Comportamiento de los hurones

Virginia Duque Mirón · 23 septiembre, 2017

Los hurones se pusieron de moda como mascota hace unos años. Hoy en día se puede ver a personas que pasean con hurón por la calle como si fuera un perro. ¿Qué tienen ambas especies de diferente? ¿Cómo es tener un hurón como mascota? Si estás pensando en adoptar uno, te contestaremos todas estas y otras preguntas.

Los hurones son una especie independiente que no puede ser comparada con ninguna otra mascota que hayamos tenido. Por ello, entender su comportamiento y su lenguaje corporal nos será muy útil para quererlo, entenderlo y convivir en paz y armonía con él.

Cómo entender el comportamiento de los hurones

Para entender el comportamiento de los hurones, vamos a examinar algunas cosas que hacen y vamos a interpretarlas.

Ferret Dead Slepp

Esto se podría traducir como un sueño profundo, como dice la palabra en inglés, casi muerto. Los hurones entran a menudo en este tipo de sueño por la razón de que tienen un gran caudal de energía, por lo que cuando juegan o hacen ejercicio gastan mucha.

En este sueño, los hurones están profundamente dormidos, tanto que les puedes gritar, cogerlos, tocarlos o hacerles lo que quieras, ¡no se despertarán!

Escarbar

Esto parece más una acción de perros, pero no te equivoques, los hurones son escarbadores de forma innata. Este será un comportamiento que no podrás eliminar en un hurón, pues forma parte de su vida y su personalidad. Es más, te aconsejamos que le pongas a mano un cuenco para hacerlo y fomentar esta actividad que lo ayuda a tener equilibrio en su vida.

No te extrañes si lo hace con la comida y esta termina esparcida por el suelo. No le regañes, no te entenderá, simplemente dale otra opción.

Tirar cuencos de agua

Los hurones son muy juguetones, por lo que jugarán con cualquier cosa que se encuentren. Si el agua y la comida están junto a él en el momento en que quieren jugar, no lo pensarán dos veces. Esto sin contar que a estos animalitos les encanta jugar con aguas poco profundas, ¿cómo van a resistirse a un bol?

No obstante, este comportamiento de tirar el cuenco de comida o de agua, puede ser un indicativo de aburrimiento o de enfado si lo has tenido en la jaula demasiado tiempo.

Morderte los pies

Te aconsejamos que no estés por casa con chanclas, pues tu hurón podría venir a morderte. En realidad es un juego para ellos, no quieren hacerte daño, pero ellos tienen una piel muy gruesa, y muerden en proporción a esta.

Por tanto, para ellos no sería un mordisco doloroso, pero para nosotros, prepárate para gritar. No obstante, este comportamiento se puede frenar si le enseñamos a entender un “no” cuando se acerque y le damos otra opción, como un juguete.

Siseo

El siseo es una forma de mostrar su miedo o excitación. Por tanto, si ves que un hurón que no conoces lo hace, no te acerques a él. Podría morderte y hacerte daño. Incluso si es el tuyo y quieres consolarlo, acércate con precaución y susurrándole palabras tranquilizadoras.

Obsesión por algo

Cuando a uno de estos animales le gusta algo, le gusta para siempre. Se obsesionan, no quieren que les quites eso que tanto aman. Si tienen un juguete favorito, es probable que veas cómo lo esconde en un lugar secreto, y si intentas sacarlo o cogerlo para jugar con él, el animal se podrán ansioso, nervioso e incluso enojado.

De hecho, incluso se pelean entre ellos si uno quiere coger el objeto preferido del otro. Mejor no lo toques y te ahorrarás un mordisco.

Marcar territorio

También son muy territoriales, por lo que si un nuevo hurón llega o hace tiempo que no ha estado en un lugar de la casa, hará un marcaje con pis o heces. A veces, simplemente rozarán el hocico y los genitales para hacer ver que este es su territorio.

Ya ves que el comportamiento de los hurones es especial, diferente a otras mascotas que hemos conocido. Entender cómo actúan nos ayudará a tener una buena convivencia con nuestro nuevo amigo.