5 consejos para cuidar un gato sordo

6 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los gatos sordos pueden ser mascotas felices como cualquier otra; aquí te decimos cómo cuidarlo para que tu minino esté siempre sano y contento

Tener un gato sordo puede parecer una tarea compleja. Además de sus necesidades habituales, tendrás que aprender nuevas formas de comunicarle lo que necesitas!

Aunque parezca difícil, la realidad no es tan complicada. Gatos y humanos son seres muy adaptables, y con algo de constancia podrán entenderse sin problemas. En este artículo te daremos cinco consejos para cuidar a un gato con discapacidad auditiva.

Los gatos sordos

Algunos gatos nacen sordos y otros se vuelven sordos en el transcurso de sus vidas. La causa más común de sordera no congénita en gatos es la edad. Otras causas pueden ser las afecciones del canal auditivo como la otitis.

Existen evidencias de una relación entre la pigmentación del pelaje de los gatos domésticos y la incidencia de trastornos congénitos de audición. No todos los gatos blancos son sordos, pero los gatos blancos de ojos azules tienen más probabilidades de presentar sordera congénita.

Sordera en gatos blancos

Síntomas de la sordera en gatos

Para saber si tu gato es o se está volviendo sordo, deberás llevarlo al veterinario y prestar atención a su comportamiento. Un síntoma común de sordera en gatos es el aumento del tiempo de sueño. Este síntoma puede ser algo confuso, dado que a los felinos les gusta dormir.

Un gato sordo también puede parecer más atento. Si notas un inusitado interés de tu gato por ti o por otras mascotas en la casa, puede que esté observando con mayor cuidado tus movimientos.

Muchos gatos sordos se fijan en tu comportamiento o el de otros animales para saber lo que está sucediendo a su alrededor. Otros signos comunes pueden ser:

  • Tu gatito no se da cuenta de cuando entras en casa.
  • No responde a los sonidos cotidianos, como su nombre, ruidos fuertes y juguetes chirriantes.
  • No se despierta con ruidos fuertes, como el timbre de la puerta.
  • Mayor sensibilidad a olores y temperatura.

Estas son algunas de las señales posibles de sordera en gatos. Recuerda que si tienes dudas has de consultar a tu veterinario.

Consejos para cuidar un gato sordo

A pesar de su condición, un gato sordo poder ser una excelente mascota. En general, su cuidado es similar al de un gato normal. Solo hemos de tener en cuenta ciertos detalles que facilitarán su vida y harán la convivencia más llevadera.

1. Evita los sustos

Los gatos que viven en el interior aún mantienen sus instintos salvajes que les hacen creer que siempre están siendo cazados. Por esta razón, puede causar mucho estrés si siempre te acercas sigilosamente a tu gato, incluso por accidente.

Es recomendable usar señales visuales para indicarle a tu gato que te acercarás. Si está dormido y quieres llamar su atención, asegúrate de causar algunas vibraciones. Camina con pisotones o da un par de palmadas fuertes. El temblor la alertará de tu presencia.

Gato dormido

2. Educa a tu gato sordo

Aunque sean ligeramente distintos, es igualmente importante educar a tu gato sordo. Como están en mayor sintonía con los estímulos visuales, aprovecha para usar tu cuerpo como una forma de comunicación.

Cuando te mire, agáchate hacia el suelo y extiende tu mano para llamarlo. Refuerza su instinto para acercarse a ti mediante el uso de una pequeña golosina.

Puedes ponerte de pie y agitar los brazos por encima de la cabeza a medida que te acercas para comunicarle tu disgusto cuando salta sobre la encima de la cocina.

Además, puedes enseñarle a un gato sordo a no saltar sobre una mesa o encima usando una botella de chorro llena de agua para mojarle un poco. Un chorro de agua no es doloroso y atrae la atención del gato si está mirando hacia otro lado. Además, según algunos expertos, puede ayudar a corregir el comportamiento sin que el gato te tenga miedo.

3. Mantener seguro a tu gato sordo

Hay demasiadas amenazas al aire libre para un gato sordo. No pueden escuchar perros ladrando, bocinas de automóviles o personas gritando.

Por estas razones, es importante brindar un área de descanso cómoda junto a una ventana donde puedan mirar hacia afuera y ver todo lo que está sucediendo. Si tienes el espacio suficiente, es ideal que tenga acceso a una jaula para gatos en el patio. Allí podrá respirar el aire fresco y ver otros animales.

También es una opción que le enseñes a pasear con correa. Se divertirá mucho caminando por el vecindario mientras se mantiene a salvo. ¡Aprenderá más rápido de lo que crees!

Gato con correa va de paseo

4. Búscale compañía

Todos los gatos se benefician de tener otras mascotas a su alrededor, particularmente otros mininos. Esto es especialmente cierto en el caso de los gatos sordos. En general, en estas condiciones los felinos tomarán pistas del comportamiento de otros animales para saber lo que está sucediendo.

Idealmente, debería tener dos gatos desde pequeños para facilitar la convivencia cuando ambos fueran mayores. Si tienes un gato sordo y quisieras traer uno nuevo para hacerle compañía, es importante asegurarse de que el carácter sea compatible.

Además, deberás entender que ambos pasarán por un período de adaptación. Este puede llevar desde algunos días hasta meses. Si has hecho la elección correcta y les proporcionas cantidades adecuadas de ejercicio, ambos gatos estarán felices de tener un nuevo amigo.

5. Establece una rutina

Los gatos son criaturas quisquillosas que aman la rutina y la fiabilidad. Esto es aún más cierto cuando a tu gato le falta uno de sus sentidos. Para evitar desorientarle y causarle estrés, mantente al día con una rutina confiable de comidas y evita reorganizar los muebles.

Al crear un horario y seguirlo, puedes enseñarle rápidamente a un gato sordo rutinas domésticas importantes. Tu felinos puede aprender cuándo ocurren las comidas y cuál es el lugar de alimentación.

Los gatos, sordos o no, siguen siendo mascotas felices. En general, hacer adaptaciones simples para una mascota con discapacidad auditiva no es difícil.

Al abrir tu casa a un compañero cuadrúpedo con discapacidad auditiva descubrirás un amigo inseparable. ¡Ambos aprenderéis nuevas formas de comunicaros!

  • Cao, Z., Xu, Y., Tan, X., Suematsu, N., Robinson, A., & Richter, C.-P. (2018). Electrical and optical co-stimulation in the deaf white cat. In Optical Imaging, Therapeutics, and Advanced Technology in Head and Neck Surgery and Otolaryngology 2018 (Vol. 10469).
  • Muniak, M. A., Connelly, C. J., Tirko, N. N., O’Neil, J. N., & Ryugo, D. K. (2013). Synaptic Organization and Plasticity in the Auditory System of the Deaf White Cat, 83–128.
  • Hartmann, R., Klinke, R., & Heid, S. (1997). Functional Organization of the Auditory Cortex in the Congenitally Deaf White Cat, 561–575.