¿Cuál es el animal doméstico más inteligente?

Yamila · 29 julio, 2019
Después de leer este artículo podrás saber cuál es el animal doméstico más inteligente, o al menos del que se tengan datos fieles al respecto; cada mascota presenta habilidades diferentes y, por ello, consideramos que todas tienen cierto grado de inteligencia

Algunos dicen que son los gatos, mientras que para otros los perros se llevan todos los honores. En el siguiente artículo trataremos de aclararte cuál es el animal doméstico más inteligente. ¡No te lo pierdas!

El animal doméstico más inteligente es…

Antes de responder a esta pregunta y saber qué animal doméstico se lleva el premio al más inteligente, debemos definir a qué nos referimos con ‘inteligencia’.

Una mascota puede ser más o menos inteligente según los estímulos o la enseñanza que reciba, pero además hay un factor genético de la raza o de la especie que tiene mucho que ver. Por eso, se dice que es necesario acentuar las capacidades desde cachorro.

Ahora sí, es momento de saber cuál es el animal doméstico más inteligente, o al menos cuáles son las mascotas más listas:

1. Perro

Una de las maneras de medir la inteligencia de los canes es enseñarles diferentes ‘trucos’ o que respondan a sus órdenes. Se dice que los perros tienen la capacidad intelectual de un niño de dos o tres años, de ahí que puedan ‘aprender’ el significado de no pocas palabras.

Si bien el perro ha acompañado al hombre desde hace siglos, una vez que fue domesticado el lobo no se ha investigado demasiado su inteligencia. Uno de los pocos estudios al respecto fue realizado por un profesor de psicología llamado Stanley Coren, quien publicó un libro sobre la inteligencia de los canes.

En él indica cuáles son las razas más inteligentes, las cuales han podido comprender órdenes en menos de cinco repeticiones o incluso obedecer a la primera orden. El top 5 de perros inteligentes está formado por el border collie –foto que abre este artículo–, el caniche, el pastor alemán, el golden retriever y el dóberman.

2. Gato

Se dice que el gato es el animal doméstico más inteligente debido a que parece que siempre está tramando algo. Esto se debe a su gran poder de observación y a su innata curiosidad. Incluso pueden simular que duermen o pasarse horas sin moverse mientras observan una posible presa, como un pájaro, un ratón o un insecto.

Mascotas más cariñosas: gato

Algunos afirman que los gatos pueden comprender y razonar y, por ello, cuando les hablas te miran a los ojos. No todas las razas tienen la misma capacidad y hay algunas más inteligentes que otras. Podemos destacar tres: el manx (conocido porque no tiene cola debido a una mutación genética), el american wirehair (de bigotes y pelo rizado) y el angora (originario de Turquía).

3. Loro

Las aves son animales más que inteligentes, pero en el caso del loro nos llama la atención su capacidad para hablar y repetir palabras como si fuese una persona. ¡Y muchos de ellos cantan en diferentes idiomas!

Enseñar a hablar a tu loro

Y no solo eso, ya que tienen la habilidad para manipular y usar ciertas herramientas entre sus garras o pico, o distinguir conceptos como grande-pequeño. Incluso algunos loros pueden realizar operaciones matemáticas sencillas.

4. Hámster

Los roedores son animales muy hábiles y se ha estudiado bastante sus comportamientos y habilidades. Albert Einstein decía que si los hámsteres fuesen más grandes, dominarían el mundo.

Mascotas más cariñosas: hámster

Si se tiene en cuenta que las colonias de ratas y ratones son muy organizadas, y que toman decisiones sencillas en poco tiempo, no podemos negar esa afirmación del físico alemán más importante y conocido del mundo.

Pero volviendo a los hámsteres, aquellos que tienen una de mascota saben que se trata de un animal más que inteligente y capaz de hacer ejercicio, buscar refugio o salir de un laberinto en tiempo récord.

Si consideramos a las ardillas como mascotas, también podrían estar en este ránking de animales domésticos más inteligentes. Estas son conocidas por su ingenio al momento de proteger su comida y a su familia, y por su estado de alerta constante debido a su poder de observación y a sus hábiles ojos.