecciona indirectamente al macho, lo cual se respalda por el desgaste que sufre al producir sus huevos. Dicho de otro modo, la madre optimiza la selección para tener crías de cuclillo con las mejores características.

De hecho, un estudio de la Universidad de Sheffield comprobó que varias especies de aves tienen la capacidad de almacenar el esperma por diferentes periodos de tiempo. Esto se debe a que fecundan sus huevos internamente, siendo necesario un reservorio, ya que la copulación y la fecundación no son eventos sincronizados.

Es más, el Instituto de Ornitología en Corea menciona que es probable que la diferencia en el color del plumaje de las hembras sea una forma de evadir el acoso de los machos. Esto se debe a que la ausencia del cuidado parental provoca un conflicto de exceso de apareamientos en la especie.

Ambos casos pueden relacionarse con un proceso selectivo, en en el que las hembras ponen las reglas del apareamiento.

Incubación del pájaro cuclillo

Una de las características únicas del cuclillo es su comportamiento al reproducirse, pues esto le ha llevado a ser catalogado como un ave parásita. La hembra, después del apareamiento, coloca sus huevos en los nidos de otras aves. Dicho de otro modo, sus hijos terminan siendo criados por padres adoptivos (hospederos).

Se les denomina parásitos porque esto perjudica a los hospederos, ya que alimentan a una cría que no es suya. Además, el cuclillo parental tira los huevos de la otra especie para asegurar que su prole tenga toda la atención. Sí, son malos padres, pero al menos se preocupan por su futuro.

De hecho, las madres visitan varios nidos antes de dejar sus huevos, ya que seleccionan los mejores para asegurar la supervivencia de sus crías. Dejan en total hasta 22 huevos, repartidos en varios nidos.

Los huevos del cuclillo varían de color. Esto es debido a que la hembra trata de mimetizarlos, para que la otra ave no se de cuenta de la treta. Cada huevo puede medir entre 22 milímetros de largo y 16 de ancho, pesando cerca de 3,2 gramos.

Una de las características del cuclillo es su capacidad para parasitar nidos de otros pájaros.

¿Quiénes son las aves parasitadas?

El huevo es incubado y protegido por el hospedero. Algunos de los más afectados pueden ser los nidos de especies como las siguientes:

  • Bisbita común (Anthus pratensis).
  • Carricero (Acrocephalus scirpaceus).
  • Acentor común (Prunella modularis).

Si embargo, estas solo son las más afectadas, pero les ocasiona problemas a múltiples aves más. El cuclillo puede “infectar” los nidos de muchísimas especies de paseriformes.

Una vez que el huevo llega al nido de los padres adoptivos, solo pasan alrededor de 12 días hasta que eclosionan. Durante este tiempo, los hospederos estarán cuidando y empollando a sus parásitos, ya que piensan que son parte de sus huevos originales. Esto termina ocasionando que los “adopten” sin que se den cuenta, dándoles todos los cuidados necesarios.

Nacimiento del cuclillo

Cuando nacen los polluelos, reciben todos los cuidados de sus padres adoptivos. Es más, aprenden y replican el canto de los polluelos de su hospedero, con el fin de llamar su atención. Gracias a esto, son procurados y alimentados hasta que alcanzan su madurez y aprenden a volar después de los 17 o 21 días.

Sin más por delante, estas aves realizan su vuelo migratorio para continuar con su ciclo de vida. Por ello, los jóvenes vuelan de regreso a África utilizando solo su instinto natural, ya que sus padres biológicos jamás les enseñaron la ruta de migración.

Existen muchos tipos de parasitismo.
Un cuco parasitando el nido de un petirrojo.

Estado de conservación

Esta ave esta clasificada como especie de menor importancia, por lo que su población no se encuentra en riesgo. Una de las razones de esto es su comportamiento parásito, pues gracias a él no es tan sensible a las perturbaciones de su medio. Sin embargo, la perdida de los bosques es una de sus amenazas más cercanas.

En la naturaleza, las aves parásitas son una gran atracción, ya que su comportamiento es un buen ejemplo de la adaptación. Su historia de vida aún esta llena de incógnitas, pero por lo menos, sabemos que su astucia le ha permitido al cuclillo persistir en el tiempo. Otra evidencia más de que el proceso evolutivo promueve las mejores estrategias de supervivencia.

Te podría interesar...
Curiosidades del cuco
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Curiosidades del cuco

Las curiosidades del cuco, un ave frecuente en España, se cuentan por decenas... ¿Sabías que es un pájaro que parasita a más de 300 especies distin...



  • Nakamura, H., Miyazawa, Y., & Kashiwagi, K. (2005). Behavior of radio-tracked Common Cuckoo females during the breeding season in Japan. Ornithological Science4(1), 31-41.
  • Birkhead, T. R., & Møller, A. P. (1992). Numbers and size of sperm storage tubules and the duration of sperm storage in birds: a comparative study. Biological Journal of the Linnean Society45(4), 363-372.
  • Brooke, M. D. L., & Davies, N. B. (1988). Egg mimicry by cuckoos Cuculus canorus in relation to discrimination by hosts. Nature335(6191), 630-632.
  • Davies, N. B., & Brooke, M. D. L. (1989). An experimental study of co-evolution between the cuckoo, Cuculus canorus, and its hosts. I. Host egg discrimination. The Journal of Animal Ecology, 207-224.
  • Davies, N. B., Kilner, R. M., & Noble, D. G. (1998). Nestling cuckoos, Cuculus canorus, exploit hosts with begging calls that mimic a brood. Proceedings of the Royal Society of London. Series B: Biological Sciences265(1397), 673-678.
  • Trnka, A., Požgayová, M., Procházka, P., Prokop, P., & Honza, M. (2012). Breeding success of a brood parasite is associated with social mating status of its host. Behavioral Ecology and Sociobiology66(8), 1187-1194.
  • Lee, J. W., Kim, H. N., Yoo, S., & Yoo, J. C. (2019). Common cuckoo females may escape male sexual harassment by color polymorphism. Scientific reports9(1), 1-9.
  • Schulze-Hagen, K., Stokke, B. G., & Birkhead, T. R. (2009). Reproductive biology of the European cuckoo Cuculus canorus: early insights, persistent errors and the acquisition of knowledge. Journal of ornithology150(1), 1-16.