Cómo tratar la congestión nasal de tu perro

Aunque lo habitual es que se deba a un resfriado, puede ser que el can padezca una infección respiratoria o una alergia, lo que se encargará de diagnosticar un veterinario; en cualquier caso, hay unos remedios caseros que tienen que ver con la comida y con la limpieza, así como los masajes en la nariz de la mascota

¿Escuchas a tu perro estornudar, moquear o incluso roncar? Es posible que tenga una congestión nasal. Esta no conlleva siempre un resfriado, aunque es molesto para el animal y podría ser causa de un infección respiratoria que hay que tratar. Si estos signos suceden debes llevar al animal veterinario, pero mientras los medicamentos hacen efecto, tú puedes tratar la congestión nasal de tu perro.

La congestión nasal de tu perro

La congestión nasal es un signo claro de que el animal está resfriado, aunque en ocasiones puede ser causada por otros motivos. Por ejemplo, una infección respiratoria o una alergia. También podría ser que el animal se hubiera insertado un pequeño objeto por la nariz y que no te hayas dado cuenta.

Una infección dental que se hubiera extendido hasta la zona nasal también podría ser la causante de la congestión nasal. Es por ello que lo más recomendable para entender la causa es acudir al veterinario para que sea este quien determine la causa.

Normalmente la sinusitis, como se conoce a la congestión nasal, no suele ser grave, aunque ya sabes que nunca hay que dar nada por sentado y debes intentar prevenir cualquier anomalía que tu perro pueda estar sufriendo.

Bulldog durmiendo

Los síntomas de la congestión nasal de tu perro suelen ser estornudos, tos, ronquidos o respiración brusca. También podría moquear, especialmente agua, y tendrá la boca abierta para respirar. Aunque será el médico quien determine la causa y trate la afección, hay cosas que pues hacer en casa para tratar la congestión nasal de tu perro.

Cómo tratar la congestión nasal de tu perro en casa

El veterinario, depende de la afección, podría recetar a tu mascota antihistamínicos, esteroides, cremas tópicas o en el peor de los casos, antibióticos si se trata de un infección. Mientras estos hacen efecto, el perro seguirá con la nariz congestionada, lo cual es muy molesto y probablemente no le permita siquiera dormir.

Sigue estos consejos para calmar los síntomas y que tu animal pueda descansar mejor:

Masajea su nariz

A veces, la congestión nasal puede ser causada por una irritación nasal que inflama la zona. Un leve masaje de la zona superior de la nariz podría aliviar esta hinchazón y permitir que el anima respire mejor.

Dale un plato de comida caliente

El calor de la comida podría destapar sus orificios nasales y hacer que el animal se sienta más aliviado. Aún si esto no funcionara, seguro que tu animal disfrutará de un plato tan rico. Este plato podría ser una sopa que prepares con ingredientes aptos para tu perro o una lata de comida húmeda calentada.

Dale una buena alimentación

Como ocurre con las personas, cuando un animal se siente mal por cualquier motivo, en este caso por la congestión nasal, es posible que pierda el apetito, lo que hará que sus defensas se debiliten y sea más propenso a contraer otra enfermedad, o a dejar que la infección avance, en caso de que sea esto lo que causa la congestión.

Elegir el pienso ideal para tu perro

Darle un alimento reforzado que mejore su estado inmune será una de las mejores maneras de aliviar los síntomas de la congestión nasal de tu perro.

Limpia su nariz

A veces el cúmulo de agua que la nariz expulsa cuando hay congestión puede ser la causante de la propia congestión. Por eso es recomendable intentar con un bastoncillo de oídos y, con mucha delicadeza, sacar parte de esta de la nariz de tu animal. Esto podría hacer que los conductos se abrieran un poco.

Vapor

Este será un remedio un tanto más difícil de aplicar porque es posible que a tu perro no le guste. Sin embargo, será el más eficaz. El vapor abrirá las fosas nasales y permitirá que el animal pueda respirar con normalidad.

Prueba con estos trucos y ayúdate de sprays nasales que el veterinario te puede recomendar. De este modo lograrás calmar la congestión nasal de tu perro.

Te puede gustar