¿Cuántas especies de roedores existen?

28 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Francisco Morata Carramolino
Estos animales son increíblemente numerosos. La mayoría de especies de mamíferos que se descubren hoy en día son roedores.

Todo el mundo está familiarizado con algunas especies de roedores. La mayoría de los humanos se han cruzado con un ratón que huye despavorido en al encender las luces del sótano o, en su defecto, ha visto una rata en el metro y rebuscando entre contenedores.

A pesar de su mala fama, los roedores no se reducen solo a estos eventos. Aunque algunas especies se consideran plagas en las ciudades —y pueden transmitir enfermedades o dañar cultivos—, cumplen con papeles ecológicos muy importantes en la naturaleza.

Estos animales se encuentra englobados en uno de los grupos de mamíferos más diversos y adaptables. Algunos roedores, incluso, pueden ser grandes mascotas. Si quieres aprender más sobre la diversidad de estos animales y averiguar cuántas especies de roedores existen, sigue leyendo.

Un número creciente de especies de roedores

La mayoría de estos mamíferos son muy pequeños, de colores poco llamativos y difíciles de distinguir. Además, son de hábitos huidizos y discretos. Por ello, aún no se han descubierto todas las especies de roedores y habitualmente se encuentran otras nuevas.

Actualmente, se conocen más de de 2500 especies de roedores, aunque este número está en constante aumento. Esto convierte a los roedores en el grupo de mamíferos más numeroso con diferencia, ya que constituyen en torno al 40 % de todas las especies de mamíferos descritas.

Los murciélagos son el segundo grupo más numeroso, pero tan solo cuentan con unas 1300 especies, menos de la mitad del taxón que aquí te mostramos.

Las enfermedades en el hámster pueden ser letales.

Todos los roedores están agrupados en el orden Rodentia. Dentro de este taxón existen un total de 36 familias, que clasifican a las especies de roedores de acuerdo a sus relaciones evolutivas. La familia más numerosa es Muridae, con un total de 834 especies. Esta contiene a las ratas, ratones y similares.

Seguidamente, se encuentra la familia Cricetidae, con 792 especies, que incluye a los hámsteres y los topillos. Tras esta agrupación está la familia Sciuridae, con 298 especies como las marmotas, ardillas y perritos de la pradera.

El resto de familias son mucho más pequeñas, pero también incluyen otros roedores muy relevantes, como los castores, las ratas canguro, los lirones o las ratas topo, entre muchísimos otros. Como seguramente se ha podido apreciar a lo largo de estas líneas, la variedad de roedores es infinita.

Características de los roedores

Siendo un grupo tan extenso, diverso y numeroso —que ha colonizado casi todos los rincones del planeta y ha desarrollado estrategias tan diferentes—, existen muchas diferencias entre las especies de roedores. Sin embargo, pueden encontrarse algunos rasgos comunes que sirven para distinguirlos de otros animales. Te presentamos algunos ejemplos.

Estructura de la mandíbula

La característica más representativa de los roedores es que cuentan con un solo par de grandes incisivos en cada mandíbula, que utilizan para roer el alimento. Los incisivos se desgastan a medida que son utilizados, pero siguen creciendo y regenerándose durante toda la vida del animal.

Además, este aparato dental cuenta con un sistema para mantenerse siempre afilado. Detrás de los incisivos, estos animales tienen un hueco muy grande sin dientes —el diastema— y al final de las mandíbulas aparece un número reducido de molares.

Modo de vida

Los roedores están presentes en prácticamente todo el mundo, con excepción de Nueva Zelanda, la Antártida y algunas islas, hayan llegado allí por sus propios medios o gracias a la acción humana. Por ello, se han adaptado a ambientes muy diferentes y han desarrollado modos de vida radicalmente distintos.

Mientras que muchas especies de roedores habitan en el suelo y son fosoriales —capaces de excavar y formar galerías—, muchas otras son principalmente arborícolas, como ocurre con las ardillas. Además, también existen bastantes especies semiacuáticas, entre las que destacan los castores, las ratas de agua y el coipú.

La dieta de la gran mayoría de especies consiste en materia vegetal, ya sean semillas, hojas, frutos o madera, aunque también existen roedores omnívoros o insectívoros. Todos ellos cumplen un rol muy importante en los ecosistemas, ya que sirven de alimento para muchísimos otros animales.

Algunos roedores son solitarios y muchos otros sociales. Además, mientras que la mayoría son minúsculos, roedores como el capibara, el castor y el puercoespín pueden alcanzar tamaños considerables.

Especies que no son roedores

Debido a las grandes diferencias entre los grupos de roedores y lo numerosos que son, es frecuente creer erróneamente que algunos animales son roedores, cuando realmente se engloban en otro taxón. Algunos de los ejemplos más comunes son:

  • Los conejos, liebres y pikas: estos mamíferos también tienen grandes incisivos, orejas grandes, roen alimentos y cavan galerías en el suelo. Sin embargo, no son roedores, sino que pertenecen al orden de los lagomorfos. A diferencia de los roedores, tienen 2 pares de incisivos en la mandíbula superior, un par situado delante del otro.
  • Erizos: su morro alargado y hábitos terrestres pueden provocar confusiones. Mientras que los puercoespines sí son roedores, los erizos no entran en este grupo.
  • Topos y musarañas: tienen hocicos largos y excavan madrigueras. Además, las musarañas son excepcionalmente similares a los ratones, sin embargo, esto se debe a convergencia evolutiva. Junto con los erizos, los topos y las musarañas conforman el orden Eulipotyphla.
  • Murciélagos: a pesar de ser conocidos a menudo como ratas con alas, los murciélagos no roedores sino quirópteros, el segundo grupo de mamíferos más numeroso. No tienen los incisivos de los roedores, sino dientes afilados similares a las de otros mamíferos depredadores.
Un hámster europeo erguido.

Como se ha podido comprobar, hay un número enorme de especies de roedores y este no hace más que crecer. Descubrir nuevas especies es un paso muy importante para su preservación, ya que no se puede conservar lo que no se conoce.

  • Burgin, C. J., Colella, J. P., Kahn, P. L., & Upham, N. S. 2018. How many species of mammals are there?. Journal of Mammalogy. 99: 1-14.
  • https://ucmp.berkeley.edu/mammal/rodentia/rodentia.html
  • https://www.activewild.com/rodents/
  • https://animaldiversity.org/accounts/Rodentia/